La Gaceta Jurídica

Cifras de la trata de personas

…las instituciones interesadas en el problema se encuentran trabajando en la concienciación poblacional, en especial de los grupos vulnerables, sin embargo, ¿será poco lo que se puede hacer mientras el dinero tenga el peso que tiene en la forma de vida actual?

00:00 / 11 de abril de 2014

Uno de los flagelos más preocupantes para las sociedades en todo el mundo y con consecuencias devastadoras para las víctimas es el de la trata y tráfico de personas, que está definida por la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional como “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación”.

En esta precisión se acota que “esa explotación incluirá, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos…”. Por otra parte, para la prevención de este delito que afecta a miles de personas en el orbe, a nivel de Naciones Unidas se cuenta con varios instrumentos a través de la historia de este organismo multinacional, ellos son el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, emitido el 2 de diciembre de 1949; el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, de 15 de noviembre de 2000, y el Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para combatir la trata de personas, de 30 de julio de 2010.

Sin embargo, los niveles de trata o comercio de personas no han reducido en el mundo, sino que han aumentado a cifras de consideración, que, además de ser alarmantes, no pueden ser exactas debido a que un gran porcentaje del estimado total no es conocido por las estadísticas ni denunciado por las personas afectadas. Uno de estos ejemplos es lo ocurrido a una mujer en Bolivia, quien estos días se reencontró con su madre luego de 28 años de haber sido separada de ésta cuando era una niña de siete años por una profesora. Si bien este caso salió a la luz y se encuentra en proceso de investigación para establecer un proceso judicial, no es seguro que se sume a los pocos referidos a este delito que han concluido con sanciones para los responsables.

Lo que más predispone al pesimismo acerca de que este tipo de hechos sea erradicado del mundo es que se trata de un negocio de miles de millones de dólares, luego del tráfico de drogas y de armas, y que, como en éstos, seguramente involucra a personajes de gran influencia y poder, además de otros que promueven redes de esta actividad por intereses y perturbaciones personales. Como muestra de la situación, un dato publicado por el periódico Extra el 9 de abril da cuenta de que en Bolivia, a partir 2005, las denuncias de trata de personas se han incrementado cada año desde 35 a 363 en 2013.

En respuesta, las instituciones interesadas en el problema se encuentran trabajando en la concienciación poblacional, en especial de los grupos vulnerables, sin embargo, ¿será poco lo que se puede hacer mientras el dinero tenga el peso que tiene en la forma de vida actual?

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia