La Gaceta Jurídica

El Derecho en la antigüedad

(Parte II)

Foto: derechoromano.es

Foto: derechoromano.es

Leonardo Delgado Azaña

00:00 / 13 de marzo de 2015

Las leyes de Asiria

Llamadas también Código de la Mujer Asiria o Espejo de las Mujeres, se originaron aproximadamente en el año 1500 a.C, constan de tres tablas: la primera contiene sesenta cláusulas con 828 líneas que se refieren a disposiciones sobre la mujer, la segunda dieciocho cláusulas sobre la tenencia de la tierra y la tercera contiene regulaciones sobre la propiedad.

La ley de los Hititas

Llamado también el Código de los Hititas, civilización de Oriente Medio que data aproximadamente del 1500 a.C, estaba escrito en caracteres cuneiformes en unas tablillas de arcilla, compuesto por dos partes de cien parágrafos.

El él se encuentran regulados aspectos jurídicos como la indemnización patrimonial por daños causados a una persona, la pena de muerte por las ofensas cometidas por los esclavos al monarca o por casos de sodomía e incesto; instituciones jurídicas como el matrimonio, el derecho de propiedad, el salario; cuestiones penales y procesales penales, entre otros. La justicia fue administrada por jueces.

Los éxitos más relevantes de la civilización hitita se encuentran en el campo de la legislación y de la administración de justicia.

Los códigos civiles de los hititas revelan una gran influencia babilónica, aunque su administración de justicia es mucho más severa que la de los babilonios.

Los hititas rara vez recurrían a la pena de muerte o a la mutilación corporal, características de otras civilizaciones del antiguo Oriente Próximo. Además, la justicia hitita estaba basada fundamentalmente en el principio de restitución en lugar del de retribución o venganza.

La pena por robo, por ejemplo, era la devolución del objeto robado y el pago de una recompensa adicional.

La economía hitita estaba basada en la agricultura. Los principales cultivos eran el trigo y la cebada y los animales fundamentales el ganado vacuno y las ovejas. Los hititas también tenían reservas de minerales ricos tales como cobre, el plomo, plata y hierro. Sus técnicas metalúrgicas eran avanzadas para su época, puede haber sido el primer pueblo en trabajar el hierro.

Antecedentes

El sistema jurídico romano

El derecho romano rigió a la sociedad romana desde el año 753 a.C hasta el 476 d.C en que se extinguió el Imperio Romano de Occidente. Sin embargo, también son parte de la historia del Derecho Romano las vivencias jurídicas del Imperio Romano de Oriente hasta el año 1453 que corresponde a la caída de Constantinopla.

Así tenemos una subdivisión:

La monarquía (desde el año 753 a.C hasta el 510 a.C).

La república (hasta el año 27 a.C).

El imperio que se inicia con Augusto.

El sistema jurídico romano.

Uno de los más evidentes de la influencia continua de Roma sobre la sociedad de hoy en día existe en la estructura gubernamental y el sistema legal en el uso en gran parte del mundo occidental.

El Derecho Romano fue codificado por Gayo durante los “emperadores flavios” que hoy es la base para la mayoría de los sistemas jurídicos europeos y las leyes.

En este sistema todas las leyes están enumeradas por crímenes cometidos en uno o más libros. Actualmente es utilizada en Inglaterra y Estados Unidos una variación de la ley romana llamada Common Law.

El juicio y las penas están basados en los precedentes, en las resoluciones anteriores de que los jueces y los jurados han hecho. Cuando vemos la influencia latina más en el sistema jurídico de Estados Unidos está en el idioma de los tribunales, la mayoría de las civilizaciones primitivas fueron regidas por la costumbre o los juicios arbitrarios de los reyes o los sacerdotes leyes y los castigos por no seguir las leyes estaban en el capricho del gobernante.

Sin embargo, en el año 450 a.C, después de una revuelta de la plebe que sentía que tenía derecho de saber y que era capaz de interpretar el código de las leyes, fueron establecidas las Doce Tablas. Una comisión de diez hombres con poderes extraordinarios, decemviri legibus scribundis, indicó los fundamentos de la ley para todos los ciudadanos romanos. Era un civile ius completa.

Estas mesas cubrían todas las áreas de la ley haciendo hincapié en el procedimiento que iba a ser seguido por diversos delitos. Ellos hicieron que la ley sea abierta y aplicable, supuestamente, a todos los ciudadanos pero quienes tenían riqueza, encontraban la manera de escapar del juicio.

Las leyes de las Doce Tablas nunca fueron derogadas, pero una parte cayó en desuso al pasar los siglos. En la acutalidad también en muchas partes existen leyes que figuran en los libros pero que no son practicadas. En Kentucky, Estados Unidos, por ejemplo, es ilegal llevar un cucurucho de helado en el bolsillo.

Hay que tener en cuenta el tiempo cubierto por la República de Roma y el imperio. Alrededor del 160 d.C, unos 600 años después del establecimiento de las Doce Tablas, un jurista llamado Gayo escribió acerca de las leyes romanas.

Cerca de 400 años más tarde el emperador Justiniano comprometió a varios juristas para crear una completa recopilación de las leyes romanas. Así sabemos mucho de lo que era la ley, pero tenemos un conocimiento limitado de la aplicación de estas leyes, en especial con respecto a las mujeres, las clases más bajas o los pueblos fuera de Roma.

Sabemos algunas cosas sobre la aplicación de las leyes a los miembros de las clases altas, pero de nuevo no sé hasta qué punto el soborno y la corrupción alteraron el curso de la justicia. Esto es debido al hecho de que la mayoría de nuestro conocimiento proviene de los hechos de la clase alta.

La ciudadanía era exclusiva y el Imperio Romano estuvo marcado por fuertes diferencias de clase. Los ricos tenían el control de la mayor parte de las costumbres jurídicas antes del establecimiento de las Doce Tablas y mantuvieron su influencia en las cortes romanas.

El Quaestiones perpetuae (los tribunales del jurado de pie) estaba básicamente compuesto por los tribunales penales de la República tardía. Había varios de estos tribunales, cada uno relativo a un delito diferente. Los jurados grandes fueron extraídos de una lista de ciudadanos de clase alta y determinada por mayoría de votos. La opción de apelación no estuvo disponible hasta después de la “regla de Augusto”.

La delincuencia, en especial el crimen violento, se incrementó durante las guerras púnicas en la población de clase baja, obligada a abandonar sus pequeñas granjas por los propietarios de granjas de gran tamaño, allí la población creció.

Los esclavos fueron llevados a Roma como consecuencia de las guerras, creando desempleo masivo entre la gente. El ocio también condujo al aumento de los delitos. Toda persona acusada de un crimen podría ser llevada ante el pretor urbanus por su acusador. Este conflicto también podría ser resuelto por un juez menor.

En cualquier caso, el castigo era grave. No mucho se ha escrito sobre las penas de la gente de clase baja. Delitos como el falso testimonio, el adulterio y la falsificación eran castigados con la pena de muerte. Delitos de menor gravedad fueron castigados en una política de “ojo por ojo”.

La pena de muerte fue impuesta por enterrar vivo y en castigo se lanzaba desde un acantilado al culpable. Las ejecuciones fueron ordenadas incluso por la posesión de armas con intenciones criminales o por la posesión de veneno (piense en lo afortunado de que los americanos deben ser protegidos del “castigo cruel e inusual” por nuestra constitución).

El castigo estricto, por lo general, solo era aplicado a los delincuentes de la clase baja. Los miembros de las clases senatorial y ecuestre eran exiliados por un tiempo determinado con la prohibición de agua y comida dentro de una distancia determinada de Roma y sus propiedades eran confiscadas. Los plebeyos eran azotados o enviados a trabajar en las minas.

Durante el imperio también se puede elegir para ser enviado a la escena. Desde la flagelación hasta el trabajo en las minas a menudo significaba una muerte lenta, la elección de los juegos parecía una solución más amable para algunos. Hay evidencia contradictoria de si un ciudadano puede recibir una pena de muerte, pero, en efecto, muchos de los castigos que los miembros de las clases más bajas recibíann era una condena a muerte. Si un ciudadano romano se encontraba en una provincia, no se permitía que sea condenado a muerte, azotado, torturado o encadenado por el veredicto de un tribunal en las provincias.

El sistema jurídico germano primitivo

El concepto de Derecho germano primitivo proviene de una construcción intelectual basada en similitudes que se presentan en algunas de las tribus germánicas, pero en realidad no existe un Derecho estructurado normativamente.

Los primitivos germanos o teutones fueron indoeuropeos de razas diversas que se encontraban rodeando las fronteras romanas y sin adhesión al territorio que ocupaban (llamados peyorativamente barbaros).

No poseían un código legislativo, por lo que se regían bajo el derecho consuetudinario. Sin embargo, tras el contacto con la forma de vida romana, surgieron algunos de los códigos de leyes promulgados por los reyes, como es el caso del código de Eurico.

Era un Derecho mucho más primitivo que el Derecho romano, típico de poblaciones seminómadas con una idea de la propiedad mucho más restringida, motivo por el cual fue cediendo terreno a este último a medida que los germanos invasores se fueron estableciendo en los territorios europeos y adaptando el sistema de la vida romana.

Características del Derecho Germánico Primitivo

Preponderancia de la costumbre

Su divulgación se realizaba mediante transmisión oral de generación en generación y para su aprendizaje y memorización se utilizaba versos y refranes. Se hacía de esta forma porque no conocían la escritura, por ende, no existía otro medio hasta que fueron establecidos en los territorios del Imperio Romano, donde recibieron la influencia romano-cristiana.

Es catalogado de primitivo. Tenían un carácter grupal, es decir, en estas existía un predominio de la colectividad frente al individuo.

La familia

Dentro del Derecho germano arcaico la sippe adquirió un rol destacado entre los hombres libres, era el círculo de los parientes de sangre de una persona con fines agrarios, militares y luego jurídicos y judiciales. La sippe se reunía para obtener venganza, por ejemplo, de homicidios contra un miembro del grupo y protección en aquellos casos de orfandad de niños hijos de un miembro de esa familia.

El derecho germánico es considerado el tercer ordenamiento jurídico en orden de importancia, después del Derecho romano y el Derecho canónico, para la formación del Derecho occidental actual.

Se considera que figuras como las relaciones jurídicas mancomunadas o la comunidad de bienes proceden directamente del Derecho germánico, dado que el Derecho Romano estaba basado en la idea de propiedad individual y parcialidad.

El sistema jurídico galo e hispánico-visigodo

Dentro de los pueblos germanos resaltan los visigodos que, a diferencia de la mayoría de los demás pueblos de este grupo, tenían muy buena relación con los romanos, a los que auxiliaron en varias ocasiones contra pueblos barbaros que invadían el Imperio, a cambio de tierras en las solares del imperio.

El Estado Visigodo, desde el asentamiento del grupo étnico de los visigodos en Tolosa, así como, posteriormente, en Toledo y hasta el año 71 en que ocurrió la invasión islámica, tuvo un sistema jurídico compuesto por las normas personales de los visigodos y de los súbditos no germanos del Estado hispano-godo.

En el Derecho visigodo se distinguió dos etapas: manifestación consuetudinaria y la legal. La manifestación era un pueblo nómade y, cuando se asentó, se destacó la promulgación de su derecho.

Entre los visigodos, el que legislaba era el rey asesorado por el Aula Regia (sala del rey). El Aula Regia tenía solo el carácter interpretativo y pudo detectar lagunas jurídicas e infórmaselas al rey para que legislara sobre esas lagunas.

La cadena de principales textos jurídicos visigodos está conformada por el código de Eurico, el Brevario de Alarico, el Código de Leovigildo y el Liber ludiciorum (cuerpo de leyes visigodo de carácter territorial dispuesto por el rey Recesvinto).

El Derecho de los pueblos galos e hispano-visigodos encierra un contenido histórico, como sucede con todos los sistemas jurídicos.  Algunos juristas de la historia del Derecho, como es el caso de Galo Sánchez, sostienen que con la migración de los pueblos germánicos se inició la edad media española.

Con posterioridad el historiador belga Jacques Pirenne y el romanista alemán Paul Koschaker sostienen que la invasión de los mahometanos entre los años 633 al 732 de Oriente Medio, norte de África, España y parte del sur del reino franco y el consiguiente control por éstos del mar Mediterráneo tuvo más importancia que la invasión germana y es con la irrupción del islam que se marcó el inicio de la Edad Media.

En este momento de migración islámica, también apareció la ruralización de la economía europea y el feudalismo.

Existió dentro de los visigodos una facción que puede denominarse “nacionalista”, contraria a la filorromana que no era partidaria de la convivencia pacifista con Roma, sino del choque guerrero con el imperio mirando con desagrado la sumisión a Roma. Esta facción eligió como jefe visigodo a Alarico I, de la familia de los Balthos, quien puso su espada en alto mirando hacia occidente.

El monarca gobernó a los visigodos entre los años 395 al 410. Después de dos fracasos guerreros sobre tierras de Italia, Alarico I realizó un tercer intento saqueando Roma el 24 de agosto del año 410, respetando en el asalto a las basílicas de San Pedro y San Pablo pese a ser un hereje arriano.

Ese mismo año falleció Alarico I, siendo enterrado con funerales épicos cerca de Cosenza, en el lecho del río Busento, cuyo cauce fue desviado de su curso para cavar la tumba del célebre guerrero. Luego las aguas volvieron a cubrir el lugar de la sepultura y los esclavos encargados de estos trabajos fueron degollados para que no se revelara el secreto de la tumba. Alarico I no pudo presenciar a su pueblo definitivamente asentado en estas tierras.

El sistema jurídico era consuetudinario investido de los principios de la personalidad del Derecho que era opuesto al principio territorial de los romanos.

El pacto entre romanos y visigodos impulsó a éstos últimos a guerrear en defensa de los primeros contra alanos y vándalos sílingos y a devolver Gala Placidia a cambio de que el emperador romano les entregue abastecimientos. El resultado de la cruenta lucha militar fue rápido y favorable a este bloque romano-visigodo que destruyó a suevos y vándalos que buscaban refugio en la zona noroeste de la península Ibérica.

Como trofeo bélico, los visigodos recibieron del emperador Constancio la provincia de Aquitania II en calidad de federada del Imperio. Este hecho marcó el inicio del reino visigodo de Tolosa (Tolouse) el que toma los caracteres de Estado y los visigodos dejaron de ser un grupo nómada para adquirir una estructura política definida.

Después de Teodoredo aparecieron en el escenario que rodea la monarquía visigótica sus hijos Turismundo (451-453) y Teodorico (453-466). Este último se erigió en vencedor de la contienda bélica con la ayuda prestada por los suevos, haciendo prisionero a su rey Requiario.

Asesinado Teodorico por su hermano Eurico (446-484), éste ascendió al trono y fue reputado para la posteridad como el verdadero fundador del reino visigodo en Tolosa, pues, aunque los monarcas Walia y Teodoredo habían sentado las bases en que se sustentaba el reino visigodo, fue Eurico quien rompió definitivamente el ligamen con Roma, cuando en el año 476 desapareció su último emperador.

Al extinguirse el Imperio Romano con la deposición de Rómulo Augústulo en el año 476 cesó el poder del prefecto romano de las Galias y Eurico se sustituyó a sí mismo sobre el prefecto romano de las Galias extinguiéndose los vínculos jurídicos entre romanos y visigodos por el pacto o feudus entre Honorio y Walia en el año 418.

Eurico extendió su reino por las Galias y España y erigió un vasto imperio desde el Guadalquivir al Loira. Eurico dominó al pueblo con las armas y se impuso a éste con las leyes.

Desde el punto de vista jurídico, bajo el monarca Eurico quedó compilado el costumbrismo del Derecho germánico en un texto redactado en latín y que es conocido como el Código de Eurico. Según D’ors es una obra que se promulgó con el carácter de edicto, el mismo que sustituyó al antiguo edicto romano del prefecto del pretorio para las Galias.

Se le conoce como edictum y también como lex. Es el más antiguo cuerpo jurídico escrito del derecho germánico dividido en títulos y capítulos conservándose solo los números 276-336 con notorios vacíos.

Reguló el reparto de tierras entre visigodos e hispano-romanos, también el matrimonio, la posesión de armas, los litigios y la distribución tribal. Después de Eurico, las leyes de los godos se conocieron por escrito “ya que antes se regían por usos y costumbres”.

Eurico murió en Arlés en diciembre del año 484. El mejor epitafio sobre Eurico fue puesto por Sidonio Apolinar: “del mismo modo como domina al pueblo con las armas, así también se impone a éstas con las leyes”. Antes de Eurico, los godos se regían únicamente por sus costumbres.

Su sucesor fue el hijo de Eurico, llamado Alarico II (484-507). Bajo el reino de Alarico II se promulgó el Breviario de Alarico o Iex romana visigothorum, la misma que constituyó una compilación de fuentes legales romanas tanto para visigodos como para hispano-romanos dentro del Estado visigótico.

Esta noción está inserta en el título de la ley: la ley romana para los germanos prohibiéndose que se apliquen otras. Los juristas e historiadores del Derecho lo conocen también como Breviario de Alarico o Breviario de Aniano. En tiempos remotos se le llamó Lex romana visigothorum por contener exclusivamente normas de Derecho romano.

Continuará

Es abogado peruano.

Tomado de: abogadomype.wordpress.com

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia