Especiales

Morales inicia su gestión más cerca de EEUU y lejos de Chile

Siete jefes de Estado y seis vicepresidentes lideraron las 56 representaciones oficiales

Comitiva. El presidente Correa (izq.) junto a sus pares Horacio Cartes (poncho) y Luis Guillermo Solís.

Comitiva. El presidente Correa (izq.) junto a sus pares Horacio Cartes (poncho) y Luis Guillermo Solís. ABI.

La Razón (Edición Impresa) / Williams Farfán / La Paz

00:06 / 23 de enero de 2015

El presidente Evo Morales asumió ayer su tercer mandato (2015-2020) ante la Asamblea Legislativa algo más cerca de Estados Unidos (EEUU) y más lejos de Chile. El primer país envió una comisión de alto nivel al acto de posesión, mientras que el segundo designó como representante a una autoridad judicial.

En el acto de posesión estuvo presente todo el cuerpo diplomático junto a diversas organizaciones sociales, no solo bolivianas, sino de diferentes lugares del mundo, las cuales se congregaron en la plaza Murillo de la ciudad de La Paz.

“Como representante personal del presidente Barack Obama en el acto (de Bolivia), quiero saludar y reiterar el anhelo que tenemos en Estados Unidos de continuar con una relación productiva con Bolivia en los próximos meses”, afirmó el subsecretario de Estado para la Democracia, Derechos Humanos y Trabajo de EEUU, Tom Malinowski, luego de mantener una reunión con el Canciller boliviano, David Choquehuanca.

Sobre el encuentro, la autoridad norteamericana indicó que le expresó a Choquehuanca el respeto y admiración de EEUU con el gran progreso e inclusión social que existe en Bolivia. “En estos momentos, en el que el presidente Morales inicia su tercer mandato, expresamos nuestra esperanza de seguir viendo que el Gobierno fortalezca esa tradición, de respeto, pluralismo e inclusión social”, dijo a los periodistas. La delegación de este país no ingresó al Palacio Legislativo por la alfombra roja, sino que lo hizo disimuladamente por una puerta lateral.

En 2010 no participó ninguna misión diplomática del país del norte en el acto de posesión del segundo mandato de Morales (2010-2015), debido a que las relaciones diplomáticas con EEUU entraron en conflicto en 2008, tras la expulsión del embajador Philip Goldberg, acusando de conspiración contra el dignatario boliviano.

Por su parte, Chile —que enfrenta una demanda de Bolivia en la Corte Internacional de Justicia (CIJ)— no envió ninguna delegación del Ejecutivo para que participe de los actos protocolares, pero sí envió al titular de la Corte Suprema de Justicia de ese país, Sergio Muñoz. Esta autoridad no habló con los medios de comunicación y  entró también al Legislativo por una puerta lateral, sin pasar por la alfombra roja, por donde ingresaron los diplomáticos acreditados.

Trabajo.  Si bien ayer la representación chilena brilló por su ausencia, sí se presentó en la sede de gobierno —por invitación directa del Presidente boliviano— el alcalde de Iquique, Jorge Soria, quien felicitó el trabajo del dignatario boliviano, sobre todo en materia de infraestructura vial para integrar a los países de la región.

“Yo creo que los caminos nos unen a los bolivianos y chilenos”. Así que “lo que tenemos que hacer es trabajar de pueblo a pueblo”, expresó Soria al concluir el acto oficial. Siete jefes de Estado y seis vicepresidentes lideraron las 56 delegaciones de países que estuvieron presentes ayer en el acto de posesión realizado en el kilómetro cero.

Dilma Rousseff de Brasil, quien visitó por primera vez Bolivia al inicio de su segundo mandato;  Rafael Correa de Ecuador, que también cumple su tercer período de gobierno; y Nicolás Maduro de Venezuela, quien llegó a La Paz luego de asistir a un acto en el Parlamento venezolano, donde anunció una serie de medidas políticas para intentar revertir el agravamiento de la crisis económica que sufre su país, fueron parte del grupo de mandatarios, el cual se completó con Horacio Cartes (Paraguay), Anthony Carmona (Trinidad y Tobago), Luis Guillermo Solís (Costa Rica) y Hage Geingob, el reelecto primer ministro de Namibia.

Asimismo, llegaron a la ceremonia oficial los vicepresidentes Amado Boudou (Argentina), investigado por la justicia de su país; Marisol Espinoza (Perú), cuya nación mantiene una fría relación con el gobierno de Morales; Mercedes López (Cuba), cuya administración restableció semanas atrás las relaciones diplomáticas rotas con EEUU hace 50 años; Omar Halleslevens (Nicaragua); Viktor Sheiman (Bielorrusia), y Mohamed Larbi Ould Khelifa (Argelia).

Además del desaparecido mandatario venezolano Hugo Chávez, los grandes ausentes fueron los presidentes de Argentina (Cristina Fernández) y Uruguay (José Mujica), quienes no pudieron llegar a La Paz por problemas de salud.

En la posesión de 2006 estuvieron presentes siete mandatarios del mundo: Ricardo Lagos, de Chile; Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil; Alejandro Toledo, de Perú; Néstor Kirchner (+), de Argentina; Álvaro Uribe, de Colombia; Nicanor Duarte, de Paraguay, y Martín Torrijos, de Panamá; mientras que a la ceremonia de 2010 arribaron cinco: la chilena Michelle Bachelet, el paraguayo Fernando Lugo, el ecuatoriano Correa, el venezolano Chávez y Mohamed Abdelaziz, jefe de gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática.

Este año, entre los representantes de países y organizaciones que participaron del evento estuvieron el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el colombiano Ernesto Samper; el presidente del Congreso de los Diputados de España, Sergio Muñoz; el canciller de Uruguay, Luis Almagro; el jefe de la diplomacia de México, José Antonio Meade; el ministro de Desarrollo Social de Panamá, Alcibiades Vásquez; el ministro de Tierras y recursos de China, Jiang Daming, y el enviado especial del Gobierno de Japón, Yosutoshi Nishimura.

Correa y Cartes lideraron las delegaciones del cuerpo diplomático acreditado en Bolivia, quienes se dirigieron a la Asamblea Legislativa cerca de las 09.45 por la alfombra roja, en donde recibieron aplausos y manifestaciones de apoyo por los sectores sociales que se congregaron en la plaza Murillo. Los dignatarios y diplomáticos se reunieron con el canciller David Choquehuanca antes de participar en el acto de posesión. 

Al terminar la ceremonia, el embajador de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro, destacó la buena relación que hay entre ambos países, la cual se alcanzó, “trabajando de manera conjunta, como hermanos”. “Si le va bien a Bolivia le va bien a Argentina, ése es el concepto general que existe de las autoridades gubernamentales de ambos países”, sostuvo.

A La Paz también arribó una comisión de congresistas peruanos. Juan Pari, parlamentario de Unidad y Democracia del Perú, saludó el trabajo del Gobierno efectuado hasta la fecha, ya que le dio fuerza y consistencia a la economía de Bolivia, lo que según él no pasa en su país. “El concepto neoliberal que hay en Perú simplemente empantanó a nuestro país, somos minerodependientes y estamos en manos de los precios y tasas (internacionales). En cambio, en Bolivia, todo es diferente por el desarrollo que se dio con la consistencia que hay”.

Una cena de despedida

La noche de ayer, Morales ofreció una cena para los mandatarios y delegaciones que llegaron a Bolivia y participaron del acto de su posesión, antes de que los representantes vuelvan a sus países.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia