La Gaceta Jurídica

Estudios sobre la historia del proceso

En materia penal se impuso el jurado de conciencia y el sistema de íntimo convencimiento; el sistema inquisitivo y el sistema acusatorio fueron mezclados para formar uno mixto. La primara fase era la instrucción que terminaba con la acusación (inquisitivo) y la segunda de juzgamiento.

Justicia

Justicia FOTO: larevolucionpacifica.com

La Razón (Edición Impresa) / Andrés Felipe Ruiz Yucuma*

00:00 / 30 de marzo de 2016

Parte Final

El proceso liberal

Después de todo el movimiento de la Ilustración en el siglo XVII y XVIII y como producto de esta, la Revolución Francesa con sus principios, sus nuevos sistemas económicos y políticos produjo una transformación en la forma de administrar justicia en Europa.

Algunas formas de procedimiento del sistema común subsistieron en el ámbito privado como que se dejó a las partes la materia y objeto de las controversias (sistema dispositivo) y, al parecer, la decisión del juez quedó limitada a la tarifa legal de la prueba, o sea que, al parecer, no fue tan liberal en el sentido completo de la palabra.

En materia penal se impuso el jurado de conciencia y el sistema de íntimo convencimiento; el sistema inquisitivo y el sistema acusatorio fueron mezclados para formar uno mixto. La primara fase era la instrucción que terminaba con la acusación (inquisitivo) y la segunda de juzgamiento.

Los procedimientos secretos pasaron a la historia y comenzaron a ver principios como la motivación en la sentencia, la libertad condicional, el derecho de defensa, estos impulsados por Becaria, Voltaire y Montesquieu.

Los organismos que ejercían jurisdicción fueron tres:

1. Los tribunales crimínales que actuaban con la intervención de un jurado de 12 personas que emitían un veredicto. La primera fase era de carácter de instrucción ante el juez de paz, la segunda correspondía al proceso de acusación del jurado con respecto a la instrucción y la tercera ante el tribunal y jurado encargados de fallar.

2. El segundo órgano eran las correccionales.

3. El tercer órgano era la policía, que conocía sobre contravenciones o conductas punibles que ameritan penas menos duras. Esta evolución del proceso común al liberal no se dio en un día, el código de instrucción criminal de 1808 lo demuestra.

Por eso se dividió en dos etapas de progreso, la primera de carácter inquisitivo donde se negaba el derecho de defensa, con proceder secreto y con medidas de aseguramiento para el sindicado; en la segunda se rompió estos paradigmas al colocar al sindicado en pie de igualdad con el acusador representado por el Ministerio Público y vuelto de carácter público. El proceso liberal se extendió por toda Europa y su periplo alcanzó hasta América (1).

La democratización del proceso

En este el sistema es convertido en mixto. Al unir el sistema inquisitivo con el acusatorio, en materia civil y penal, se adopta la tarifa legal, la libre apreciación de la prueba y apreciación racional.

La influencia del procedimiento canónico en materia penal se evidencia por dividir el proceso en sumario; en el que se pone la denuncia por parte de un particular, en una persona del Ministerio Público, o por un funcionario judicial, posteriormente se abre a indagatoria donde tiene el derecho de defensa.

El juicio oral del sistema acusatorio es iniciado con el auto del proceder para pasar a la etapa probatoria y, finalmente, la audiencia donde se escucha a las partes para terminar con la sentencia.

El juez puede decretar las pruebas de oficio si lo considera necesario y, al momento de determinar la pena, tiene en cuenta los agravantes o atenuantes. Al momento de juzgar a una persona se debe tener en cuenta que la libertad que se otorgó al juez es la característica más importante de este proceso o, en otras palabras, la sustitución del íntimo convencimiento por el de libre apreciación de la prueba y la desaparición del jurado de conciencia para evitar veredictos contradictorios.

En materia civil encontramos el verdadero progreso en el procedimiento. La intención de lograr justicia se hace preponderante y se faculta al funcionario para descubrir cómo puede solucionar la controversia buscando una igualdad entre las partes; el sistema dispositivo persiste en la materia; la demanda que es la que caracteriza la naturaleza privada del proceso, el derecho de contradicción, la necesidad de motivación en la sentencia.

Se autoriza al juez a decretar pruebas de oficio para defender la verdad procesal; el origen legal del proceso civil democrático se inició con el código austriaco de 1895 en un esfuerzo por abolir el sistema liberal del procesalista Frank Kleins (2).

El proceso socialista

La marginalización que se ha dado al sistema político no le quita importancia al proceso socialista que, aunque después de la caída de la urss (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) el criterio mundial tiene como mala imagen, sigue teniendo muchos principios y criterios del procedimiento romano canónico.

Este proceso es esencialmente público, a las partes se les limita de ciertos derechos para ponerlos en pie de igualdad, las facultades otorgadas al juez para garantizar la correcta aplicación de justicia como decretar pruebas de oficio, la libre valoración y de carácter oral y libre.

Como una de las limitaciones tenemos que se dejaba a un funcionario del Ministerio Público para impulsar el proceso o por el juez artículo 351 y 340 del Código Procesal Civil (cpc) de la república socialista soviética de 1964.

Otra de las limitaciones era que las reglas de prohibición de desistimiento, conciliación, la renuncia de la pretensión, el allanamiento de la demanda siempre que resulte vulnerada la ley todo en pro del procesado. También cuando resulten demostrados algunos hechos que no se previeron en la demanda en el artículo 82, concediendo más de lo pedido, ultra petita, o por fuera de lo pedido, extra petita; renovación al descubrir nuevos hechos, artículos 333 y 334.

El orden jerárquico de los tribunales era en la cabeza el tribunal supremo, seguido de los tribunales supremos de cada estado y provinciales y en un tercer escalón los tribunales populares. Los jueces eran elegidos por voto popular y su sentencia era revisada por organismos colegiados.

En materia civil el sistema dispositivo sigue imperando salvo algunas excepciones, si el tribunal admitía por llenar los presupuestos procesales de capacidad competencia y formalidades se le da curso; el demandado después de ser notificado se puede allanar, proponer excepciones u oponerse a los hechos.

La vista judicial es la parte del proceso que se consideró más importante, donde se practica las pruebas, se forma el litigio y se profiere sentencia; la institución de cosa juzgada tenía relevancia, aunque proponiendo un recurso podría revocarse mediante un proceso con el mismo nombre; en sentencia de primera instancia se podía llevar a casación que en nuestro medio equivale a la apelación, propuesta por la parte o por el Ministerio Público; el recurso de revisión solo podía proponerse por ciertos funcionarios.

La institución del tercero civilmente responsable en penal se incluyó en el ordenamiento soviético, en materia penal se dividió en cuatro fases:

1. Las averiguaciones. En estas se otorgaba por lo general a las autoridades policiales que cumplían la función de inspección, detención de sospechosos que luego se remitían al juez competente para iniciar el proceso.

2. La investigación. Que es muy similar al trabajo que hace fiscalía en nuestro ordenamiento, con las funciones de imputación de cargos, respetando su derecho de defensa y con la oportunidad de aceptarlos o no. Luego de practicar las pruebas para terminar con la remisión del caso al procurador que puede aceptarla o anularla.

3. La fase de sesión administrativa. En ella se decide si se anula la acusación o procede y según el caso se entrega al acusado para pasar a la última fase. 4. La etapa del juicio comienza con la emisión por parte del acusado si hay o no recusaciones contra los jueces, si no hay ninguna se le interroga por su culpabilidad, esta confesión con otras pruebas es indiscutible, luego se pasa a escuchar las declaraciones de los testigos en un relato completo de los sucesos; el acusado no podía declarar, pero tampoco ser juzgado por declaración falsa.

El fin del proceso es la sentencia, luego de darle la palabra sin límite de tiempo al acusador, al defensor y al acusado. Los recursos son los mismos de segunda instancia, revisión u el propuesto por el funcionario público denominado protesta (3).

El proceso común

A Inglaterra no llegó la influencia del proceso romano ni la inquisición, este proceso es totalmente diferente, en este la importancia que se da a la costumbre es preponderante haciendo que la jurisprudencia sea la fuente de derecho y no la ley.

En este sistema entonces la leyes no salen del parlamento impidiendo el fenómeno de codificación de la ley, por estas razones el juez encuentra la solución de la controversia de manera análoga a otros casos adquiriendo fuerza el precedente jurisdiccional para la aplicación de la ley; de todas las decisiones adoptadas por los jueces entonces se crea el common law (Derecho anglosajón).

Si se da el caso de no haber jurisprudencia, el funcionario se guía por los principios generales del derecho constituyendo un nuevo criterio (original precedent); el proceso consta de una descripción de los hechos, una decisión con su respectiva motivación (ratio decidendi).

El maestro Azula Camacho nos enseña que los diferentes tribunales ingleses como la asamblea de hombres libres o Country courts, que luego se convertiría en courts Baron, court leet y el Manorial Court que al final fueron denominados los tribunales reales de Westminster donde han trabajado desde el siglo XIII.

En un comienzo solo conocieron de casos de alta justicia, luego adquirieron la jurisdicción dejando los casos de mínima importancia al señorial. El monarca de la época facultó a los campesinos y a los caballeros otorgando facultades para citar testigos y recibir juramentos.

Al parecer el common law dejó fuera controversias que no podían solucionarse por su naturaleza, por lo tanto, se dirigían al rey para que este fuera su juzgador, delegó la jurisdicción a su canciller que emitía juicios en equidad, de carácter escrito y sin jurados pero con principios romano canónicos, de ahí que se creó otro sistema llamado equity (equidad), manejado por la cámara de los lores desde 1624.

En 1873 ocurre una mezcla entre el sistema de la equity y el common law, producto de el judicature act (ley de la judicatura), que constituyó la supreme court of judicature (Corte Suprema de la Judicatura). Esta fue dividida en dos, la high court of justice (Alta Corte de Justicia), de la que se derivaron el Banco de la Reina, la división de castillería y la división de testamentos, divorcios y asuntos marítimos (chancery división, The Queen's Bench Division, family division); y la court of appeal o corte de apelación, donde se ventilaban los casos en una segunda instancia.

La sede high court of justice estaba ubicada en Londres y en la actualidad, con la reforma a la constitución de 2005, se integraron la división del banco de la reina, el president of queen’s bench divition o el presidente de la división del Banco de la Reina; la división de la cancillería.

En las apelaciones de civil se ventilan ante la court of apeal civil división y las apelaciones de penal solo en la Supreme Court of United Kindom (Corte Suprema del Reino Unido); en la división de la cancillería se ventilan asuntos de negocios jurídicos, derechos de propiedad, derecho probatorio y derecho de tierra.

Con la reforma del 2005 la cabeza del órgano no es el vicecancellor (vicecanciller), sino el cancellor of the High Court (canciller de la Alta Corte); en la división de familia se ventilan casos cobre los derechos de los niños, derecho probatorio y tratamientos médicos; al versar sobre asuntos tan delicados como la vida, al parecer, el marido no puede decidir sobre la ejecución de la inyección letal en su esposa. En la época clásica se ventilaban asuntos sobre almirantazgo y sucesiones que posteriormente se pasaron a otras divisiones (4).

El procedimiento del common law tiene como principales características ser verbal y de naturaleza acusatoria, en la audiencia son expuestos los derechos pretendidos por las partes; posteriormente, se practica las pruebas testimoniales y, finalmente, la decisión es emitida por un jurado.

En materia penal se observa que, dependiendo de la gravedad de asunto, se llama a juicio o no y, en este sistema, la agilidad con la que se ventila los procesos hace más eficaz y menos laboriosa la administración de justicia, luego de la denuncia la policía se encarga de remitir el caso ante el juez si se considera necesario, el órgano de fiscalía es llamado servicio de acusación pública.

En estados unidos, otro de los países que utilizan este sistema, se presenta una doble organización por razón de su forma de estado federal centralizado; por una parte, la jurisdicción federal, en la base del rango jerárquico están las cortes de distrito, en el medio las cortes de circuito y en el tope la Corte Suprema; por otro lado está la jurisdicción estadual, que, como su nombre lo indica, corresponde a cada estado, constituidas por los tribunales de primera instancia y los de apelación y la Corte Suprema.

Historia del derecho procesal (5)

Durante todo el periodo histórico del procedimiento apenas se llegaba a hablar de derecho procesal a finales del siglo XIX, anterior a esto las normas procedimiento se enseñaba exegéticamente y no había un verdadero estudio de él. A Iberoamérica llegó unos pocos años después, podemos ubicar su origen en Marttirolo en Italia, Manresa y Navarro en España.

Luego de la elaboración de los principios o dogmas y las instituciones es que comenzó la escuela científica del derecho; en un principio se desarrolló en materia civil y, luego, se trasladó el enfoque de los estudios el procedimiento penal. Esta amalgama de conocimientos constituiría esta rama de la ciencia jurídica.

Los alemanes estuvieron entre los que contribuyeron en el desarrollo del derecho procesal con la polémica entre Windchei y Mhuther 1856 y 1857 sobre la acción romana, desarrollaron este concepto y, comparándolo con la acción moderna, produjeron tres trabajos que más tarde fueron reunidos en un volumen.

Von Bulow trabajó la institución de las excepciones y los presupuestos procesales en 1868; posteriormente, James Goldshmidt, con sus trabajos El proceso como situación jurídica, Crítica del pensamiento procesal, Derecho procesal civil y Teoría general del proceso, es considerado el más grande procesalista alemán.

Italianos como Guiseppe Chiovenda desarrollaron la doctrina sobre la acción en el sistema de los derechos en 1903, luego este publicó los Principios del derecho procesal civil (1907); posteriormente apareció otro simbólico procesalista, Francesco Carnelutti, quien dictó clases en la Universidad de Padua en 1919. En compañía de Chiovenda publicó sus Lecciones de derecho procesal civil, luego elaboró un trabajo sobre el sistema de derecho procesal civil en cuatro grandes volúmenes.

En 1940 se publicó su teoría general del proceso y, con la modificación del Código de Procedimiento Civil italiano, publicó las Instituciones del nuevo proceso civil italiano; más adelante, su discípulo Piero Calamandrei expuso sus obras Demasiados abogados, Elogio de los jueces escrito por un abogado, De las buenas relaciones entre jueces y abogados en el nuevo código civil e Instituciones de derecho procesal civil.

En la escuela italiana no podemos dejar de nombrar a otros como Hugo Rocco, Mauro Cappelletti y Vinesto Manzini, entre otros.

España no se quedó atrás con sus científicos del derecho procesal como Jaime Guasp, Manuel de la plaza, Pedro Aragoneses, Carlos de Miguel, Emilio Gomes Orbaneja y Manuel Serra Domínguez, entre otros.

En Iberoamérica, los grandes avances en el derecho procesal se deben a doctores como Hugo Alsina, Ramiro Podetti, Lino Enrique Palacio; en procesal penal se destacan Carlos J. Colombo, Jorge Areal.

En Brasil están Pontes de Miranda, Guimaraes, Alfredo Buzaid, etc. En Uruguay tenemos a Eduardo J. Couture, Enrique Vescovi, Adolfo Gelsi Vidart y Dante Barrios de Angelis. En Venezuela Luis Loreto y José rodríguez; en México Humberto Brisceño; en chile Hugo Pereira.

En Colombia encontramos la denominada escuela moderna con Antonio Rocha, Jorge Cardoso, Gustavo Humberto Rodríguez, Hernando Morales Molina, Álvaro Leal Morales, Monrroy cabra, Jairo Parra Quijano y Hernán Fabio López, entre otros.

Bibliografía

Vladimiro Narango Meza, Teoría constitucional e instituciones políticas.

La construcción de un imperio, documental de la historia de china, History Channel.

Jaime Azula Camacho, Manual de derecho procesal.

Hernán Fabio López Blanco, Instituciones de derecho procesal civil.

La inquisición española documental de History Channel.

Historia de Grecia documental de History Channel.

Lewis Morgan, The ancient society.

Notas

1. Jaime Azula Camacho, Historia del proceso, proceso liberal, manual de derecho procesal, tomo I, décima edición, pág. 97.

2. Jaime Azula Camacho, Historia del proceso, democratización del proceso, manual de derecho procesal, tomo I, décima edición, pág. 98.

3. Jaime Azula Camacho, Historia del proceso, proceso socialista, manual de derecho procesal, tomo I, décima edición, pág. 99.

4. Wikipedia, Courts of England and Wales.

5. Hernando Devis Hechandia, Teoría general del proceso, tercera edición, Editorial Universitario, pág. 49.

*    Es abogado y politólogo de la Universidad Libre de Colombia.

Tomado de: taringa.net

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia