La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Derechos de los seres vivos

…es común que en el territorio nacional se viole estas normas y los derechos de los seres vivos que han sido establecidos, además, en diferentes tratados y declaraciones universales, las cuales fueron ratificadas casi por completo por el país. En este panorama, el problema de la falta de observancia a los derechos de los seres vivos es de constatación permanente.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 27 de marzo de 2012

La legislación sobre medio ambiente todavía es pobre en el país, no obstante el articulado de la Constitución Política del Estado de 2009 que prevé la protección de la vida en su Capítulo quinto de Derechos sociales y económicos, en la Sección I de Derecho al medio ambiente (Artículo 33. (…) El ejercicio de este derecho debe permitir a los individuos y colectividades de las presentes y futuras generaciones, además de otros seres vivos, desarrollarse de manera normal y permanente. Artículo 34. Cualquier persona, a título individual o en representación de una colectividad, está facultada para ejercitar las acciones legales en defensa del derecho al medio ambiente, sin perjuicio de la obligación de las instituciones públicas de actuar de oficio frente a los atentados contra el medio ambiente).

A la par, continúa vigente, mientras no se promulgue otra, la Ley del Medio Ambiente 1333. Ambos mecanismos deberían prevenir la protección de la naturaleza desde todos los ámbitos, en todos los grados y para todo momento; sin embargo, es común que en el territorio nacional se viole estas normas y, por ende, los derechos de los seres vivos que han sido establecidos, además, en diferentes tratados y declaraciones universales, las cuales fueron ratificadas casi por completo por el país.

En este panorama, el problema de la falta de observancia a los derechos de los seres vivos es de constatación permanente. Demás está dar ejemplos como la venta de animales de diferentes especies en la ciudad de El Alto en condiciones por demás deplorables y crueles, dejando de manifiesto que muchas personas con capaces de malos tratos a seres indefensos y sometidos por la fuerza a vivir en pequeñas jaulas, apretujados, lastimados, muertos de hambre y de sed y en situaciones tan lamentables que provocan la pérdida de extremidades, órganos de los sentidos y muertes dolorosas y lentas.

El justificativo de esta crueldad es la pobreza, lo que parece impedir a los encargados estatales o municipales evitar de forma directa esta situación, sin embargo, se conoce que este tipo de negocio mueve dineros bastante considerables, por lo que ese atenuante no tiene razón de ser. Otro de los motivos es la creencia en métodos medicinales y prácticas supersticiosas para el bienestar que llevan al maltrato de los animales de otras especies. Entres estas condiciones se desarrolla otro aspecto de también lamentables consecuencias, tal es el contrabando de invertebrados desde Bolivia, delito que ha sido descrito hace pocos días por el matutino La Razón en un informe especial.

Al respecto, se evidenció que miles de insectos y otros invertebrados son capturados para ser enviados a Europa, Asia y Estados Unidos, donde son comercializados a precios altos, lo cual es una carnada para campesinos, traficantes y otros que se dedican a la recolección, matanza y embarque de estos seres, entre los que destacan cucarachas y mariposas. En este proceso, los animalitos (que también son aves, reptiles y otros) son encerrados en frascos o cajas con la incertidumbre de llegar con vida o morir asfixiados en el camino o, en otros casos, son asesinados en el lugar en métodos como la disecación frente al sol. Las formas, casos y víctimas son incontables, mientras que las soluciones aún no llegan ni los encargados actúan de oficio, pues no están capacitados para ello.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia