La Gaceta Jurídica

Cambio en la justicia“estancado”

“Probablemente hubo un inadecuado diseño de la estructura administrativa de la Justicia, en el sentido de que no existen mecanismos de fiscalización y control real; los procedimientos son muy largos y se prestan al cohecho y la extorsión. Pero también el Presidente (Morales) hizo notar que el problema se inicia en la formación de los abogados.

Editorial

00:00 / 04 de julio de 2014

Los problemas por los que atraviesa el Poder Judicial son muchos y graves. La población en general y los litigantes en particular exigen a las autoridades gubernamentales a tomar las acciones que demanda la gravedad del problema, para plantear las soluciones urgentes y radicales necesarias.

Hace poco, el representante de la Organización de las Naciones Unidas en Bolivia, Denis Racicot, afirmó que la dificultad más urgente que debe resolver de la justicia boliviana es el procedimiento penal, la forma de procesar al acusado de algún delito. Este procedimiento debe ser más ágil. Se debe evitar que el sistema judicial penal boliviano, que es garantista (que otorga muchas garantías al acusado) no tenga efectos perversos y que se transforme en una justicia ineficaz, que provoca un gran número de personas en las cárceles sin sentencia o juicio.

Muchas cosas ya cambiaron, otras están en proceso de hacerlo pero la justicia se quedó estancada, dijo el presidente Evo Morales a tiempo de añadir que recurrirá a expertos para lograr “una profunda revolución”.

En oportunidad de la presentación del plan de gobierno del gobernante Movimiento Al Socialismo (mas), el Primer Mandatario remarcó que “la Justicia es un problema muy serio, todos hemos cambiado o vamos cambiando, pero nos hemos estancado en la Justicia (...), hay que hacer una profunda revolución en la Justicia boliviana” y remarcó al afirmar: “a los buenos abogados y abogadas, sanos, honestos y responsables con la Justicia les pedimos aportes para hacer una revolución (...) es cuestión de organizarnos para hacer cambios profundos”. Sobre este caso, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, sostuvo que se trata de una situación que se “arrastra” desde hace mucho tiempo y lo que se precisa ahora es hacer un diagnóstico de casos paradigmáticos.

“Probablemente hubo un inadecuado diseño de la estructura administrativa de la Justicia, en el sentido de que no existen mecanismos de fiscalización y control real; los procedimientos son muy largos y se prestan al cohecho y la extorsión. Pero también el Presidente (Morales) hizo notar que el problema se inicia en la formación de los abogados. Hace falta fortalecer valores, ética y principios”, sostuvo Romero.

Las organizaciones políticas opositoras también se manifestaron sobre este tema. El Movimiento Sin Miedo (msm), a través de Fabián Yaksic, expresó que el responsable del estado “calamitoso” de la Justicia es el gobierno de Morales. “El mas se ha dado a la tarea de generar una grosera injerencia en el Órgano Judicial y el Ministerio Público; tiene que  reconocer, el Presidente, que es el corresponsable”, remarcó.

Los Sin Miedo proponen una “revisión profunda” de la selección de jueces y magistrados, electos a través del voto popular en 2011, para luego hacer una separación efectiva de poderes con la perspectiva de que el Órgano Judicial sea independiente.

Quienquiera asuma la conducción del país en las próximas elecciones, tendrá como tarea prioritaria encarar los problemas del poder Judicial. La situación, como está en la actualidad, no puede seguir. Son muchos los perjuicios que se tienen y algunas reacciones, como los linchamientos, parten precisamente de la desconfianza en el sistema judicial del país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia