La Gaceta Jurídica

Coca y lucha antidrogas

…en lo conciencial no se puede apelar a valores inexistentes de los narcotraficantes, se puede destacar la “revalorización de la hoja de coca para usos tradicionales” a partir del compromiso de los productores del vegetal, quienes, quieran o no, son los proveedores de la materia prima…

Editorial

00:00 / 14 de marzo de 2014

A través de una intervención del ministro de Gobierno, Carlos Romero, en el plenario de la Comisión de Narcóticos de la Organización de las Naciones Unidas (onu), Bolivia destacó la triplicación de decomisos de cocaína en el territorio nacional dentro de la nueva estrategia en la lucha contra los narcóticos que el Gobierno desarrolla desde 2006.

La Comisión de la onu revisa durante dos días en Viena, Austria, las políticas mundiales sobre drogas y, en esta actividad, fue escenario para que el titular de esa cartera ministerial desarrolle datos sobre la temática, entre los que indicó que “el total de cocaína incautada durante el periodo de 2006 a 2013 es de 209 toneladas métricas, en comparación a las 67,4 toneladas entre 1998 a 2005”.

También dijo que las confiscaciones de pasta base de cocaína pasaron de cinco toneladas en 2000 a 20,1 en 2013. Asimismo, en referencia a la política antidrogas del actual gobierno desde 2006, además de la “nueva estrategia de lucha contra los narcóticos”, se trabaja en la “revalorización” de la hoja de coca para usos tradicionales, a lo que se debe acotar los intentos por industrializar el vegetal en mayores cantidades a las que se registran en la actualidad.

Otro de los datos que maneja el Ministro es que los operativos antidrogas aumentaron de forma considerable en Bolivia durante las dos gestiones Morales, pues entre 2000 y 2005 se ejecutaron 37.612, mientras que en el periodo de 2006 a 2013 fueron 95.982. En torno a ello habrá que considerar que en estas operaciones existieron detenciones y arrestos que merecen otro bagaje de recopilación y difusión de datos que deben revelar también los resultados sobre procesos judiciales y sanciones contra los acusados de narcotráfico.

Parte del informe que también rescatan las agencias de noticias sobre el encuentro en la capital austriaca anota que en Bolivia en 2013 se decomisó 22 toneladas de cocaína y se destruyó 11.407 hectáreas de cultivos ilegales de coca, lo cual es graficado con datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (onudd), que señalan que en 2012 en el territorio boliviano había 25.300 hectáreas de este vegetal, cantidad muy superior a las 12.000 permitidas para usos tradicionales y medicinales por la aún vigente Ley 1008 del Régimen de la Coca y Sustancias Controladas de 19 de julio 1988.

En este marco, si bien las cantidades indicadas a nivel internacional son evidentes en cuanto al decomiso de droga, interdicción y destrucción de cocales ilegales, se debe tomar en cuenta que el elemento conciencial es todavía dudoso en la realidad boliviana en cuanto de refiere al tema de las drogas, pues, para contrarrestar este sentimiento, habría que comparar también los niveles de producción de cocaína entre los dos periodos, que seguramente tendrán una explicación valedera.

No obstante que en lo conciencial no se puede apelar a valores inexistentes de los narcotraficantes, se puede destacar la “revalorización de la hoja de coca para usos tradicionales” a partir del compromiso de los productores del vegetal, quienes, quieran o no, son los proveedores de la materia prima seducidos por el dinero fácil y la productividad de la coca, con hasta tres cosechas al año. Es decir, hasta ahora los valores no han sido recuperados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia