La Gaceta Jurídica

Contrabando y control

…las ambiciones y el comportamiento inmoral superen a los escrúpulos y prevalezcan sobre el temor a la norma, la cual tampoco es aplicada como corresponde  y es vulnerada incurriendo en otros comportamientos ilegales como la corrupción y la compra de servicios cómplices.

Editorial

00:00 / 11 de noviembre de 2015

Uno de los problemas irresolubles en Bolivia es el del contrabando, actividad que, además de ser ilegal, es dañina por demás para la industria nacional y para las otras actividades económicas que se desarrollan en los marcos de la legalidad.

Lo grave es que este tipo de movimiento no se despliega en pequeña escala ni en un grupo reducido de personas, quienes podrían conformar una marginalidad como ocurre en otros países, sino que implica a buena parte de la población y mueve grandes cantidades de capital, por lo que ningún gobierno ha trabajado de manera seria en su erradicación.

El contrabando es el modo de vida que, de una opción inicial de subsistencia, se ha convertido en la mina de oro que permite amasar fortunas. Esto hace que las ambiciones y el comportamiento inmoral superen a los escrúpulos y prevalezcan sobre el temor a la norma, la cual tampoco es aplicada como corresponde y es vulnerada incurriendo en otros comportamientos ilegales como la corrupción y la compra de servicios cómplices.

En esto último se puede anotar que los controles policiales no están excluidos de los pagos irregulares por parte de los contrabandistas, no otra cosa dice la existencia de mercadería de este tipo pese a la movilización que promueve la Aduana Nacional.

También es evidente que se trata de un buen negocio para transportistas que acceden a trasegar mercancía sin papeles de importación. Del mismo modo, se ha convertido en una ocupación protegida por poblaciones enteras que están situadas cerca de las fronteras, lo que impide mayores operativos para desarticular clanes y redes de contrabandistas.

En la Constitución Política del Estado (cpe), artículo 325, dice que “el ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, el agio, la usura, el contrabando, la evasión impositiva y otros delitos económicos conexos serán penados por ley”, pero este mandato tiene poco de aplicación, pues parecería que las acciones judiciales contra los delincuentes no llegan a sentencias en gran parte de los casos, por lo menos la información conocida solo aparece como operativos e incautaciones pero no se sabe de los procesos contenciosos que deberían ser anunciados permanentemente como estadísticas.

En esta lucha efectuada por la Aduana frente al contrabando, el 31 de octubre se ha iniciado vigilancia mediante helicópteros, de ese modo se pretende identificar rutas que son utilizadas por los delincuentes y detectar transportes en el momento que las recorren con su cargamento ilegítimo.

Si bien el mecanismo puede ser efectivo, se debe tomar en cuenta que generará costos considerables porque tendrá que ser empleado las 24 horas y en muchos puntos de la amplia frontera que tenemos, sin embargo, esto no tendría que ser criticado si los resultados son buenos y se los ve reflejados en el aparato productivo nacional.

De hecho, las consideraciones morales también deben primar en la formación humana de la población, esto llevará a que el consumo de lo producido en el país no solo sea un eslogan y que lo importado sea estrictamente legal.

Pero queda pendiente lo más preocupante, ¿qué podrá hacer el Estado con la gente que vive de la ilegalidad del contrabando?, ¿hay posibilidades de actuar en la conciencia y de ofrecer opciones de ocupación para este sector poblacional?

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia