La Gaceta Jurídica

Fiscales y procedimientos

…con el curso de formación “se busca que el fiscal tenga el perfil requerido, que (los fiscales) sean probos, idóneos y tengan ética profesional”. Para esto, los capacitadores y los propios aspirantes a fiscales deben resaltar el principio de que el trabajo del Ministerio Público es gratuito.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 13 de enero de 2016

El 7 de enero, el Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, supervisó personalmente el trabajo de fiscales en Santa Cruz, sobre lo cual –según la página web de la Fiscalía– indicó que es una actividad de “inspección para verificar si los fiscales están cumpliendo su trabajo de manera adecuada, recordemos que el servicio que brinda el Ministerio Público es totalmente gratuito y ningún fiscal o asistente ni cualquier otro funcionario debe cobrar por el trabajo porque recibe un sueldo”.

Vista desde cualquier ángulo, se trata de una acción muy importante, pues el hecho tiene dos elementos fundamentales que demuestran el interés por mejorar la institución, el primero es que se controla la labor que realizan los servidores del Ministerio Público, lo que redunda en la verificación en cuanto al cumplimiento de funciones y la idoneidad y calidad para hacerlo; el segundo se refiere a la prevención de hechos de corrupción y al encuentro directo de Guerrero con litigantes en sentido de escuchar sus denuncias y preocupaciones.

Justo en este marco, el Fiscal General aclaró que “no nos va a temblar la mano para destituir y procesar penalmente a quienes estén inmiscuidos en casos de corrupción, somos implacables en esta lucha” puesto que la política institucional es de cero tolerancia a la corrupción, por lo que no se protege ni se protegerá a nadie implicado en actos irregulares. A pocos días de este desempeño, y como un balance de la gestión pasada, el domingo Guerrero informó acerca de que en 2015 fueron destituidos 67 de 500 fiscales (42 de manera directa y 25 mediante procesos administrativos), quienes estuvieron involucrados en diferentes denuncias, entre ellas la corrupción.

Si bien la cantidad de destituciones es preocupante, pues se trata del 13,4 por ciento de los funcionarios, se debe tomar en cuenta que no todo corresponde a hechos de corrupción, como podría imaginarse gran parte de la ciudadanía, sino que existen vulneraciones como “malos tratos”, incumplimiento de plazos en las fases de investigación, no presentación de las actuaciones o los requerimientos conclusivos de las pesquisas y demora en la presentación de las imputaciones, hechos que habrían sido denunciados por los litigantes.

Que no todo sea corrupción no es un consuelo, pero es una advertencia de que esos otros problemas pueden ser originados en la insuficiente capacitación de los servidores, quienes (en descargo suyo) no están preparados para las relaciones públicas o quizás tienen dudas sobre los procedimientos y formalidades de los procesos. Si esto fuera así, es alentador que el Ministerio Público tenga en sus planes contratar nuevos fiscales de entre los abogados egresados de la Escuela de Fiscales, pues en 2015 se habrían presentado 237 profesionales, de los que 169 fueron habilitados para el examen a realizarse en febrero. Luego de la prueba quedarán 60 que ocuparán esa cantidad de puestos en todo el país.

Al respecto, Guerrero aseveró que con el curso de formación en esa institución “se busca que el fiscal tenga el perfil requerido, que (los fiscales) sean probos, idóneos y tengan ética profesional”. Para esto, los capacitadores y los propios aspirantes a fiscales deben resaltar el principio de que el trabajo del Ministerio Público es completamente gratuito.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia