La Gaceta Jurídica

Alcances de la norma

Particularidades

La Gaceta Jurídica

00:00 / 17 de julio de 2012

La nueva ley define como discriminación arbitraria “toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, cuando se fundamente por motivos tales como la raza o etnia, la nacionalidad, la situación socioeconómica, el idioma, la ideología u opinión política y la religión o creencia”.

También por la sindicación o participación en organizaciones gremiales o la falta de ellas, el sexo, la orientación sexual, la identidad de género, el estado civil, la edad, la filiación, la apariencia personal y la enfermedad o discapacidad.

El director ejecutivo de la Fundación Iguales, Andrés Soffia, llamó la atención en la necesidad de enfrentar también la discriminación laboral. “El maltrato a nivel social nos pasa día a día. La ley es más sancionatoria que educativa, entonces debiese haber campañas de difusión”. Recalcó que no se trata “solamente de la tolerancia y del respeto por la diversidad sexual, es por la diversidad en general; la discriminación está latente en todos los sectores”.

El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) y otras organizaciones sociales opinan que el Estado debe elaborar las políticas públicas y arbitrar las acciones que sean necesarias para promover y garantizar el pleno, efectivo e igualitario goce y ejercicio de los derechos y libertades de las personas.

Sugieren trabajar sobre todo el aspecto de la prevención y no sólo el ángulo punitivo.

A juicio del senador socialista Juan Pablo Letelier no sólo el camino punitivo alcanzará a poner fin a las expresiones de discriminación por género, raza, etnia, nacionalidad, orientación sexual o condición socioeconómica. Expresó que es necesario promover un sistema escolar que eduque a nuestros niños y jóvenes en el respeto a la diversidad, la no discriminación y el reconocimiento que todo ser humano tiene los mismos derechos y la misma dignidad.

Sobre el asesinato de Daniel Zamudio, el presidente de Movilh, Rolando Jiménez, manifestó que no debieran olvidarse las responsabilidades políticas, éticas y morales de quienes han considerado en Chile a los homosexuales como inmorales, desviados, pecadores o degenerados, “ellos dan el sustento de la violencia homicida que afectó a Daniel Zamudio y a muchos otros”, concluyó.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia