La Gaceta Jurídica

El Derecho Internacional Público

Durante el siglo XXI nos encontramos frente a un sistema homogéneo de poder, centralizado en Estados Unidos, esto puede llevar a algunos países a querer mover ese centro de poder hacia otros.

El Derecho Internacional Público

El Derecho Internacional Público FOTO: derecho-internacional-publico.com

La Razón (Edición Impresa) / Yunior Andrés Castillo S.*

00:00 / 02 de enero de 2015

Podemos definir el derecho internacional como el conjunto de normas jurídicas que, en un momento dado, regulan las relaciones –derechos y obligaciones– de los miembros de la sociedad internacional a los que reconoce subjetividad en este orden.

También como el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones de los Estados entre sí o, más correctamente, el derecho de gentes que rige las relaciones entre los sujetos o personas de la comunidad internacional. La función del derecho internacional público (dip) es triple.

En primer lugar tiene la de establecer los derechos y los deberes de los Estados en la comunidad internacional. En seguida, debe determinar las competencias de cada Estado y, en tercero, reglamenta las organizaciones e instituciones de carácter internacional.

Puede hablarse de un derecho internacional universal, o sea el conjunto de normas, bien pequeño por cierto, que obliga sin excepción a todos los miembros de la comunidad internacional, en contraposición a un derecho internacional general, término que se aplica al grupo de reglas que están vigentes entre un gran número de Estados, comprendiendo entre ellos a las grandes potencias y a un derecho internacional particular, o sea aquellas normas de carácter contractual, principalmente, que rigen entre dos Estados o entre un pequeño número de ellos.

Rasgos particulares del DIP

Entre sus rasgos particulares se destaca que el dpi se ocupa de regular las competencias de sus sujetos destinatarios como son las organizaciones internacionales y el Estado, estableciéndoles deberes, proteger a sus sujetos destinatarios evitando que los más fuertes acaben con los más débiles, lograr fomentar el desarrollo económico, cultural y científico en materia de salud, educación de sus sujetos a través de tratados desarrollados por los organismos internacionales, lograr la paz, la armonía internacional y el orden público.

El dip es un Derecho nuevo en constante evolución y que sufre las modificaciones que les suministran la comunidad internacional a la cual se aplica.

Relación del DIP con otras disciplinas.

Dado que existe una interrelación entre el Derecho y la comunidad internacional que es su objeto, adoptando el Derecho Internacional normas y principios para reglar nuevas modalidades impuestas por la comunidad internacional se puede afirmar que el dip se encuentra relacionado con todas las ramas del Derecho, civil, penal, administrativo, constitucional, etc.

Se relaciona con:

La política internacional.

La moral internacional

La historia

La sociología

La comunicación

La informática

La diplomacia

Normas de carácter general y las normas locales

Dos categorías de normas conforman lo que se conoce como Derecho Internacional Público: las de carácter general y las de carácter local.

A las normas cuyo radio de acción y cuya esfera de validez en el espacio son grandes se las denomina de carácter general. En conjunto, a estas normas con un radio de acción ilimitado es a lo que se conoce como Derecho Internacional General.

A las normas y leyes reguladoras de las relaciones de un número limitado de estados (de 2, de 3 estados…) se las llama normas de carácter local, particular o regional. Por ejemplo, un acuerdo fronterizo entre República Dominicana y Haití es un acuerdo internacional o se reúnen los países de América Latina celebran un convenio comercial. Ese convenio regula relaciones entre los estados de América Latina.

Al conjunto de normas que regulan las relaciones entre grupos restringidos de Estados es a lo que se denomina Derecho Internacional Particular o Derecho Internacional Regional.

Por ejemplo, el derecho de asilo es una institución solamente reconocida en los países de América Latina.

El Derecho Internacional Americano es el conjunto de normas, instituciones que sólo rigen en países de América Latina.

Esas normas de carácter local no se traducen en una fragmentación del Derecho Internacional porque la tendencia hoy es la codificación del Derecho Internacional, no la fragmentación. La existencia de esas normas particulares es porque no han tenido el carácter universal. Esas normas locales no pueden estar en contradicción con las normas universales generalmente reconocidas.

Por ejemplo, la Organización de Estados Americanos (oea), que es regional, no puede estar en contradicción con la Organización de las Naciones Unidas (onu), que es universal. Los compromisos de los países con la onu prevalecen por encima de cualquier otro tipo de tratados que esos países puedan firmar.

En cuanto al Derecho Internacional Público y su relación con el Derecho Interno se establece una diferencia fundamental dado que el derecho interno fue el primero en aparecer y, por consiguiente, la reunión de todas las comunidades nacionales forma la comunidad internacional. De manera que el Derecho Internacional Público es posterior al Derecho Interno.

Periodos históricos del DIP, la doctrina en el Derecho Internacional Público

Se ha establecido que la historia del Derecho Internacional como disciplina hasta hace poco estaba en una etapa embrionaria en el sentido de que no eran muchos los textos consagrados a dicha disciplina (la historia del Derecho Internacional), de allí que la historia del Derecho Internacional, en cuanto a su periodización, ha estado supeditada a diferentes escuelas, diferentes doctrinas y, por consiguiente, son variados los criterios para el establecimiento de dicha periodización.

En ese sentido, hay autores que clasifican el Derecho Internacional basado a determinados acontecimientos que han incidido obviamente en la evolución del Derecho Internacional. Hay quienes señalan un primer periodo que data de la antigüedad hasta la caída del Imperio Romano. Un segundo que data de la caída del imperio romano hasta 1648 cuando se estableció la llamada Paz de Westfalia.

En el 1648 se le dio fin a las guerras religiosas y su incidencia en derecho internacional consiste en que hasta ese año la diplomacia era una diplomacia ambulante, quiere decir que cuando un Estado quería celebrar un convenio con otro enviaba a una persona a ese país y cuando terminaba su misión el embajador regresaba. A partir de ese año surgió en Europa la diplomacia permanente.

Un tercer período va desde 1648 hasta la Revolución Francesa y un cuarto desde la revolución hasta hoy.

Hay otros autores que en vez de referirse a acontecimientos históricos dicen que el surgimiento del Derecho Internacional tiene que ver con el surgimiento de una idea. Dicen que el Derecho Internacional Público surgió con la aparición la obra del holandés Hugo Procio, “Sobre la guerra y la paz”. El libro incidió en los Estados europeos de la época que lo aplicaban y consultaban.

Otros autores que parten de una concepción materialista de la historia vinculan el Derecho Internacional con la historia de la sociedad y así nos dicen que como existió una sociedad esclavista hay un derecho internacional esclavista, como existió una sociedad feudal existe un derecho internacional feudal, etc.

Ahora bien, los últimos descubrimientos de las ciencias históricas permiten constatar que ya en la antigüedad existían relaciones jurídicas entre los Estados.

Independientemente de que se quiera establecer que el Derecho Internacional está más vinculado con una región geográfica determinada o con una época determinada, lo cierto es que existe un Derecho Internacional contemporáneo que se puede diferenciar del Derecho Internacional de otra época.

Esto se dice porque hay elementos cuantitativos y cualitativos que abonan a favor de esa diferenciación. Actualmente ha aumentado de tal manera el número de Estados que participa en las relaciones internacionales que por primera vez se puede hablar de un Derecho Internacional a nivel planetario. Por ejemplo, antes el Derecho Internacional era europeo y se amplió cuando América se emancipó.

Pero, además, el Derecho Internacional contemporáneo ha hecho desaparecer viejos principios reemplazándolos por nuevos, ha creado nuevas instituciones, ha hecho desaparecer otras instituciones y han surgido nuevas ramas del Derecho Internacional desconocidas hasta entonces, todo ello es lo que permite hablar de un derecho internacional planetario.

Antes el colonialismo era un principio generalmente aceptado, era un derecho, el derecho a intervenir. Hoy se ha eliminado el colonialismo, es considerado un crimen. Ahora es el principio de no intervención el que rige. Hay instituciones como la Anexión que ya no se usa.

Una nueva rama es el Derecho Ultraterrestre o Cósmico es una rama que empezó en 1960. Los satélites y su circulación son regulados por éste.

En la forma como se crean sus normas, en la forma como se aplican sus normas, en la manera como se vela por el cumplimiento de sus normas. Además, su objeto de regulación es diferente, sus sujetos son diferentes y, obviamente, sus fuentes serán diferentes.

Esa diferencia tiene su expresión en el hecho de que el sistema jurídico nacional es un sistema jurídico centralizado, y, a la inversa, el sistema jurídico internacional es descentralizado.

En el sistema jurídico nacional hay un órgano centralizado encargado de crear las leyes que van a regir el comportamiento de los integrantes de una comunidad estatal determinada, ese órgano es el órgano legislativo. En cambio, en el sistema jurídico internacional no hay un legislador internacional que se ocupe de legislar, de crear normas que puedan ser impuestas a los miembros de la comunidad internacional sin el previo consentimiento de estos y es que los integrantes de la sociedad internacional son los estados, entidades soberanas por encima de las cuales no hay una entidad supraestatal.

Siendo entidades soberanas, al asumir un compromiso de observancia de determinadas normas, no significa ello un menoscabo a su soberanía; todo lo contrario, es haciendo ejercicio de su soberanía que ellos se comprometen a respetar normas que van a regir su comportamiento.

En ausencia de un legislador internacional, en este sistema jurídico las normas son creadas por los mismos, los propios integrantes de ese sistema, específicamente por los Estados. Esas normas reflejan sus intereses particulares y sus intereses como partes de una comunidad de una sociedad que no puede estar regida por la ley de la selva.

Derecho Internacional Contemporáneo

Surgió formalmente con la creación de la ONU, que constituye un foro universal y democrático en el cual se encuentran representados todos los Estados.

Los artículos 1 y 2 de la Carta de las Naciones Unidas firmada en San Francisco, Estados Unidos, el 26 de junio 1945, que entró en vigor el 24 de octubre de 1945, constituyen la base ideológica que propiciará cambios jurídicos revolucionarios.

La Carta contiene los siguiente principios: cooperación internacional de todos los Estados para el mantenimiento de la paz y seguridad internacional; reafirmación del principio de igualdad soberana y jurídica de los Estados; se prohíbe el uso y amenaza de la fuerza en las relaciones internacionales.

a) Mantener la paz y la seguridad internacionales y, con tal fin, tomar medidas colectivas eficaces para prevenir y eliminar amenazas a la paz; y para suprimir actos de agresión u otros quebrantamientos de la paz; y lograr por medios pacíficos, y de conformidad con los principios de la justicia y del derecho internacional, el ajuste o arreglo de controversias o situaciones internacionales susceptibles de conducir a quebrantamientos de la paz.

b) Fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal.

c) Realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de carácter económico, social, cultural o humanitario, y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión.

A partir de los años 60, y basándose en la Carta de la onu, una gran cantidad de Estados nacieron a la vida independiente cuando se produjo el fenómeno político de la descolonización. Con el surgimiento de estos nuevos Estados, la ecuación política de poder en el mundo cambió.

Así se estuvo ante un sistema heterogéneo de poder distribuido en dos centros: Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (urss).

Durante el siglo XXI nos encontramos frente a un sistema homogéneo de poder, centralizado en Estados Unidos, esto puede llevar a algunos países a querer mover ese centro de poder hacia otros.

Aunque los principios fundamentales han permanecido los mismos, hemos asistido a un enriquecimiento constante de sus normas y de sus instituciones y a ciertos cambios de concepción y tratamiento. Se han universalizado sus dimensiones y, al mismo tiempo, han caducado varias normas e instituciones viejas.

Ese progreso ha oscurecido un tanto el panorama general de la disciplina y ha sido fuente de ilusiones bastante peligrosas. La aplicación de este orden jurídico se ha quedado atrás del desenvolvimiento que se persigue y se nota desajustes. Tampoco la posición del Estado individual ha correspondido al adelanto del derecho de gentes. Otra característica del Derecho Internacional contemporáneo es la creación y funcionamiento de cortes internacionales de justicia, donde son representados los países firmantes, pero que, a diferencia de las nacionales, requieren que los Estados, previamente, hayan aceptado su jurisdicción para poder ser juzgados por dicho tribunal.

Entre ellas se encuentran la Corte Internacional de Justicia (cij) con sede en La Haya, Países Bajos; es el órgano judicial principal de las Naciones Unidas. Su Estatuto forma parte integral de la Carta de las Naciones Unidas. La jurisdicción de la Corte se extiende a todos los litigios que los Estados le sometan y a todos los asuntos previstos en la Carta de las Naciones Unidas o en tratados y convenciones vigentes.

Los Estados pueden obligarse por anticipado a aceptar la jurisdicción de la Corte en casos especiales, ya sea mediante la firma de un tratado o convención en que se estipula que el caso sea sometido a la Corte o mediante una declaración especial en ese sentido. Esas declaraciones de aceptación obligatoria de la jurisdicción de la Corte pueden excluir ciertos tipos de casos.

De conformidad con el Artículo 38 de su Estatuto, la Corte, al decidir las controversias que se le sometan, aplica:

-Las convenciones internacionales que establecen reglas reconocidas por los Estados litigantes.

-La costumbre internacional como prueba de una práctica general aceptada como ley.

-Las decisiones judiciales y la doctrina de los autores más calificados de los distintos países como medio subsidiario para la determinación de las reglas jurídicas.

Si las partes convienen en ello, la Corte también puede decidir un litigio sobre la base de la equidad.

Corte Penal Internacional. El 1 de julio de 2002, con 76 ratificaciones y 139 firmas, entró en vigor en Estatuto de Roma de 17 de julio de 1998. El 11 de abril de 2002 se reunió el número mínimo de ratificaciones necesarias para su entrada en vigor.

Dentro de la Organización Internacional de Comercio se encuentra la Cámara de Comercio Internacional (cci), donde se tiene un organismo arbitral de solución internacional de controversias. El Arbitraje de conformidad con las normas de la Corte Internacional de Arbitraje de la cci está en aumento. Desde 1999 la Corte ha recibido nuevos casos a un ritmo de más de 500 al año.

Una característica del Derecho Internacional contemporáneo es el desarrollo del reclamo de personalidad jurídica de nuevos elementos subjetivos: El individuo que tradicionalmente no ha sido concebido como sujeto de derecho internacional ha ganado esta calidad, al menos relativamente. En Europa occidental existe el régimen de la Corte Europea de Derechos Humanos.

Los movimientos de liberación nacional en materia de descolonización y los pueblos sometidos a ocupación extranjera han recibido la representatividad en el Derecho Internacional al ser aceptados como observadores en organizaciones internacionales como la onu o participando en conferencias de Paz.

Podemos hacer la distinción entre sujetos directos que serían los Estados y las organizaciones internacionales capaces de crear normas jurídicas y los sujetos indirectos, que serían los individuos y los movimientos de liberación nacional que pueden actuar en el orden internacional generando consecuencias jurídicas pero sin la posibilidad de la creación de normas generales.

Algunos juristas pertenecientes a países industrializados han propuesto que las empresas trasnacionales son sujetos de derecho internacional, por tener influencia multipaíses e, incluso, una personalidad jurídica internacional; los países no tan industrializados como los latinoamericanos han sostenido y ésta es la postura actualmente vigente, sobre el principio superior de soberanía del Estado y sometimiento de las empresas a su potestad soberana.

Base social del DIP. Principios que sustentan el derecho internacional público

Los principios son los fundamentos y la razón básica sobre los cuales se desarrolla la propia existencia del dip para facilitar las relaciones entre los pueblos y realizar la cooperación internacional.

Los principios básicos del dip son los siguientes:

Coexistencia pacífica: forma de convivencia entre Estados con diferentes sistemas políticos, económicos y sociales sobre la base de que todos reconozcan y respeten el dip; igualdad soberana; independencia; Autodeterminación: derecho de cada pueblo y nación de elegir libremente su régimen político, económico y social.

Integridad territorial

Derechos de conservación: a través de ellos el Estado se provee de los medios necesarios para atender a su propia defensa contra los enemigos internos y externos.

Respeto recíproco

Derecho de nacionalización: poder que tienen los pueblos de disponer de sus riquezas y recursos.

Interpretación de los tratados

La interpretación es la operación que tiene como objetivo la determinación del sentido del alcance y del contenido del texto de un tratado.

La regla general de interpretación está establecida en el artículo 31 de la convención de Viena:

“Un tratado deberá interpretarse de buena fe conforme el sentido común que haya se atribuirse a los términos del tratado en el contexto de estos y teniendo en cuenta su objeto y su finalidad.

Para los efectos de la interpretación de un tratado, el contexto comprenderá, además del texto, incluidos su preámbulo y anexos:

-Todo acuerdo que se refiera al tratado y que haya sido concertado entre todas las partes con motivo de la celebración del tratado.

-Todo instrumento formulado por una o más partes con motivo de la celebración del tratado ya aceptado por las demás como elemento referente al tratado.

Juntamente al tratado deberá tenerse en cuenta:

-Todo acuerdo ulterior entre las partes acerca de la interpretación del tratado o de la aplicación de sus disposiciones.

-Toda práctica ulteriormente seguida en la aplicación del tratado por la cual conste el acuerdo de las partes acerca de la interpretación del tratado.

-Toda norma pertinente al Derecho Internacional aplicable en las relaciones entre las partes.

Continuará

*    Es licenciado e ingeniero dominicano.

Tomado de: monografías.com

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia