La Gaceta Jurídica

Conciliación en el sistema de justicia

…cada una de estas personas tendrá que fortalecer su personalidad para no caer en el oprobio que ha estigmatizado a la administración de justicia, generalizando injustamente a todos sus servidores por culpa de algunos, cual es la corrupción en la atención de procesos.

Editorial

00:00 / 16 de mayo de 2014

Con la aprobación de un reglamento de preselección, selección, evaluación y capacitación, el Consejo de la Magistratura (cm) de Bolivia inicia el proceso de contratación de conciliadores y conciliadoras para coadyuvar en casos o conflictos que no requieran llegar a los estrados judiciales y puedan ser resueltos de manera alternativa según establece el nuevo Código Procesal Civil (cpc), promulgado el 19 de noviembre de 2013 y que entrará en vigencia el 6 de agosto.

El artículo 234 del cpc, referido a las “Reglas generales”, señala que “II. La conciliación podrá ser instada por la autoridad judicial o por las partes. III. Las partes de mutuo acuerdo podrán acudir directamente al conciliador judicial (…)”. Asimismo, el artículo 235 establece que la conciliación podrá ser previa o intraprocesal. Así, el artículo 292 “establece con carácter obligatorio la conciliación previa, la que se regirá por las disposiciones del presente Código, por lo que, al promoverse demanda principal, deberá acompañarse acta expedida y firmada por el conciliador autorizado”.

En la conciliación intraprocesal, “iniciado el proceso, la autoridad judicial instará a las partes a conciliación en la audiencia preliminar, proponiendo a tal fin medios idóneos, de lo que se dejará constancia en acta. Asimismo, las partes, en cualquier estado del proceso, podrán promover la conciliación en cuyo caso la autoridad judicial señalará audiencia”. El artículo 236 (Conciliación parcial) estipula que “si la conciliación sólo recayere sobre parte del litigio o se relacionare con alguno de los sujetos procesales, la causa continuará respecto de los puntos no conciliados o de las personas no comprendidas por aquella”.

De hecho, este mecanismo que por primera vez es aplicado en el sistema judicial boliviano será de gran utilidad para no aumentar la carga procesal que agobia a los juzgados de diversas áreas –en este caso el ámbito del cpc–; de este modo, los futuros conciliadores y conciliadoras recibirán diversos casos civiles para atender de manera exhaustiva con el objetivo de llegar a un acuerdo para que las partes desestimen un proceso judicial ante un juez determinado.

La convocatoria, que será publicada este domingo por el cm, está destinada a personas que, sin ser necesariamente profesionales en derecho, puedan encarar este tipo de conflictos y encontrar soluciones alternativas mediante conciliación. Las 150 personas elegidas iniciarán sus labores el 7 de agosto en todo el país, acompañando la aplicación del cpc.

Lo positivo del proceso de selección es que la designación será realizada mediante concurso de méritos y examen de competencia, instrumentos que casi siempre son los más adecuados para identificar capacidades y aptitudes personales, que en este caso de las conciliaciones deben ser bastante solventes por el tipo de casos que deberán atender. Más allá del perfil personal, esta institución del Órgano Judicial deberá ocuparse de manera adecuada de la capacitación para dotarles de otros instrumentos que les sirvan en la labor.

Finalmente, cada una de estas personas tendrá que fortalecer su personalidad para no caer en el oprobio que ha estigmatizado a la administración de justicia, generalizando injustamente a todos sus servidores por culpa de algunos, cual es la corrupción en la atención de procesos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia