La Gaceta Jurídica

Erradicar la violencia medioambiental

Mujeres unidas

La mujeres desarrollaron unidas sus ideas para mejorar su derecho de decisión.

La mujeres desarrollaron unidas sus ideas para mejorar su derecho de decisión. Foto: oiedc.blogspot.com

Oiedc/redacción

00:00 / 07 de octubre de 2014

Mujeres indígenas, originarias, campesinas y regantes de comunidades de Oruro, La Paz y Potosí se reunieron para tejer lazos de solidaridad y construir una agenda para erradicar la opresión patriarcal y la violencia medioambiental contra la mujer.

El segundo Encuentro Nacional de la Red Nacional de Mujeres en Defensa de la Madre Tierra (Renamat) se desarrolló en Machacamarca, Oruro, los últimos días de septiembre.

“Las mujeres de las comunidades al igual que en todo el planeta enfrentamos una realidad, el sometimiento, la violencia  y la opresión y se agrava aún más si somos mujeres pobres e indígenas. No basta solo pelear por la igualdad de las mujeres en medio de una sociedad desigual e injusta, no es posible terminar con la opresión que sufrimos las mujeres si al mismo tiempo no peleamos por la igualdad y justicia social.

Por ello, estamos juntas para erradicar la opresión patriarcal y la violencia medio ambiental contra la mujer, que nos está causando daño en nuestro patrimonio, en nuestro trabajo, a nuestra salud, esta violentando nuestra forma de vida y atentando contra nuestros derechos”, señalo Margarita Aquino, coordinadora de la Renamat.

El evento combinó actividades entre las que destacan dinámicas para reconstruir la realidad y la identificación del cuerpo como parte del territorio que protegen, además, se analizó los derechos de las mujeres y cómo los problemas ambientales generan violencia medioambiental contra la mujer.

Asimismo, no faltó el intercambio de experiencias de lucha de las mujeres y la evaluación del primer año de gestión con metodologías de educación popular y la conclusión de una agenda de trabajo.

En este documento resaltan varios puntos, como exigir el respeto a la libre determinación de las comunidades que opten por otra forma de vida no minera, libre de contaminación como en Challapata; también la aplicación y promoción de políticas públicas para la protección a las mujeres y sus familias de la contaminación;

Por otra parte, a partir del encuentro se busca la protección del trabajo de las mujeres en las comunidades frente a los impactos ambientales; el cumplimiento de las leyes 1333 de Medio Ambiente, la 348 contra la violencia a la mujer y la de la madre tierra y que ninguna operación minera funcione sin licencia ambiental (cerca del 80% de las cooperativas trabaja sin licencia).

Otros temas son garantizar la protección del agua como derecho “fundamentalísimo”, ya que en especial las mujeres son quienes cada día velan por su aprovisionamiento en los hogares. No debe permitirse operaciones mineras en cabeceras de cuencas, para que no se repita el daño de Totoral y Antequera que han quedado sin agua.

La participación de mujeres en espacios de decisión y las evaluaciones ambientales deben tener un componente específico de evaluación del impacto en la vida de las mujeres y que toda medida de compensación, mitigación o reparación de daños debe contemplar acciones y recursos para paliar los impactos en las condiciones de vida de las mujeres, son las otras materias.

“Desde la Red Nacional de Mujeres en Defensa de la Madre tierra seguiremos en la resistencia poniendo nuestros cuerpos en la defensa del territorio y nuestra vida, luchando para erradicar la violencia medioambiental contra la mujer y el sistema patriarcal extractivista”, afirmó Calixta Mamani de Renamat.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia