El Financiero

El enfoque de género en finanzas es todavía limitado

En Bolivia no existe equidad de género en la obtención de financiamiento ni en los cargos de dirección del sector debido al poco acceso a la educación de la mujer, a su multiplicidad de funciones y a que hay pocos productos con enfoque integral, entre otros.

Infografía: FMG/La Razón. Fuente: Gaceta Financiera con base de datos de la ASFI.

Infografía: FMG/La Razón. Fuente: Gaceta Financiera con base de datos de la ASFI.

La Razón (Edición Impresa) / Marcelo Padilla / La Paz

00:01 / 24 de octubre de 2018

En Bolivia no existe equidad de género en la obtención de financiamiento ni en los cargos de dirección del sector debido al poco acceso a la educación de la mujer, a su multiplicidad de funciones y a que hay pocos productos con enfoque integral, entre otros.

El primer hecho se refleja en los datos a 2017 de la Asfi, que muestran que el 40% de los prestatarios del sistema financiero son mujeres con una participación del 34,3% en la cartera total de créditos.

“El que la mujer tenga que pedir autorización del esposo o del concubino para un crédito ya limita el acceso al crédito”, dice Yvette Espinoza, jefa de la Unidad de Seguimiento del Sistema Financiero del Ministerio de Economía, en el Primer Conversatorio “Las mujeres en el sistema financiero”, organizado el 11 de octubre por la consultora Gaceta Financiera con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung.

“A un hombre no le piden eso (en la banca), sino está implicada una garantía hipotecaria; el hombre puede pedir un crédito y la mujer ni siquiera se entera”, agregó.

Mónica Chuquimia, ejecutiva de la organización de empresarias Conecta Mujeres, cree a su vez que hay políticas públicas que no contribuyen a la igualdad de condiciones para que una mujer pueda acceder a financiamiento, por el hecho de que no se las valora en el ámbito en el que se desarrollan.

“A la mujer se la debe evaluar de diferentes formas”, desde las responsabilidades familiares y domésticas, pasando por el cuidado y la crianza de los hijos, hasta sus emprendimientos en negocios.

Otro indicador de la disparidad en el trato a los hombres y las mujeres en el rubro es la presencia femenina en los cargos de dirección de las entidades financieras, 18%, cuando en el mundo esa proporción es del 40%.

Verónica Ossio, directiva de la Fundación Profin, señaló que esa brecha se debe a que “muy pocas mujeres acceden a niveles de educación de alta calidad, ya sea en el colegio o en las universidades”.

“Es algo real. La mujer tiene que decidir entre atender a su familia o dedicarse al 100% a su profesión, porque no tenemos esa diferenciación que nos permita tener igualdad en cargos jerárquicos del sistema financiero”, afirmó por su lado Espinoza.

DATOS

“Ellas dejan de lado la realización profesional mientras está en esa etapa de crianza (de los hijos) y solo después puede ocupar niveles gerenciales”, añadió.

“La (mayor) participación de la mujer implica un proceso que viene desde la educación, pero estamos logrando espacios” y enfrentando “este problema”, que también se ve en otras actividades económicas, expresó Raquel Galarza, gerente Nacional de Crecer IFD, cuya cartera de créditos va en un 80% a la población femenina.

“Nuestro objetivo es estar en todos los espacios en los que está la mujer. No se realiza ningún tipo de discriminación, tenemos el 56% de las funcionarias en mandos medios, pero no en gerencias y directorio”, indicó Nathaly Yohvio, jefa de Productos Especiales del Banco Económico, que en mayo del año pasado lanzó el programa “Red mujer”, de productos y servicios orientados al negocio, el hogar y el bienestar de las emprendedoras.

Claudia San Martín, gerente Nacional de Desempeño y Responsabilidad Social del Banco FIE, aseguró que en su empresa las mujeres son parte del 51% de las decisiones ejecutivas y que las trabajadoras tienen las mismas oportunidades que los hombres en cuestiones de ascensos y acceso a cargos con el mismo salario. “Escoger entre su carrera profesional y la maternidad son aspectos que se tienen que abordar desde la organización”, recomendó.

Rocío Ramírez, jefa regional de Microcrédito del Banco Unión, dijo que antes “el sistema financiero era considerado como machista, pero ahora ya no es así. La mujer no se ha quedado y está demostrando que es capaz de asumir retos al igual que el hombre”.

“Hay que ir paso a paso para lograr lo que la Constitución determina: el ser inclusivos en materia financiera”, declaró Tatiana Flores, gerente de la Gaceta. Esto es esencial, ya que “en Bolivia y en muchos países se evidencia que mientras más mujeres tienen las empresas en su fuerza laboral, más rentables son”, añadió Ossio.

LA MUJER EN EL SISTEMA FINANCIERO

- Yvette Espinoza, jefa Unidad de Seguimiento: ‘Deberían generar la inclusión’

“El sistema financiero debería generar la inclusión de la mujer respetando su condición. Deberían existir productos adecuados a las características de las mujeres”.

- Raquel Galarza, gerente Nacional de Crecer: ‘Hay una limitación notoria’

“Hay una limitación y una diferencia notorias. Las mujeres, en muchos casos, tienen labores de amas de casa y los varones llevan el sustento a las familias”.

- Mónica Chuquimia, ejecutiva de Conecta: ‘No llega a ganar lo mismo’

“Muy pocas mujeres salen al extranjero para tener una maestría y ni así la mujer llega a ganar lo mismo que el varón y esto impacta en el sistema financiero”.  

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia