La Gaceta Jurídica

Actuación policial

…el reproche llega nuevamente bajo el estigma de la corrupción y que se lamente que la transformación de la Policía pueda ser nuevamente postergada, salvo que el nuevo Ministro de Gobierno asuma este trabajo de manera mancomunada con policías idóneos que no tengan miedo de cambiar y recuperar su entidad.

Editorial

00:00 / 29 de mayo de 2015

Aparte del significado que pueda tener a nivel internacional la fuga del peruano Martín Belaunde, acusado en su país por actos de corrupción y quien en Bolivia se encontraba bajo detención domiciliaria en la casa de una pariente suya, el hecho provocó nuevamente detracciones y opiniones críticas contra la Policía boliviana, entidad encargada (obvia y obligadamente por determinación constitucional) de este tipo de acciones.

En el plano internacional el hecho tiene connotaciones diversas porque nuestro país no habría acelerado los trámites para la extradición del extranjero, gestiones que comenzaron en diciembre de 2014. Sin embargo, se sabe que el Tribunal Supremo de Justicia (tsj) de Bolivia viabilizó el envío del acusado a su patria y que el 14 de mayo el Estado boliviano solicitó a las autoridades del territorio vecino la coordinación del operativo de entrega de Belaunde para cumplir la determinación judicial.

En este periodo, entre la solicitud de la Cancillería boliviana y la fuga de Belaunde, Perú no atendió el pedido boliviano, según confirmó el ministro de Justicia de esa nación, Gustavo Adrianzén, quien reconoció esta demora debido a que los trámites para recibir a su súbdito debían iniciarse diez días antes del operativo, es decir que los recursos legales estaban en proceso cuando ocurrió la huida.

En todo caso, mientras la justicia cumplía la tramitación, Belaunde pudo haber logrado la complicidad de los policías que lo custodiaban, por lo menos eso es lo que se supone cuando se habla de la presunta colaboración de los custodios para la evasión, lo que provocó la caída del ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, y del comandante General de la Policía, Luis Cerruto. En instancias de Gobierno se conjetura sobre la existencia de una red de uniformados verde olivo que pudiera estar detrás de este caso, por lo que se cumple investigaciones en diversos niveles.

En este procedimiento, se debe tomar en cuenta las versiones del exministro Moldiz, quien explicó a los medios de comunicación que existen indicios de que el prófugo peruano habría salido de la casa de detención horas antes de lo que los uniformados señalaron como momento de fuga, elemento que, añadido a la demora de más de 4 horas para dar el reporte, agravaría la situación legal de los vigilantes ahora detenidos.

Al suceso en cuestión fueron sumados otros de años anteriores, es decir casos de fuga en los que también se pudo observar la ineficacia policial para varios aspectos, entre ellos la vigilancia, la capacidad de acción rápida para la recaptura y la falta de capacidad para controlar los pasos fronterizos por los que salieron los sospechosos.

Si bien en los diversos casos se puede plantear problemas relacionados con la aplicación de la justicia y los debidos procesos, este es un tema diferente de análisis al que se refiere a la actuación policial y a las competencias que tiene como institución, de ahí que el reproche llegue nuevamente bajo el estigma de la corrupción y que se lamente que la transformación de la Policía pueda ser nuevamente postergada, salvo que el nuevo Ministro de Gobierno asuma este trabajo de manera mancomunada con policías idóneos que no tengan miedo de cambiar y recuperar su entidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia