La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Bono materno-infantil

…que los facultativos del bono tengan ítemes que eviten el desfase de los contratos, además que esto sería de mayor trascendencia, porque se trata de estabilidad laboral.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 18 de enero de 2013

En el afán de reducir la mortalidad materno-infantil, desde el 27 de mayo de 2009 el bono Juana Azurduy se encuentra en ejecución en el país con la entrega de 1.820 bolivianos a las mujeres que se hagan cuatro controles médicos en el periodo del embarazo y que tengan niños y niñas menores de dos años. Según datos publicados, hasta el momento el bono favoreció a 500 mil mujeres gestantes y 700 menores de esa edad. El beneficio funciona con la visita de galenos a los municipios de todo el país de forma periódica para cumplir el objetivo de la norma. Sin embargo, este comienzo de año se registra un problema por la falta de estos profesionales.

El entuerto surgió cuando la mitad de los 500 salubristas que trabajaron para este proyecto estatal en la última gestión cumplió su contrato, por lo que las regiones que ellos atendían quedaron descuidadas. Ahora, el inconveniente debe ser subsanado con la aplicación de un plan de contingencia para que los 250 facultativos que todavía trabajan atiendan también el resto de los municipios.

La coordinadora nacional del programa, Isabel Dávalos, señaló que el trabajo en esta área no puede parar por lo que se estableció una adenda en el contrato de algunos médicos para que sin ningún impedimento ingresen a los zonas que se encuentran sin responsables. Por otra parte, en varios departamentos se conoció que muchos galenos que dieron por concluidos sus contratos están dispuestos a renovar su relación laboral con el Estado, pero que el Ministerio de Salud no publicó la convocatoria para nuevas firmas, asimismo se supo que en la gestión pasada hubo retrasos en el pago de sueldos. Además, estos médicos, quienes fueron seleccionados por concurso de méritos y capacitados por reparticiones de gobierno, se encuentran preocupados por una presunta versión de que serían reemplazados por otros profesionales.

Sobre la temática es necesario puntualizar que el bono en cuestión es el mecanismo para llegar de forma “remunerada” con una obligación del Estado y un derecho de las mujeres y recién nacidos, lo que hasta el momento ha alcanzado ciertos resultados que todavía no son evaluados oficialmente para conocer sus niveles de éxito, pero que, ante todo, son un acercamiento invaluable con un servicio de salud.

De la misma forma, se debe considerar que este beneficio requiere de mecanismos que garanticen la atención de médicos en todo momento, por lo que se hace urgente lo que también ha comentado Dávalos, que el Ministerio de Salud realiza gestiones con el de Economía y Finanzas para que los facultativos del bono tengan ítemes que eviten el desfase de los contratos, además que esto sería de mayor trascendencia, porque se trata de estabilidad laboral.Igualmente, se debe considerar las apreciaciones de la oposición en el Legislativo, cuando recuerda que al principio del bono los médicos contratados y financiados por el Banco Mundial eran 800, lo que lleva a la suspicacia de que todavía existe dinero que debió servir para pagar a 300 profesionales más. Finalmente, el servicio en cuestión requiere de un financiamiento permanente que solucione el tema contractual, mientras que el contratante debe sentar bases para los cambios de personal sean realizados mediante concurso de méritos, mientras que la remoción de personal ineficiente debe ser posible para evitar sectores intocables que ofrecen malos servicios, como ya ocurre en el ámbito de la salud.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia