La Gaceta Jurídica

Competencias del Consejo de Seguridad y esta percepción ante la supuesta injerencia

La Gaceta Jurídica / Marianela Salazar V.

00:00 / 02 de marzo de 2012

Siria atraviesa una ola de violencia que ha escalado en los últimos meses, entre ellas, las explosiones en la ciudad de Alepo (1) con objetivos relacionados al ejército y la policía, el asesinato de uno de los generales y el bombardeo a civiles en la ciudad de Homes (2).

En este sentido, Navi Pillay una de las más altas funcionarias de Derechos Humanos señaló que la cifra de muertos asciende a 5.400 personas, miles de desaparecidos, 25.000 refugiados en otros países y más de 70.000 desplazados internos.

Bajo la premisa de “mantener la paz y seguridad internacional” en la Carta de las Naciones Unidas en su artículo 1.1, la Organización, según Antonio Ramiro Brotons, tiene un debe y un haber. Un debe porque a la organización solo se interesa operativamente por la controversias cuya persistencia sea susceptible de poner en peligro la paz y seguridad internacionales (artículo 33); las controversias menos graves se mueven por sus canales, sobreentendiendo el recurso a medios pacíficos, los que a las partes consideren, oportunos incluido su planteamiento al Consejo de Seguridad (artículo 38) para su eventual solución.

El haber de la Organización es competente para prevenir y eliminar situaciones que puedan conducir a fricciones internacionales o dar origen a controversias capaces de provocar quebrantamientos de la paz (artículos 1.1, 11.3, 12.1, 34 y 35), ésta es la chispa que activará el mecanismo institucional.

La extensión de sus competencias facilita y vigoriza la intervención de la Organización al permitirle: 1) aliviar la cuestión calificadora en la identificación de las partes y el objeto de la controversia, 2) esquivar el límite que representa la exclusión de los asuntos que son esencialmente de jurisdicción interna de la obligación de los miembros de someterse a procedimientos de arreglo conforme al artículo 2.7 de la carta, y 3) extirpar un peligro en embrión antes de que tome el cuerpo y estalle en violencia (3).

Según el autor, la actuación del Consejo de Seguridad de la onu en materia de arreglo pacífico puede ejercitarse por múltiples vías, entre ellas por Propia Iniciativa (artículo 33.2, 34 y 36); en virtud de un llamamiento de la Asamblea General (artículo 11.3); a  solicitud de un Estado miembro (artículo 35.1); a  instancia de un Estado no miembro, siempre que sea parte en la controversia y acepte de antemano las obligaciones de arreglo pacífico impuestas por la carta (artículo 35.2); por el Secretario General, quien puede llamar la atención del Consejo de Seguridad hacia el asunto (artículo 99) y todas las partes en controversia,  quienes pueden solicitar la intervención del Consejo de Seguridad a los efectos de un arreglo pacífico (artículo 38) (4).

En este entendido, la actuación del Consejo de Seguridad en Siria se inicia el 12 de febrero de 2012 cuando La Liga Árabe pide al Consejo de Seguridad enviar una misión de paz a Siria, además pide a las Naciones Árabes romper sus relaciones diplomáticas con Damasco para presionar al gobierno a poner fin a la violencia. El 16 de febrero la Asamblea General de Naciones Unidas votó abrumadoramente para aprobar una Resolución que condena represión del presidente Assad en el levantamiento y pide la adopción de la propuesta de la Liga Árabe para resolver el conflicto (5).

La Resolución insta al presidente Bashar al-Assad a ceder poderes a un vicepresidente, negociaciones con los opositores y la formación de un nuevo gobierno.

Esta Resolución no es vinculante y no tiene poder de ejecución, sin embargo, según Brotons, la intervención del Consejo de Seguridad en el marco del Capítulo VI de la carta no supone la puesta en marcha de un mecanismo que permita, mediante una decisión vinculante, poner fin a la controversia (o superar la situación) susceptible de amenazar la paz y seguridad internacionales.

El instrumento en manos del Consejo es la recomendación, cuyas facultades decisorias bajo la premisa de “en términos de arreglo que considere apropiados (artículo 32.7)” se activarán solo cuando el deterioro de la controversia o situación hayan conducido a una amenaza real para la paz.

Tratándose de un órgano esencialmente político, no es ocioso recordar que en el desempeño de sus funciones ha de proceder de acuerdo con los propósitos de la Carta (artículo 24.4) y que ésta, al ensuciarlos, dispone el arreglo pacífico de las controversias, “de conformidad con los principios de la justicia y el Derecho Internacional” (artículo 1.1). No parece que éste sea uno de los preceptos preferidos por el Consejo en los últimos tiempos, dada su tendencia a trasvasar controversias y situaciones del Capítulo vi al Capítulo viii de la Carta (6).

La resolución ha sido rechazada por países como China, Rusia, Irán, Venezuela, Corea del Norte y Sudáfrica, calificada como injerencia en los asuntos internos de Siria. Sobre este punto el vicepresidente de Sudáfrica Kgalema Motlanthe afirmó que apoya las reformas del presidente Bashar al-Assad, en varios niveles, en particular en los campos de la política y la legislación, señalando que estos crean una nueva realidad en Siria que cumple con las esperanzas y aspiraciones de su pueblo (7).

A su vez, el ministro sirio Fayssal Mikdad dio un informe detallado sobre el ataque contra Siria por fuerzas terroristas y extremistas (8) que tratan de socavar su papel y la estabilidad con el apoyo de una campaña mediática sin precedentes, basado en la fabricación de noticias, la distorsión de los hechos y la opinión pública engañosa en la región para servir a agendas externas (9).

Es importante señalar que el presidente Sirio fijó fecha para referéndum sobre una nueva Constitución. Uno de los puntos a tratar podría ser la incorporación de partidos políticos al contexto normativo de su Constitución aprobada por referéndum el 12 marzo de 1973, ya que, en su artículo 8 señala: “El Partido Baaz Árabe Socialista será el líder del partido en la sociedad y el Estado y deberá llevar un Frente Nacional Progresista, que trabaja para unir las capacidades de las masas del pueblo para servir a los intereses de la nación árabe”.

Los intereses de la nación árabe se encuentran plasmados en su juramento constitucional establecido en el artículo 7: “Juro por Dios Todopoderoso, con lealtad al régimen de salvaguardias del pueblo republicano y democrático, a respetar las leyes y la Constitución, de velar por los intereses de las personas y la seguridad de la de la patria, y para trabajar y luchar para lograr el objetivo de la nación árabe, de la Unidad, Libertad y Socialismo”.

Los cambios e innovaciones a la legislación Siria han ido evolucionando desde el Gran Movimiento Correctivo de 1970-2003 (10), que habría desencadenado una “democracia popular” con el fin de que todo el pueblo, grupos e individuos, se dediquen a diario en la democracia popular como un método de trabajo y estilo de vida.Es así que a principios de 2011 se fueron suscribiendo leyes, entre las que destaca la Ley de Partidos, la cual procura contribuir a la vida política, teniendo en cuenta la actividad pacífica y democrática para lograr programas específicos, que se trasmitirán en materia de derechos políticos, económicos, sociales y culturales, con el fin de participar en la vida política bajo la ley de la elección general (11).

Estos indicios de pluralidad de partidos abren una brecha que la oposición al gobierno del presidente Sirio podría utilizar junto a derechos fundamentales descritos en su Constitución, como “los ciudadanos ejercerán sus derechos y disfrutan de sus libertades dentro de los límites de la ley” (12) y “Todo ciudadano tiene el derecho a participar en la vida política, económica, social y cultural del país” (13) entre otros, para formar un partido que perfile mejor sus intereses, utilizando para ello la deposiciones legales pertinentes.

Sin embargo, las represiones violentas (14) del gobierno han tornado imposible cualquier cambio en las corrientes políticas del país, haciendo estas reformas poco efectivas y empujando a la oposición a tomar medidas igualmente violentas, ocasionado disturbios y alarmando a la Comunidad Internacional. Debido al carácter interno de este conflicto (15), cuyos costos humanos y materiales son enormes, la Comunidad Internacional debe dirigir su atención a contribuir a reforzar las instituciones locales y las relaciones sociales en Siria, para que la población asuma paulatinamente como agente de solución de sus conflictos.

NOTAS:

1. El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, ha subrayado en declaraciones ante el comité de Servicios Armados del Senado que los ataques con bomba en Damasco y Alepo desde diciembre “tienen todas características de ser ataques de Al Qaeda. También creemos que Al Qaeda en Irak está extendiendo su alcance a Siria”. http://ecodiario.eleconomista.es/internacional/noticias/3756702/02/12/Siria-EEUU-dice-que-Al-Qaeda-podria-haberse-infiltrado-en-la-oposicion-y-estaria-llevando-a-cabo-atentados-suicidas.html (17/2/2012)

2. http://topics.nytimes.com/top/news/international/countriesandterritories/syria/index.html (17/272012)

3. Antonio Ramiro Brotons, Derecho Internacional. Pág. 189.

4. Idem.

5.http://www.nytimes.com/2012/02/17/world/middleeast/secretary-general-ban-ki-moon-castigates-syria-ahead-of-general-assembly-vote.html?_r=1. Obtenido (17/2/2012)

6. Brotons, Derecho Internacional. Pág. 190.

7. Página web oficial del Parlamento Sirio (17/2/2012). http://parliament.sy/forms/news/viewNews.php?id=241

8. Extremistas suníes con vínculos a la rama iraquí de Al Qaeda en Siria, quienes estarían tratando de explotar el caos.

9. Op. Cit.

10. http://parliament.sy/forms/cms/viewPage.php?id =123&mid=155&cid=188 (17/2/2012)

11. SIRIA, Ley de Partidos, artículo 4.

12. SIRIA, Constitución Política, artículo 27.

13. SIRIA, Constitución Política, artículo 26.

14. En este caso el presidente hace uso del artículo 113 de la Constitución Siria, que señala: “En caso de un grave peligro surge amenazando la unidad nacional o la seguridad de la patria o que obstaculizan las instituciones del Estado desde el ejercicio de sus funciones constitucionales, el Presidente de la República tomará medidas rápidas para enfrentar el peligro inminente”.

15. Diccionario de Acción Comunitaria y Cooperación al desarrollo, http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/190 obtenido (17/2/2012)

Textos tomados de: Instituto de Estudios Internacionales de Bolivia IDEI), Revista Nº 26, ideibo.org

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia