La Gaceta Jurídica

Bosques y madera

…hay pequeños grupos empresariales e irregulares de madereros. En ese sentido, corresponde al Estado tomar en serio la protección del medio ambiente –Pachamama en la sabiduría de los pueblos originarios– lo cual ha sido introducido a la Constitución vigente, pero que en su aplicación todavía tiene limitaciones.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 26 de febrero de 2013

La situación de los recursos maderables del país permanece en un nivel de grandes amenazas, porque, si se trata de ejemplos, se puede advertir que los árboles de mara han prácticamente desaparecido, pues, si no es una exageración. apenas unos pocos especímenes permanecen vivos perdidos en la inmensidad de la selva amazónica que pertenece al país.

Las consecuencias de esta deforestación irracional son visibles desde el aire, pues afuera de la frontera nacional, en el área que corresponde a Brasil en el límite norte con Bolivia, la selva ha desaparecido y lo verde ha tomado un color de desierto. De igual forma, aunque en menor proporción, en territorio boliviano, en regiones de La Paz, Beni y Pando ya son perceptibles las “islas” de deforestación que tienden a crecer a gran velocidad.

Si la preocupación se hace económica debido al concepto de “recurso natural renovable”, se debe tomar conciencia de que estos seres vivos, si bien pueden crecer otra vez, para esto requieren de mucho tiempo, lo que afecta a otro aspecto no monetario, que es del equilibrio de la naturaleza. Al provocar daños que perjudiquen al desarrollo equilibrado de la vida, no sólo se corre el riesgo de desaparecer como especie humana de manera lenta y agonizante, víctima de enfermedades y males ambientales de diverso orden, sino que los estados deben erogar grandes cantidades de dinero para paliar estos problemas sin remedio.

Si la significación económica como recurso parece elevada como beneficio, los problemas que acarrea una incorrecta explotación son por demás mayores en varios ámbitos, más cuando el tráfico y extracción de madera benefician sólo a pequeños grupos empresariales e irregulares de madereros. En ese sentido, corresponde al Estado tomar en serio la protección del medio ambiente –Pachamama en la sabiduría de los pueblos originarios– lo cual ha sido introducido a la Constitución vigente, pero que en su aplicación todavía tiene limitaciones.

En ese rumbo, se debe analizar el trabajo de la Autoridad de Bosques y Tierras (abt), que ha desempeñado ardua labor en estos años tratando de evitar el contrabando y la deforestación ilegal, lo cual ha llevado a la incautación de miles de unidades de madera en tronca, que según el director de esta instancia, Cliver Rocha, permitirá al Estado boliviano recuperar más de 20 millones de bolivianos por la venta de la madera decomisada a taladores ilegales.

De acuerdo a otra información, anteriormente 200 personas fueron detenidas en América Latina en una operación combinada contra el tráfico de madera, realizada entre el 17 de septiembre y 17 de noviembre de 2012, que tuvo lugar en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Venezuela. Sin embargo, hasta el momento, y en varios años de operaciones realizadas en el país, no se conoce el procesamiento y sentencia de muchos responsables de estos excesos, lo que lleva a deducir que la lucha se hace sin un final sancionador.

De todos modos, este último aspecto debe ser considerado desde las formas preventivas, debido a que los vendedores iniciales de madera a los contrabandistas y a los transportadores son habitantes pobres de las zonas selváticas, quienes, en muchos casos, actúan en este sentido por la falta de recursos para su supervivencia, mientras que existe contradicción con la deforestación de grandes corporaciones avaladas por el Estado y sin claros beneficios para éste.

Etiquetas

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia