La Gaceta Jurídica

Desclasificación en Chile

…el paso dado por la justicia de ese país es importante para el esclarecimiento de una parte de los funestos hechos, además que se convierte en referencia para el caso boliviano, donde se aguarda similares avances debido a que persiste la negativa de entregar documentos militares…

Editorial

00:00 / 08 de abril de 2014

Este lunes se produjo en Chile un paso importante de la justicia con la desclasificación de 407 fichas de personas  desaparecidas a manos de grupos militares de represión durante el régimen del dictador Augusto Pinochet (1973-1990). Estos documentos corresponden a víctimas de la dictadura que fueron vistas por otros prisioneros en distintos centros de reclusión o tortura de la policía secreta y que posteriormente desaparecieron.

Si bien los familiares y organizaciones por la defensa de los derechos humanos y que reivindican la memoria sobre los hechos de ese periodo militar celebraron esta acción, es claro que el acto jurídico corresponde apenas a un pequeño porcentaje de los expedientes hallados hace tiempo en la Colonia Dignidad, un centro de tortura y asesinato creado en 1961 por el exsuboficial nazi Paul Schaefer, que en el periodo de Pinochet sirvió para  desaparecer a los opositores del gobierno militar.

El legajo encontrado en ese lugar alcanza a un total de 39 mil fichas que tienen que ver con detenidos desaparecidos y ejecutados entre 1973 y 1990, por lo que las 407 fichas apenas superan el uno por ciento del total. Asimismo, hasta el momento de la desclasificación de esta porción de documentos, en una actitud que puede ser considerada de protección, el juez Jorge Zepeda negaba el acceso a la información en el proceso que él conduce contra los responsables de hechos en la Colonia Dignidad, además, por actuación de este magistrado, esos documentos se encontraban bajo el amparo de la Ley de Inteligencia Nacional, considerados “secreto de Estado”.

Sobre esta situación, los activistas aclararon que, cuando se trata de crímenes de lesa humanidad, las convenciones internacionales y las organizaciones de derechos humanos consideran que no puede haber secreto de Estado ni razones de seguridad nacional. Las fichas entregadas por Zepeda corresponden a varios centros de detención y tortura donde las víctimas fueron detenidas, desaparecidas o ejecutadas por la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina) o policía secreta de Pinochet. Estos sitios son Villa Grimaldi, Londres 38, José Domingo Cañas y una cárcel clandestina conocida como “Venda Sexy”.

En los últimos años el accionar de protección fue tan rígido que estos folios fueron negados, incluso, y aún lo son, al Consejo de Defensa del Estado, que es una instancia chilena querellante en los juicios contra alemanes nazis por crímenes de lesa humanidad, estafa, fraude al fisco, evasión tributaria, violación, tenencia ilegal de armas y productos químicos mortales, contratos simulados y contrabando, perpetrados dentro de las inexpugnables más de 16.000 hectáreas de la Villa Grimaldi. La protección puede deberse a que muchas filmaciones y fotografías que se mantienen clasificadas muestran a personalidades públicas en relaciones sexuales con menores de edad. Con esos elementos los nazis chantajeaban a cambio de protección.

De todos modos, aunque se espera que termine el favoritismo en Chile, el paso dado por la justicia de ese país es importante para el esclarecimiento de una parte de los funestos hechos, además que se convierte en referencia para el caso boliviano, donde se aguarda similares avances debido a que persiste la negativa de entregar documentos militares relacionados con las dictaduras que tienen cuentas pendientes por sus delitos de lesa humanidad.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia