La Gaceta Jurídica

Derecho y política en el pensamiento de Norberto Bobbio

Componentes y teoría

El pensamiento de Bobbio transita del individualismo al colectivismo.

El pensamiento de Bobbio transita del individualismo al colectivismo. Foto: tempi.it

María Micaela Alarcón Gambarte

00:00 / 28 de enero de 2014

Derecho y política no son términos excluyentes sino absolutamente incluyentes, como hace alusión la célebre frase del constitucionalista André Hauriou: “El objeto del derecho constitucional se puede definir como el encuadramiento jurídico de los fenómenos políticos”.

En el presente artículo analizaré las concepciones teórico-jurídicas sostenidas por el jurista, filósofo y politólogo italiano Norberto Bobbio (1909-2004) con relación a la evolución de su pensamiento, el cual partió desde el planteamiento de un Estado Legislativo hacia la reformulación de un Estado del Bienestar, última postura jurídica que experimentó un cambio rotundo en la posición teórica de dicho autor al acogerse al análisis de la sociología jurídica.

Así, Norberto Bobbio, en su construcción teórica, propone una relación entre los conceptos de política y Derecho a partir de la metáfora de dos pirámides:

Son dos pirámides próximas, ubicadas una al lado de la otra, ambas con sus vértices hacia arriba y sus bases contiguas, una representa el Derecho y la otra representa el poder, en ambas se estructuran sus respectivos objetos de manera jerárquica y estratificada, de tal forma que la pirámide del poder cuenta con un ascenso de poderes que van de los menores a los más fuertes o hasta el poder sumo o máximo ubicado en el vértice.

La del Derecho, por su parte, tiene encima obviamente a la Norma Fundamental y de ella se desprenderán todas las demás normas jurídicas en descenso hasta la jerarquía de la base.

En este constructo, las dos pirámides inicialmente se encontrarán en un mismo nivel e igual altura, sin embargo, se puede establecer una leve diferencia entre la cúspide de una y la cúspide de la otra, dependiendo de que la mirada se despliegue por un jurista o un politólogo, por lo tanto, la cima de cada una estaría en un estrato superior al de la otra según se vea desde la perspectiva de que la soberanía es superior a la norma fundamental o que la norma fundamental es superior a la soberanía.

Cada pirámide, en esta teoría, se encuentra compuesta por elementos constructores, así en la pirámide del poder encontramos los elementos de legitimidad, legalidad y efectividad y, por su parte, en la pirámide del Derecho radicarán los elementos de validez, justicia y eficacia.

Interacción de componentes

En este espacio jurídico concreto, Bobbio plantea una interacción dinámica entre los componentes de ambas pirámides, aportando unidad entre el Derecho y la política, proponiendo un engranaje determinado que se encuentre conformado por tres parejas y cuyos componentes de cada pareja guarden entre sí relación, según sea su correspondencia directa con la Teoría General del Derecho o con la Teoría General de la Política.

En este sentido, expresaré que la primera pareja es “legitimidad y legalidad”, por su lado, la legitimidad considera el origen del poder, determinando si el soberano tiene o no un derecho fundado que correlativamente le faculte a esperar obediencia del súbdito.

Mientras tanto, la legalidad atiende a la manera de cómo se ejerce ese poder o al deber de ajustarse a ciertas prescripciones en su ejercicio, que en caso de no cumplirse liberan al súbdito de su deber de obediencia.

La otra pareja es “justicia y validez”, dentro de la teoría de la norma. Así, del mismo modo que un poder puede ser legítimo sin ser legal y legal sin ser legítimo, también una norma puede ser justa sin ser válida y válida sin ser justa, afirmación que, sin embargo, nunca fue aceptada por el jurista Bobbio, porque dicha pretensión planteaba, según sea desde una posición iusnaturalista, que el Derecho para que sea justo deba predicar su validez o desde el positivismo jurídico que una norma para que sea justa deba ser válida.

Y la pareja compuesta por “efectividad y eficacia”, según la cual efectividad es predicable del poder y eficacia predicable de la norma, así la eficacia de la norma depende de la efectividad del poder y la efectividad del poder depende del hecho de que las normas sean eficaces.

Descrita precedentemente la construcción teórica de Norberto Bobbio, se clarifica que su propósito fue crear un modelo que permita articular las teorías generales del derecho y de la política, puesto que para él ninguna de las cúspides se posicionaba por encima de la otra o justificar un poder de hecho en un caso determinado, porque esto dependerá en definitiva de la mirada del observador según sea un politólogo o jurista, lo que más bien propone el autor es una convergencia teórica en la fundamentación recíproca de sus componentes.

Es decir, si el sumo poder deja de fundamentarse en el Derecho, tarde o temprano será derrocado si la norma fundamental no se fundamenta en el poder máximo, tarde o temprano será derogada o inobservada.

Del paso del Estado Liberal al Estado del Bienestar y sobre el quiebre de ambos

A partir de 1960 Bobbio comienza a cambiar su posición al asumir un enfoque sociológico, el cual es identificable en sus posteriores estudios, puesto que se aleja de la construcción de modelos teóricos a fin de abordar la sociología, por lo que sus reflexiones se centran básicamente en la transición histórica del Estado Liberal al Estado del Bienestar, y con éste último al valor de la igualdad y la justicia social, con una fuerte intervención de la administración pública y reconocimiento de derechos económicos y sociales, dejando atrás, muy atrás, el famoso Estado legislativo.

La utilidad de comprender el pensamiento de Bobbio y su tránsito del individualismo hacia el colectivismo o de un Estado Liberal estructuralista a un Estado del Bienestar funcionalista, permite reconocer el actual quiebre de ambos modelos de Estado y, particularmente, del Estado del Bienestar producido por la crisis económica, lo que conduce inevitablemente a cuestionar el planteamiento que diferentes pensadores jurídicos han manifestado: “quebrados los modelos y constructos teóricos lo que nos queda es transitar hacia el peligroso camino de la globalización”. 

Es abogada constitucionalista.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia