La Gaceta Jurídica

Cristina Quiroga y la justicia pendiente

…no se repitan actos como los que fueron perpetrados durante las últimas dictaduras a partir de 1964. Además, ¿es posible que la “comisión de la verdad”, propuesta en diciembre de 2013 en la Cámara de Senadores, pueda iniciar sus acciones para las que ha sido pensada en esa legislatura?

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 02 de enero de 2015

Uno de los temas pendientes (todavía quedan otros) de la justicia en Bolivia es el esclarecimiento de las muertes de Marcelo Quiroga Santa Cruz, jefe del Partido Socialista 1 (ps-1); de Juan Carlos Flores Bedregal, dirigente del Partido Obrero Revolucionario (por) y diputado nacional, y del dirigente minero Gualberto Vega Yapura. Ellos perecieron violentamente durante y poco después de la intervención de paramilitares en la sede de la Central Obrera Boliviana (cob) el 17 de julio de 1980, cuando se inició el golpe de Estado de Luis García Meza Tejada y Luis Arce Gómez.

Desde esa fecha no se conoce el paradero de los nombrados y, obviamente, se asume que están muertos, pues sus despojos no fueron hallados. Debido a esta situación, María Cristina Trigo Viaña, esposa de Quiroga Santa Cruz, y familiares de los otros se dedicaron a cumplir gestiones para encontrar los cuerpos e identificar a los asesinos. Lo último fue logrado en parte, pero sobre los restos mortales nadie dio referencias.

Éste es todavía un secreto militar que no ha sido develado pese a que el 28 de abril de 2010 la Corte Suprema ordenó a las Fuerzas Armadas de Bolivia la “desclasificación de los archivos secretos de la dictadura de Luis García Meza (1980-1981) para investigar la desaparición de varias personas durante ese régimen”. La disposición no tuvo mayores resultados y el caso permanece inconcluso, mientras se cierne una especie de protección y negativa para que esos documentos sean conocidos y, quizás, se vaya a encontrar los cadáveres de estos desaparecidos.

Quiroga Santa Cruz, diputado desde 1979, inició en el Congreso un juicio de responsabilidades contra el exdictador Hugo Banzer Suárez por sus acciones en la presidencia de facto que mantuvo entre 1971 y 1978. Con el golpe de García Meza, el proceso quedó trunco y Banzer murió impune en 2002. No obstante, María Cristina siguió en su búsqueda y en 2010, con su hija María Soledad, estableció una demanda contra el Estado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (coidh).

Hasta hoy esos esfuerzos no fueron logrados y sin saber del paradero de los restos de su esposo, Trigo Viaña falleció de causas naturales el 30 de diciembre a los 79 años de edad. Su vida quedó marcada por la incertidumbre durante más de 34 años sin que el empeño en la lucha por los derechos humanos se detenga, pero como sucede con muchos ejemplos, el suyo no ha merecido frutos ni reconocimientos en vida.

De hecho, sus acciones quedarán para recordar lo dicho al principio, que la justicia boliviana tiene temas pendientes y que deben ser resueltos, pues es parte de la democracia esclarecer los delitos que no prescriben y entre ellos se encuentran, precisamente, los que tienen que ver con las vulneraciones de los derechos fundamentales y los de lesa humanidad.

El Estado debe encarar el esclarecimiento en esta gestión para que las nuevas generaciones de militares, políticos y ciudadanos y ciudadanas tengan presente la historia y no se repitan actos como los que fueron perpetrados durante las últimas dictaduras a partir de 1964. Además, ¿es posible que la “comisión de la verdad”, propuesta en diciembre de 2013 en la Cámara de Senadores, pueda iniciar sus acciones para las que ha sido pensada en esa legislatura?.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia