La Gaceta Jurídica

Consecuencias de la eliminación de la Declaratoria de herederos

El Señor Justicia

Carlos Conde Calle

00:00 / 08 de noviembre de 2015

Está claro que el nuevo Código Procesal Civil (cpc) fue copiado del Anteproyecto de Código Procesal de Goni. Sin embargo, los proyectistas que se ufanan de haber presentado un proyecto original, pero lo copiaron de mala o de buena fe, omitieron una institución trascendental: la DE- CLARATORIA DE HEREDEROS. La extinguieron como proceso voluntario y ¿cuál puede ser la consecuencia jurídica?

Es que usted, amable lector, si no acepta la herencia dentro del plazo de 10 años podría perder su patrimonio y, conforme a Derecho, el nuevo titular de sus esfuerzos sería el poderoso Estado. ¿Es un peligro? ¡Por supuesto que lo es! El lector me dirá que son solo palabras y que la reacción es desmesurada. No. El estilo de éste columnista es escribir sobre la base de pruebas.

Veamos. El artículo 450 del cpc en vigencia enumera las acciones sometidas a la competencia del juzgador. Están los casos de ACEPTACIÓN DE HERENCIA (tome en cuenta esta acción), apertura, comprobación y publicación de testamento; aceptación de herencia con beneficio de inventario (se olvidaron de la acción de separación de patrimonio); renuncia de herencia y otros.

En ninguna parte se lee que el juzgador tuviera competencia sobre Declaratoria de herederos. ¿Por qué? Existe un par de respuestas que develaremos. Antes de eso, necesitamos citar la misma institución, pero en un artículo del anteproyecto de Goni. El anteproyecto de cpc Blattmann de 1997, en su acápite 495, delimita con precisión la competencia del juzgador.

En el parágrafo II dice: “se tramitarán igualmente como proceso voluntario las siguientes acciones que sobrevienen al fallecimiento de las personas, sin perjuicio de otras que por su naturaleza correspondieran: 1. Declaratoria de herederos. 2. Aceptación de herencia con beneficio de inventario...” (sic). El proyecto de Goni mantiene la Declara- toria de herederos; en cambio, el nuevo Código de Evo la suprime. ¿Por qué? Al parecer la copia no fue completa. Tal vez primaron razones teóricas.

Vayamos con dos respuestas: la primera corresponde a Mary Daphne Burgoa Luna, quien, con auspicio de la Universidad Salesiana, publicó el libro Análisis de la Ley 483. La autora debiera explicar, desde el campo de la Ciencia Política, ¿qué entiende por Estado Plurinacional?, ¿Bolivia, como nación, puede contener a 36 naciones? Si la nación boliviana es una construcción criolla y mestiza, ¿los indios querrán pertenecer a la nación boliviana?

Burgoa comenta el artículo 92 y siguientes de la nueva Ley del Nota- riado. Interpreta del siguiente modo: “a) PROCESOS SUCESORIOS TESTAMENTO. Referido básicamente al trámite que es más conocido hasta hoy como De- claratoria de herederos en los procesos voluntarios judiciales del anterior Código de Procedimiento Civil” (sic). Esa es su visión, pero en ningún artículo de la Ley del Notariado, explícitamente, se abre la competencia del juzgador para conocer la Declaratoria de herederos y mucho menos a los notarios.

¿Dónde, en qué artículo se encuentra? Es solo la interpretación de la autora. Con ingenuidad, escribe que “el trámite del proceso sucesorio sin testamento podrá ser solicitado EN CUALQUIER TIEMPO por los herederos presuntos...”. Esa es también una interpretación de muy buena fe, pero que carece de sustento legal. En ningún dispositivo de la Ley del Notariado se lee lo que sostiene Burgoa.

En ella no hay mala fe, pero su ingenuidad trasciende tiempos y espacios. Es incorrecto que el Ejecutivo pueda administrar justicia. Esa tarea le corresponde a otro órgano, el Judicial. Ahora, vayamos a lo que le interesa al lector que, sin quererlo, podría perder su patrimonio si fallece. Si los herederos, por diferentes razones, no aceptarán la herencia dentro de 10 años podrían perder su heredad a favor del Estado. ¿Qué hay en el fondo? Los proyectistas, acríticamente, dejaron de lado la Declaratoria de herederos que estaba en el anteproyecto de Goni.

Los proyectistas del cpc optaron por subsumirla en la Aceptación de herencia. Para José César Villarroel y Andrés Valdivia, una forma de aceptar la He- rencia es precisamente la Declaratoria de herederos. No encontramos otra justificación para la supresión de esta institución. Parece una inocente jugada, pero, en realidad, no lo es.

Veamos. El artículo 642 del Código de Procedimiento Civil manda que “la declaratoria judicial de herederos podrá PEDIRSE EN CUALQUIER TIEMPO, por los herederos presuntos” (sic). En términos precisos, esto quiere decir que la Declaratoria de herederos es IMPRESCRIPTIBLE, como afirma Daphne Bur- goa. Por tanto, si yo muero, mis hijos y esposa podrán pedir en cualquier tiempo, cuando se les plazca, ser declarados herederos. Inclusive mis nietos y bisnietos pueden sucederme (heredarme). En cambio, si aplicamos el artículo 455 del nuevo cpc nos podría ir mal.

¿Por qué? La norma en cuestión dice: “Aceptación de la herencia. El acto por el cual la o el herederos acepte una herencia abierta se efectuará ante notaria de Fe Pública, acompañando los documentos idóneos que acredite su relación de parentesco con el causante”.

Ahí no hay problema, pero debemos saber qué quiere decir Aceptación de herencia, que no es lo mismo que Declaratoria de herederos. Para este fin, debemos remitirnos a las reglas del Código Civil (cc), a los artículos 1016 y siguientes. Precisamente, en el artículo 1029 del cc vigente se dispone que, “salvo lo dispuesto por el artículo 1023, el heredero tiene el plazo de diez años para aceptar la herencia en forma pura y simple, vencido este plazo, prescribe su derecho” (III). Grave. Muy grave.

Si yo muero hoy, mi esposa e hijos tendrían 10 años para aceptar la herencia. Si se descuidan y, como ocurre en la práctica, mis herederos dejan pasar 10 años, ¿quién será dueño de mis bienes? ¡Por supuesto que el Estado! Ciertamente que los proyectistas no quisieron eso.

Al momento de copiar el anteproyecto de Goni, ¿por qué no repararon esto y no copiaron el texto completo? Estoy seguro que en los proyectistas del cpc influyó Carlos Morales Guillén. Aunque tampoco lo citan cuando en su Código Civil comentado sostiene que, “en suma, de lo que se trata es de que los herederos forzosos no requieren declaratoria de herederos para entrar en posesión de la herencia”.

En todo caso, el ya fallecido Morales Guillén cometió un error, confundió Aceptación de herencia con Decla- ratoria de herederos. Si aceptáramos la inexistencia de esta institución y solo la aceptación de herencia después de 10 años de muerto el causante y ante el descuido e impericia de los herederos, podría el Estado convertirse en titular de nuestros bienes.

Por supuesto que el actual gobierno no quiere eso. El mas garantizó el derecho propietario y el derecho a la herencia en el artículo 56 de la Constitución Política del Estado (cpe): “I. Toda persona tiene derecho a la propiedad privada (...) III. Se garantiza el derecho a la sucesión hereditaria”.

Por otro lado, es conveniente advertir que la Declaratoria de herederos es ne- cesaria porque define derechos de potenciales herederos. No en vano se podría decretar la contención cuando aparecen otros herederos. La base, por supuesto, es la Declaratoria de herederos.

El proyectista Andrés Valdivia es procesalista y sabe que en las categorías de sentencias existe, entre otras, la Sentencia declarativa, que tiene la virtud de DECLARAR derechos preexistentes. Ese es el espíritu de la Declara- toria de herederos.

El artículo 1007 del cc dice: “la herencia SE ADQUIERE por el solo ministerio de la ley desde el momento en que se abre la sucesión”. Lo que hizo el autointerlocutorio definitivo es declarar heredero; es eso, un acto me- ramente declarativo, pero con carácter IMPRESCRIPTIBLE.

En conclusión, insistimos que el cpc debe ser abrogado. La redacción debe ser confiada a intelectuales orgánicos que sientan el proceso de cambio y que tengan la capacidad de crear un Código lejos de la cultura jurídica occidental. ¿Podrán?

Es experto en Derecho Privado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia