Sociedad

Hipertrofia genital, el mal que se lleva en silencio

Seis de cada diez mujeres entre 20 y 40 años de edad presentan hipertrofia genital, una alteración que se lleva en silencio y en la intimidad, y que genera problemas de autoestima y en la vida sexual. Sin embargo, según el cirujano Juan Pablo Quiroga, hay una solución quirúrgica para ello.

Infografía cirugía vaginal.

Infografía cirugía vaginal.

La Razón / A. Melgarejo / Cochabamba

00:03 / 03 de junio de 2012

“Todas las cirugías estéticas tienen que ver con la autoestima” asegura el especialista, para quien una intervención de carácter estético tiene un gran componente psicológico, en especial entre las mujeres, que expresan la necesidad de elevar su autoestima al mejorar alguna parte de su cuerpo.

Estas mejoras no solamente están referidas, por ejemplo, a cirugías para levantar la nariz, aumentar el busto o los glúteos, sino que existen intervenciones quirúrgicas destinadas a contrarrestar malformaciones, ya sea en zonas visibles del cuerpo o no. La cirugía genital, también llamada labioplastía o ninfoplastía, es una de ellas y está destinada a reparar una hipertrofia genital (labios menores muy redundantes o asimétricos).

Quiroga afirma que estas malformaciones generan problemas a nivel psicológico. “Vi pacientes cohibidas con difícil desenvolvimiento social e íntimo. Al realizar esta cirugía se ha visto otro tipo de satisfacciones, no solamente en lo sexual, sino personal. La persona se desenvuelve de otra manera, pues por lo general son personas tímidas que después cambian”.

Roxana (nombre ficticio) es una de las pacientes que llegó al consultorio de Quiroga en busca de ayuda; presentaba una hipertrofia en los labios menores, un crecimiento desproporcionado en relación a los labios mayores, cuyo volumen era molesto.

Le costó contar el problema. Según el galeno, no es común consultar sobre este tipo de patologías. “Incluso en medicina esta patología no es tan conocida y no es tan común que las pacientes consulten, porque es, precisamente, una zona íntima”.

Los cambios sociales, el inicio de las relaciones sexuales a temprana edad y las molestias que se presentan al tener una relación sexual llevan muchas veces a la consulta médica, especialmente a cirujanos plásticos, pero también a ginecólogos que realizan este tipo de cirugías. Son mujeres jovenes, entre los 20 y 40 años, las que solicitan este tratamiento y los operaciones van en aumento en Europa, EEUU y Brasil.

Causas. “Las pacientes consultan por esta patología por presentar molestias a la hora de la higiene, especialmente durante la menstruación, porque es muy difícil mantener la limpieza y por molestias de tipo irritativo por la transpiración. Además, por exceso en el uso de papel, problemas al caminar o al vestirse con ropa justa”, explica.

La solución al problema es una cirugía que dura una hora, es ambulatoria. “Lo que se hace es una resección (extracción) o una plastia de labios menores, se quita el exceso de piel para que no exista esa desproporción”.

El especialista asegura que en muchos lugares del mundo, la intervención se realiza con anestesia local y sin sedar por completo a la paciente, pero no es conveniente. “No estoy de acuerdo, se debe usar algún tipo de sedación particularmente porque pienso que en cirugía plástica la intervención no debe ser un trauma, más al ser una zona delicada para las mujeres”.

Luego de la reducción de los labios menores, se realiza la remodelación de piel y mucosa que hay en la zona. La recuperación es pronta, sostiene, la paciente puede dejar la clínica en el día y los cuidados, para evitar problemas, son mínimos, tienen que ver con la higiene y las curaciones porque es una zona cercana al orificio anal y uretral. “Realizando una limpieza no debería tener ningún tipo de problema, no se han presentado problemas postoperatorios”, apunta el cirujano.

A los seis meses, cuando los tejidos están recuperados y normales, la paciente podrá tener una vida sexual activa y sin molestias. En cuanto a costos, Quiroga afirma que aún no atendió casos de este tipo en Bolivia, por lo que no tiene una referencia sobre cuánto costaría, pero en Buenos Aires, Argentina, donde también atiende, la operación llega a costar en promedio $us 2.500.

En 10 días se retoma la vida normal

Tiempo

La intervención dura una hora y es poco agresiva. En una semana, la mujer está recuperada y las molestias se limitan a pocos días. Durante los tres a cuatro primeros días se inflaman considerablemente los genitales a consecuencia de la intervención, pero progresivamente van desapareciendo el edema y los hematomas hasta que se logra una forma casi normal a los diez días.

Otros tipos de  cirugías genitales

Alternativas

La reducción o engrosamiento de labios mayores (con grasa o con ácido hialurónico) y el estrechamiento vaginal, mediante una vaginoplastía.

Liposucción

Es un tratamiento que se utiliza para  retirar la grasa acumulada en la almohadilla que se ha formado en la zona del pubis o monte de Venus.

Perineoplastía

Recupera la estética y firmeza de la abertura vaginal, llamada perineo; la que, con frecuencia, sufre distensión y ensanchamiento durante los sucesivos partos.

Clítoris

Redefinición del clítoris para aumentar la sensibilidad en la relación íntima. La mayoría de estas cirugías se realiza luego de los 30 años.

Himenoplastía

Reconstrucción de himen mediante cortes delicados realizados sobre los restos del himen original, que luego se suturan con hilos muy finos.

Consiste en rejuvenecer la vagina - Juan Pablo Quiroga

Lo primero que deben saber las mujeres que tienen este tipo de patología (hipertrofia genital) es que hay cosas que se pueden mejorar con ayuda de la medicina . Si una mujer no se siente satisfecha con su propio cuerpo, hay cosas que se pueden mejorar, por lo que pueden acudir a profesionales, cirujanos o ginecólogos, que pueden recomendar una cirugía genital. Cuando hablamos de cirugías genitales, estamos hablando de un rejuvenecimiento vaginal de una patología muy poco conocida en el medio, menos aún en Bolivia, porque la alternación se encuentran en una zona muy íntima de la mujer. Este tipo de problemas afecta la autoestima de las personas, las vuelve tímidas y perjudica su relacionamiento con otras personas. Por eso es importante que se sientan bien consigo mismas.

Juan Pablo Quiroga es cirujano plástico

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia