La Gaceta Jurídica

Encarar el problema de forma adecuada

Consideraciones del tema

La población merece orientación sobre el tema y seguridad en su ciudad.

La población merece orientación sobre el tema y seguridad en su ciudad.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 06 de marzo de 2012

Es importante que en Bolivia (ahora Estado Plurinacional) la pena de muerte y su pretendida reimplantación en el ordenamiento jurídico, será siempre INCONSTITUCIONAL (que es diferente de lo anticonstitucional, dado que esto supone la realización de un acto contrario a lo dispuesto en la Constitución) en tanto que nuestra organización política se encuentra sustentada en el régimen democrático.

Este régimen implica la supresión de toda clase de torturas y/o penas crueles, inhumanas o degradantes, en razón del respeto a la dignidad humana, dado que dichas bases constitucionales son absolutamente incompatibles con la destrucción de la vida (en una especie de venganza del talión), mediante padecimientos físicos, de tal forma que implementar esta forma de castigo sería una espléndida contradicción (como decir, luz oscura o fuego frío) frente a los valores humanos que rigen nuestro desenvolvimiento en sociedad. No se puede vengar la muerte con más muerte ni, aunque eliminemos de una vez por todas a los delincuentes, desaparecerá el delito.

Entonces, no es pertinente afrontar el problema de la criminalidad, de forma simple y sin criterio científico alguno. El delito, según se puede percibir, tiene determinadas causas, factores y condiciones y, entre tanto, éstos no sean eliminados, seguirá existiendo; es decir que por más de que se fusile o se envíe a la cámara de gas a todos los violadores de una sola vez, si persisten las causas, condiciones y factores, entonces surgirá otra cantidad de violadores y así sucesivamente. De ahí que, no es recomendable encarar el problema por las ramas sino por las raíces.

Política criminal

Por otro lado, mientras las teorías partidarias de la pena de muerte sostienen que es la única pena que posee eficacia intimidatoria para luchar contra la gran criminalidad, el argumento más sólido y consistente utilizado por las modernas corrientes abolicionistas de la pena capital señala que la pena de muerte es irremediable, por cuanto no ofrece recurso alguno contra el posible error judicial en cualquier caso. Todas las demás penas, aun las más duras y severas, permiten una reparación en caso de error judicial, mas la (pena) capital no permite reparación alguna.

Este es el argumento esgrimido por Hans Von Hentig dice que el error judicial, en caso de aplicación de la pena de muerte, es definitivamente irreparable. Por tanto, hay que insistir en que no es racional plantear una pena que lesiona derechos humanos, valores y principios fundamentales, como es la vida, para resolver un grave problema como es el delito (sea de violación, asesinato, atraco u otros) que tiene sus causas y factores múltiples que requieren ser eliminados y pienso que lo único que hace falta es encarar una POLÍTICA CRIMINAL de manera integral en Bolivia, que no solamente se ocupe de atacar el delito, sino también de rehabilitar al delincuente a fin de lograr su reinserción a la sociedad.

Finalmente, y para contextualizar éste comentario es útil el trabajo de análisis e investigación de Alan Vargas sobre: “La Pena de Muerte en la Legislación Boliviana.

Evolución histórico-normativa y su proyección internacional”. Monografía históri- co-descriptiva sobre la anterior vigencia y actual abolición constitucional de la pena capital, escrita en La Paz (Bolivia), en diciembre de 2009. Publicado en: LA GACETA JURÍDICA, bisemanario de circulación nacional, en ediciones consecutivas desde el 14 de diciembre de 2010, al 18 de enero de 2011. Disponible en la Biblioteca Virtual del sitio web: http://www.derechopenalenlared.com/; también disponible en Scribd: http://es.scribd.com/doc/59472122; y en el Blog Jurídico Tren Fugitivo Boliviano (http://alanvargas4784.blogspot.com/)

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia