La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Complicidad y temores

…la lucha contra la corrupción policial y en las instancias de la justicia tiene para rato, salvo acciones que aceleren el proceso. Mientras tanto, no se debe olvidar lo que ocurre en otras instancias del Estado y de los gobiernos regionales y locales.

00:00 / 20 de diciembre de 2015

Esta semana, la jueza Vivian Gonzales, quien dejó en libertad a un coronel de policía que fue encontrado con 42,7 kilogramos de droga en su casa de Santa Cruz, fue encarcelada de manera preventiva en el penal de Palmasola luego de una larga audiencia de medidas cautelares. La magistrada está acusada por los delitos de prevaricato, resoluciones contrarias a la Constitución e incumplimiento de deberes.

Mientras continúa el proceso en contra suya, el Ministerio Público y personal de la Policía antidrogas continúan las investigaciones en torno al oficial verde olivo para conocer si tiene vínculos con el narcotráfico. Asimismo, el viceministro de Régimen Interior, Marcelo Elío, pidió investigar y procesar por “omisión de funciones” al fiscal que tuvo a su cargo la acusación en primera instancia durante la audiencia cautelar del expolicía.

El funcionario del Órgano Ejecutivo también señaló que en este tipo de casos es posible que jueces y fiscales brinden su “ayuda” a los acusados debido a vínculos con narcotraficantes o que las acusaciones no son planteadas como corresponde, se las realiza de forma benevolente y que no se hace la tipificación de los delitos de manera adecuada. Según el viceministro, para la prevención de estos hechos se hace un seguimiento mediante sistemas de vigilancia que incluyen cámaras y personal de inteligencia a jueces que tengan denuncias sobre otros delitos o sean sospechosos de vínculos con el narcotráfico.

Si bien el caso central de este comentario representa una situación preocupante, en especial debido a que el inculpado de posesión de drogas fue aprehendido en flagrancia y puesto en libertad por la jueza, se debe tomar en cuenta otros factores a ser encarados de manera seria cuando se pretende luchar contra la corrupción policial y en los juzgados, sea ésta ligada o no a temas de narcotráfico.

En primer lugar, parece que en el asunto existen de por sí dos bandos marcados, uno que puede ser denominado de los corruptos y el otro de los que enfrentan este flagelo. Por otra parte, sin ánimo de exagerar o de violar la presunción de inocencia, es poco probable que ese exjefe policial, considerando la cantidad de droga, proceda de manera independiente. Asimismo, se debe considerar que las actuaciones de los fiscales y jueces no solo podrían estar influenciadas por vínculos ilegales, sino por impulsos de temor debido a la posibilidad de represalias, más tratándose de ex o de policías activos.

Por lo que hasta ahora se puede inferir, debido a diversos elementos en los casos destapados en los últimos meses, el tema de la corrupción no es un asunto de personajes aislados, sino que concierne a redes con aristas penetradas en niveles altos de las instituciones, lo que debe llevar a estrategias mucho más elaboradas que las simples acciones policiales que ocupan a miembros de los dos bandos hipotéticos. Como prueba de esto se encuentra la extrañeza del fiscal de Distrito Gomer Padilla, debido a que durante el allanamiento de la casa del coronel de la Policía desapareció otro sospechoso de nombre Leonardo Cuéllar.

En resumen, la lucha contra la corrupción policial y en las instancias de la justicia tiene para rato, salvo acciones que aceleren el proceso. Mientras tanto, no se debe olvidar lo que ocurre en otras instancias del Estado y de los gobiernos regionales y locales. 

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia