La Gaceta Jurídica

Espionaje y seguridad

…seguramente no provocará transformaciones en ese modo de operar desde la potencia del norte, que se cuidará más para que no existan otras filtraciones de información y mantendrá más secretos sus movimientos.

Editorial

00:00 / 03 de diciembre de 2013

La pasada semana dos eventos dieron pautas sobre las aspiraciones de privacidad que se tiene en el mundo para mantener comunicaciones a través de los diversos medios de la actualidad; estos hechos se mostraron también contrarios al espionaje que, según denuncias, es practicado por Estados Unidos a través de actividades del Servicio de Recogida Especial (scs) en coordinación con la Agencia Central de Inteligencia (cia) y, en especial, de la Agencia Nacional de Seguridad (nsa).

Esta situación vulnera el artículo 12 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que dice: “Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques” y  el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Políticos, que replica las mismas prerrogativas.

Uno de los casos referidos es el de la Organización de las Naciones Unidas, que mediante su Comisión de Derechos Humanos aprobó el 26 de noviembre la resolución de condena al espionaje masivo de la potencia norteamericana, que según la página un.org es un documento que quedó listo para ser aprobado automáticamente por el pleno de la Asamblea General de la onu. El texto fue propuesto por Alemania y Brasil y patrocinado por Bolivia y otras diez naciones; en su contenido, reafirma el derecho a la vida privada.

Este mecanismo que no tiene carácter vinculante, pero es una demostración de una condena política internacional, fue aprobado por consenso luego de ser negociado durante tres meses como resultado de las denuncias sobre espionaje posibilitadas por las revelaciones de Edward Snowden, un ex consultor de la nsa, que ahora es perseguido por Estados Unidos en represalia a sus acciones reivindicativas de los derechos.

Esta actitud de la onu en forma de expediente señala en una parte saliente que “la vigilancia ilegal y arbitraria, dentro y fuera de las fronteras puede constituir una violación de los derechos humanos”, lo que seguramente no provocará transformaciones en ese modo de operar desde la potencia del norte, que se cuidará más para que no existan otras filtraciones de información y mantendrá más secretos sus movimientos.

El otro aspecto que pone filos al tema de la violación de la privacidad es que las grandes empresas que prestan servicios informáticos han decidido reforzar el “encriptado” de sus flujos como una forma de evitar espionaje de las agencias estadounidenses, luego de que se conoció que la nsa se había infiltrado en las redes internas de Google y Yahoo! y se sospecha que también lo hizo en Microsoft; precisamente, esta última la pasada semana aplicó ese mecanismo de seguridad en sus sistemas.

Este tipo de seguridad aumentada tiene que ver con las mejoras de la codificación de sus servidores para evitar la capacidad de la nsa que presuntamente vigila las comunicaciones de internet. Sobre el tema, Snowden había revelado hace meses que esa agencia tiene posibilidades de acceder directamente a los servidores de los proveedores estadounidenses de servicios en red, aunque las empresas no constataron el exceso. De hecho, las previsiones que toman estas compañías podrían ser válidas si no se hacen parte de la maquinación.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia