La Gaceta Jurídica

Corrupción, plazos e inspección

…su eficiencia se encuentra en duda y, por ello, la Alcaldía de La Paz ha propuesto instalar su propio centro de inspección con modernos equipos para este cometido, lo que preocupó a la entidad  verde olivo más en sentido que sus ingresos por rosetas se verían afectados que en la seguridad misma de la circulación vehicular.

Editorial

00:00 / 22 de abril de 2014

La inspección vehicular que la Policía nacional realiza cada año es una actividad con varios problemas recurrentes que no son solucionados a pesar de diferentes intensiones manifiestas. Uno de los principales es lograr que los propietarios de automotores en todo el país concurran de manera puntual a los puntos de observación dispuestos en las ciudades, además de hacerlo de forma adecuada, es decir, luego de que sus carros han sido sometidos a correctos mantenimientos y al equipamiento de los elementos mínimos que exige la normativa.

Dentro de estos tópicos, es constatable que los dueños de vehículos de todo tipo no asisten a la convocatoria dentro de los plazos establecidos y que la gran afluencia de los últimos días provoca ampliaciones del periodo de inspección, llegando a grandes dimensiones como lo ocurrido en esta última ocasión, pues la inspección comenzó el 11 de noviembre de 2013 con una culminación prevista para el 11 de enero de 2014, sin embargo, esta planificación fue variada con un alargamiento mayor al tiempo total, hasta el 11 de abril y luego hasta el 26 con una multa.            

Por otra parte, es común, aunque no general, que los propietarios lleven sus motorizados hasta el control sin cumplir los requisitos mínimos referidos al correcto funcionamiento de los sistemas mecánico, de dirección,  eléctrico, etc. y la portación de elementos de señalización, primeros auxilios y repuestos básicos. Esto es motivo circunstancial para actos de corrupción con cobros “extra” de parte de funcionarios irresponsables encargados de algunos puntos de verificación para entregar la roseta.

Otro hecho que requiere soluciones adecuadas es la disponibilidad de rosetas de control para quienes no están dispuestos a pasar por la inspección y eligen el camino irregular para comprarlas de manos de policías o mecánicos que entregan el documento de manera ilegal. Presuntamente, lo mismo ocurre con verificaciones fraudulentas en talleres mecánicos que no constatan las verdaderas condiciones de los vehículos, lo que desvirtúa la intensión de la campaña, que es la prevención para que los motorizados circulen con garantías para no provocar hechos de tránsito que dañen no sólo a peatones y terceras personas, sino también a los mismos conductores.

En particular, la actividad desarrollada por uno de los organismos policiales en coordinación con la comandancia general, otras unidades y especialistas en mecánica es por demás importante para un segmento de la seguridad ciudadana, por lo cual debe ser cumplida de manera adecuada; esto obliga a buscar mecanismos nuevos para tener resultados adecuados con este control y que salven esos problemas y sensibilicen a los propietarios,  conductores y uniformados.

En este sentido, la Policía proyecta cambiar la modalidad de la inspección vehicular, la cual sería con la numeración de placas, esto podría dar mayor fluidez y evitar largas colas. Al respecto, se debe insistir en que a la institución del orden le urge hacer de este un control vehicular adecuado en breve, puesto que su eficiencia se encuentra en duda y, por ello, la Alcaldía de La Paz ha propuesto instalar su propio centro de inspección con modernos equipos para este cometido, lo que preocupó a la entidad  verde olivo más en sentido que sus ingresos por rosetas se verían afectados que en la seguridad misma de la circulación vehicular.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia