La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Carácter occidental del Nuevo Código Procesal Civil

…este constructo de moda, el pluralismo, que muchos  creían que es boliviano o creación de los pueblos indígenas  y originarios, es una creación francesa, por tanto,  criatura de occidente. ¿Donde está, pues, el grado de “originalidad” del nuevo CPC?

Carlos Conde Calle

00:00 / 20 de diciembre de 2015

Los “proyectistas” del nuevo Código Procesal Civil (cpc) no supieron que la fuente de la legislación civil (procesal) es occidental; cualquier posición “de construccionista”, propia de la moda postmodernista, de un Nuevo Derecho debe emerger de las raíces mismas de los pueblos indígenas y originarios sobre la base de la DESCOLONIZACIÓN JURÍDICA.

Ningún intelectual que se precie de ser serio puede sostener que, precisamente, esto esté ocurriendo. Todo lo contrario, el nuevo sistema jurídico y el ámbito procesal no es la excepción, es tributaria de la cultura occidental y no tiene ni un ápice de descolonizador, el substratum es neoliberal.

La prueba ahí está, el cpc es un constructo occidental. El socialismo comunitario no pudo desplazar al Derecho de la modernidad. Los proyectistas, César Vi- llarroel y Andrés Valdivia, ¿son postmodernos?, ¿son antineoliberales?, ¿tienen apego por las posturas descolonizadoras? Como nunca escribieron una obra sistemática no podemos decir nada. Sin embargo, de sus acciones podemos colegir que ignoran estas teorías postmodernas. En honor a la verdad, no saben nada de filosofía y, mucho menos, de la ciencia política.

Lo que hicieron fue copiar el anteproyecto de cpc dejado por René Blatt- man, ministro de Justicia de Goni, el 1997 y le hicieron un pequeño maquillaje. Para mala fortuna de Villarroel y Valdivia, en la puerta de los tribunales de justicia se vende un par de libros, Curso sobre el Código General del Pro- ceso, de Adolfo Gelsi Bidart y Enrique Vescovi, y Código General del Proceso Uruguayo, en cinco Tomos de Ángel Landoni Sosa.

Si el lector compra estos libros convendrá conmigo en que el “nuevo cpc” de Bolivia es una copia del anteproyecto de Goni. Además, si se empecinan en aplicar el nuevo cpc, no tendrán que asistir a cursos costosos. Bastará con leer estos dos libros. Los uruguayos tomaron, como dije en una anterior columna, el anteproyecto del Código Modelo de Proceso Civil para Iberoamérica de 1980, escrito por Vescovi y Gelsi Bidart.

Continuemos con el análisis. Será prudente que los postmodernistas lean el libro Historia del Derecho privado de la Edad Moderna, de Franz Wieacker, Ed. Aguilar. En la página 7 encontramos afirmaciones que pueden servir para la intelección del nuevo sistema jurídico. Dice: “La historia del Derecho privado de la Edad Moderna surge del camino realizado por la especulación jurídica hacia la ciencia: la creación de un estudium secular jurídico en Lombardia y en Francia, y en la difusión de ese sistema por Europa (toda).

Comienza, pues, en Alemania con la recepción del Derecho Romano en los siglos XV y XVI, cuando la historia va siendo actualidad y el Derecho histórico tornándose vigente. Este espacio de tiempo es tan grande y cumplido (...) el nacimiento de la Ciencia del Corpus iuris, es decir de la Ciencia del Derecho, por antonomasia, no es comprensible sin las condiciones previas que procuraron, a la vez, a Europa la predisposición a la acogida de los libros del Derecho Justiniano y su plena transformación mediante un nuevo modo de pensar”.

El mismo autor sostiene que el pensamiento jurídico europeo tiene sus raíces en las tres últimas fuerzas básicas del final del mundo antiguo: en el Imperium Romanum, en el Cristia- nismo y en la antigua Iglesia Occiden- tal (...) cada uno de estos elementos aportó contribuciones insustituibles a la cultura jurídica europea y, por consiguiente, al Derecho Privado.

El Código Procesal Civil no escapa a esa dinámica. Por ejemplo, en los juicios orales, que no son creación boliviana ni siquiera latinoamericana, son una construcción europea. Según sostienen Gelsi y Vescovi, su origen estaría en Australia.

Lo que es peor ni siquiera el PLURALISMO JURÍDICO es una creación de los pueblos indígena originario o, para ser más precisos, de sus intelectuales orgánicos. Tengo en mis manos el libro Sociología Jurídica de un notable civilista europeo, Jean Carbonnier, que fue publicado en 1972. Sostiene que “cuando los juristas de un país consideran su sistema jurídico nacional hacen de él una presentación MONISTA. El derecho es un todo homogéneo, un bloque de fisuras (...), cuando en esta unidad del sistema jurídico aparecen excepciones, los juristas dogmáticos se esfuerzan por volver a hacer entrar en el orden (...).

La sociología jurídica parte de un punto de vista completamente opuesto, el Derecho es esencialmente múltiple y heterogéneo, ha sido Georges Gurvitch quien, en Francia, ha construido el PLURALISMO JURÍDICO de una forma más sistemática y lo ha hecho tanto como filósofo, cuanto como sociólogo (...). El monismo de los dogmáticos correspondía a una situación política que fue la creación de los grandes Estados nacionales (sic)”.

Más adelante, Carbonnier sostiene que “la posibilidad de pluralismo no se agota, se la trata (...). La verdad es que no existe pluralismo, sino fenómenos de PLURALISMO”. De forma que este constructo de moda, el pluralismo, que muchos creían que es boliviano o creación de los pueblos indígenas y originarios, es una creación francesa, por tanto, criatura de occidente. ¿Donde está, pues, el grado de “originalidad” del nuevo cpc?

Con el estudio del documento Justicia civil y comercial en Bolivia vislumbramos datos estadísticos levantados en 2003 y 2004 para la aplicación del cpc. El lector sabe lo que ocurrió en el país por ese tiempo, llegó al gobierno Evo Morales. Lo interesante está en las recomendaciones del texto desde la página 266 hasta la 290. Dice “introducir la oralidad en el proceso civil. Sancionar un nuevo Código del Proceso Civil que introduzca la oralidad en los procesos civiles y comerciales. El Proyecto de Código de Proceso Civil del Ministerio de Justicia de 1997 es un excelente punto de partida para discutir la oralización de los procesos civiles”.

Por tanto, no son, como muchos creen, creación de José César Villarroel ni Andrés Valdivia.

El documento en cuestión afirma y recomienda “...pasar a un modelo de juzgado pluripersonal como servicios comunes y administradores profesionales que manejen los recursos humanos...”. En la página 271 este informe propone formular un plan de capacitación para introducir la oralidad en procesos civiles y comerciales.

Posteriormente, propone revisar la Ley de la Abogacía en concordancia con la introducción de la oralidad. Plantea la creación de una jurisdicción especializada en materia comercial. Ulterior- mente sugiere reducir progresivamente las órdenes judiciales para extensión de testimonios por los notarios de Fe Pública, también se propone desjudicializar los procesos ordinarios de contenido meramente administrativo que puedan ser transferidos al Registro Civil.

Entre otras sugerencias se encuentra agilizar las notificaciones en el proceso civil; por ejemplo, crear oficinas de diligencias y, en el inciso c, dice: “debe incorporarse” las notificaciones por medios electrónicos; propone la creación de casilleros para abogados, brindar conexión a internet a todos los jueces, eliminar el cobro de valores judiciales. En la página 286 recomienda “...aumentar la cantidad de conciliadores”, textualmente señala que “el aporte de la conciliación a la solución de conflictos puede ser sustantivo en la mejor tradición de la justicia comunitaria”.

Finalmente, en la página 287 sostiene “capacitar a los abogados para solucionar conflictos por medios alternativos, incluyendo la conciliación”. Este documento fue publicado el 2005, con los auspicios de Usaid.

En conclusión, ¿los proyectistas del nuevo Código Procesal Civil pueden decir que lo suyo es original?, ¿qué es propio, como sostiene Héctor Arce en el libro colectivo del Nuevo Proceso Civil, publicado por la Editorial Kipus? No, no crearon nada; eso sí, copiaron el cpc del neoliberal René Blattman. ¿Pueden probar lo contrario?

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia