La Gaceta Jurídica

Enmiendas necesarias

…las violaciones suelen “arreglarse” monetariamente con pagos de los agresores a la familia de las víctimas y/o con matrimonios que buscan “lavar el honor de la familia”, en una especie de consagración de la impunidad y del mantenimiento de conceptos coloniales que no ayudan en nada ni protegen a la víctima.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 25 de enero de 2013

Las legislaciones con alto grado de machismo todavía son muchas en el mundo, en especial en países de la comunidad islámica o árabe y en los induistas, en los que todavía ocurren matrimonios concertados por los padres para que mujeres muy jóvenes se casen con hombres mucho mayores. En este sentido, existen situaciones como la que ahora se discute en Marruecos, noroeste de África, donde se aplicará una enmienda a su Código Penal para que los violadores de menores de edad no evadan el castigo al casarse con la víctima.

Hasta ahora, el artículo 475 del Código Penal marroquí “exime al violador de toda sanción si admite casarse con su víctima menor, siempre y cuando no haya una denuncia por parte de la familia de la joven”, lo cual entró en una seria discusión legislativa luego de que hace un año se suicidara en ese país una joven de 16 años que fue violada y después desposada con su agresor, quien continúo con la violencia dentro del matrimonio hasta que ella optó por ese escape.

Con la enmienda aprobada, este tipo de matrimonios ya no serán aceptados por la ley, además de que las sanciones previstas por los actos de violación serán endurecidas hasta con 30 años de cárcel para prevenir las intenciones de personas que “seduzcan” o agredan sexualmente a menores de edad. Según informes periodísticos, la propuesta ya fue aprobada por el Comité de Justicia y Legislación del Senado y deberá pasar por una votación en sesión plenaria en esa misma cámara y la de Diputados, procedimiento que es dado por hecho.

Sin lugar a dudas, éste es un gran paso que podría ser seguido por otras legislaciones que mantienen postulados contrarios a los derechos humanos, muchas veces apoyados en la religión o las costumbres, lo que complica los procedimientos o la aceptación de propuestas para enmendarlos y remediar estos absurdos que se convierten en obstinación. Si de ejemplos se trata, el anterior puede estar acompañado por otro de consecuencias inhumanas, como es la ablación femenina que se práctica en muchos territorios.

Las consecuencias personales de estos hechos son por demás crueles, pues las víctimas viven psicológicamente y físicamente bajo presiones y dolores enormes, lo que también se convierte en un estigma para grupos y sociedades enteras que permanecen en las prácticas que debieron erradicarse hace cientos de años, ya que no se pudo evitar que existieran.

Por otra parte, al tema que se discute en ese país africano  es pertinente agregar otra costumbre que todavía existe en países como Bolivia, y seguramente en muchos otros, donde las violaciones suelen “arreglarse” monetariamente con pagos de los agresores a la familia de las víctimas y/o con matrimonios que buscan “lavar el honor de la familia”, en una especie de consagración de la impunidad y del mantenimiento de conceptos coloniales que no ayudan en nada ni protegen a la víctima.

Es de esperar que ese paso dado en Marruecos sea una punta de lanza para que la violación de menores o de mayores de edad sea enfrentada legalmente y no “honorablemente” por las sociedades. Si existen evidencias y pruebas de lo sucedido, como en el caso de violación a una funcionaria de la gobernación de Chuquisaca, no es posible que se tenga que esperar una denuncia a la que la víctima teme por la estigmatización que existe.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia