La Gaceta Jurídica

Factores Geopolíticos Contemporáneos

Área política

La Gaceta Jurídica

00:00 / 13 de marzo de 2012

Un análisis de la realidad hemisférica no puede menos que reconocer un giro significativo en algunos gobiernos de la región hacia reformas políticas que pretenden sumar un componente más participativo y colectivo a la democracia.

Con el proceso de la nueva constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las asambleas constituyentes de Bolivia y Ecuador, se hace evidente la intención de transitar un camino más “plebiscitario” o “participativo”.

De tal modo, se suman el referéndum revocatorio, la elección popular de magistrados, la consulta y coordinación con movimientos sociales, etc. Los cambios internos y el discurso socialista van acompañados por las alianzas externas, cosa que parece desestabilizadora a Washington.

La historia de anticomunismo y la resistencia del régimen castrista en Cuba difícilmente serán ignoradas en las políticas de estado de la potencia hemisférica, por más que el gobierno de Obama haya aspirado a limar asperezas, a cerrar el campo de concentración de Guantánamo (todavía pendiente) y tibiamente elimine algunas de las numerosas y nuevas restricciones que impuso Bush hijo contra la isla.

Mientras la “defensa de la democracia” y la “estabilidad” de la región siguen siendo banderas del discurso hemisférico norteamericano, crece la contradicción entre el funcionamiento del mercado capitalista monopólico y las políticas anti- neoliberales con fuertes movilizaciones populares en Bolivia, Ecuador, Venezuela y Argentina.

Esto lleva a que la defensa de los “derechos de expresión” de los grandes medios de comunicación se conviertan en el principal objetivo geopolítico de eeuu. En la misma medida, desviaciones participativas de la norma procedimental liberal democrática se convierten en amenazas a la institucionalidad y los gobiernos que las promueven son descalificados como “populistas”.

Una debilidad en este esquema regional de ampliación democrática (económica, social y étnica) son los resabios corporativistas arraigados desde la época populista del nacionalismo revolucionario y peronismo. Otra, la dificultad práctica de evadir algunos elementos del modus operandi del mercado mundial.

Desde la óptica hemisférica latinoamericana, la defensa de la ampliación democrática en la región se convierte en nuestra máxima consideración geopolítica para la seguridad regional. Esto implica sumar derechos y obligaciones de carácter social, sin desmedro de las libertades y derechos individuales ya logrados.

Geopolítica del narcotráfico

La dinámica de una economía de mercado incrementa exageradamente el valor de los negocios ilegales con alta demanda. El narcotráfico se convierte en desestabilizador de las instituciones democráticas y la salud poblacional. Dado que el narcotráfico no respeta fronteras, se ha visto como una amenaza geopolítica hemisférica.

Esto ha sido considerado como un problema de oferta y demanda, en una relación que involucra a los países del hemisferio, particularmente a los productores de hoja de coca, pasta base y clorhidrato de cocaína, enfocando la atención en la zona andina (Bolivia, Perú y Colombia) y, en segunda instancia, considerando los países de tránsito próximos a los principales mercados en eeuu, Canadá y Europa.

La realidad geopolítica del narcotráfico ha ido siempre acompañada por consideraciones de seguridad nacional en eeuu. A tal punto que desde los años 80 se ha hablado de una “doble agenda”, donde la lucha contra el narcotráfico es supeditada a la lucha contra actores estatales y no estatales considerados desestabilizadores.

La expulsión de la dea y las limitaciones que ahora tiene la embajada de eeuu le quita presencia geopolítica. Los acuerdos recientes con Brasil son otro indicador de que la lucha contra el narcotráfico debe ser multilateral.

Espere…

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia