La Gaceta Jurídica

Día de nuestros mayores

…promover la sensibilización y asumirla como valor personal en relación a la consideración que merecen los adultos y las adultas mayores es otra limitación en los grupos de otras edades, que no son todavía conscientes de que las etapas de la vida pasan apresuradamente y que cada vez la población mayor de 60 años crece en porcentaje en el mundo y el país.

Editorial

00:00 / 26 de agosto de 2014

Este 26 de agosto se recuerda en el país el “Día de la Dignidad de las Personas Adultas Mayores”, establecido con el Decreto Supremo Nº 264 de 26 de agosto de 2009, que en su parte considerativa toma en cuenta aspectos fundamentales. Éste documento invoca el artículo 67 de la Constitución Política del Estado (cpe), que “dispone que todas las personas adultas mayores tienen derecho a una vejez digna con calidad y calidez humana. Asimismo, el artículo 68 determina que el Estado Plurinacional adoptará políticas públicas para la protección, atención, recreación, descanso y ocupación social de las personas adultas mayores, de acuerdo con sus capacidades y posibilidades”.

Igualmente, el decreto rescata y profundiza diversas normas que establecieron anteriormente fechas especiales, descuentos y privilegios en beneficio de los ciudadanos bolivianos y bolivianas mayores de 60 años. Entre otras se encuentra el Decreto Supremo Nº 1421, de 17 de diciembre de 1948, que declaró el 18 de diciembre “Día del Anciano”; esta determinación fue modificada con el Decreto Supremo Nº 15750, de 22 de agosto de 1978, que ya estableció el 26 de agosto de cada año como fecha conmemorativa del Anciano en Bolivia. Por otra parte, el mecanismo legal de 2009 abroga el Decreto Supremo Nº 24593 de 5 de mayo de 1997 que instituyó esta fecha como “Día Nacional del Anciano”.

El “objeto” del decreto incluye promover que las entidades públicas que trabajan a favor de este sector etario programen y desarrollen brigadas de salud, jornadas de integración, actividades culturales y de recreación y que realicen actos públicos educativos para sensibilizar y promover el respeto a las personas adultas mayores, el artículo 3 estipula que los Ministerios de Educación y de Salud y Deportes deberán incorporar en su planificación anual la implementación de programas específicos de apoyo, desarrollo y protección del adulto mayor.

Si bien la preocupación de los gobernantes por este conjunto de la población data de hace 66 años en nuestro país, las condiciones no han sido mejoradas sustancialmente para las personas adultas mayores, ni siquiera en este último tiempo en el que también se presentan determinaciones internacionales a las que Bolivia se ha sumado, como es el Día Internacional de las Personas de la Tercera Edad, fijado por la Organización de las Naciones Unidas (onu) para el 1 de octubre de cada año, institución que exhorta a los países para que realicen acciones a favor de los adultos mayores de acuerdo a sus particularidades.

Al momento, los problemas de atención de salud, acceso a la vivienda, de respeto general como personas con derechos y a su condición vulnerable por la edad no son motivo de soluciones más allá de políticas de Estado que tienen cierto valor pero limitada utilidad, como es el “Bono dignidad”. De ese modo, todavía no se cumple a cabalidad lo que establece el artículo 68 de la CPE. De igual modo, promover la sensibilización y asumirla como valor personal en relación a la consideración que merecen los adultos y las adultas mayores es otra limitación en los grupos de otras edades, que no son todavía conscientes de que las etapas de la vida pasan apresuradamente y que cada vez la población mayor de 60 años crece en porcentaje en el mundo y el país.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia