La Gaceta Jurídica

Formación policial

Estos puntos y otros de las normativas son los que merecen mayor atención en la formación de los estudiantes para policías, haciendo hincapié en la ética y la vocación de servicio.

La Razón (Edición Impresa)

00:00 / 02 de diciembre de 2014

La Policía Boliviana es una de las instituciones fundamentales que, pese a sus funciones acertadas en muchos aspectos, persiste como blanco de críticas y observaciones de diverso grado. Esto se manifiesta en especial en el ámbito del desenvolvimiento de sus miembros, quienes, en cualquier nivel de gradación, son muchas veces actores de situaciones comprometidas con lo delictivo.

Y la reprobación no podría ser de otra manera, pues, aparte de los consabidos episodios de corrupción en los que incurren funcionarios policiales, en los últimos meses se ha sabido de denuncias de violencia intrafamiliar y violación sexual perpetrada por varios uniformados a una joven, casos que aún se encuentran en investigación, pero que de por sí revisten una gravedad inusitada en un momento en el que el país ha desarrollado leyes específicas para la protección de las mujeres y la prevención de este tipo de hechos.

Junto a los nombrados, la semana pasada fue registrado otro suceso que involucra a miembros de la institución del orden, pues, de una banda delincuencial de 12 integrantes que fue atrapada el jueves, exactamente la mitad pertenecía a la Policía. En este particular, mientras que la acción de los agentes que realizaron el operativo merece el encomio de la población, se debe examinar el nuevo motivo que pondrá a la entidad policial en posición de censura, con la advertencia de que no se puede generalizar las responsabilidades personales ni atribuirlas a una colectividad.

Los ahora policías investigados, presuntamente se dedicaban a atracar a ciudadanos peruanos para arrebatarles su dinero simulando operativos de control en la ruta a Desaguadero, esto era combinado con los otros seis sospechosos de complicidad, quienes también tienen nacionalidad peruana y hacían seguimiento a sus connacionales que transportaban dinero, luego informaban a los policías bolivianos para que éstos ejecuten el plan y se hagan del botín.

Sobre la función policial, el artículo 251.I. de la Constitución Política del Estado (cpe) señala que “la Policía Boliviana, como fuerza pública, tiene la misión específica de la defensa de la sociedad y la conservación del orden público, y el cumplimiento de las leyes en todo el territorio boliviano. (…)”.

Mientras tanto, la Ley 734 Orgánica de la Policía Nacional, del 8 abril de 1985, en su artículo 1 indica que la Policía Nacional “cumple funciones de carácter público, esencialmente preventivas y de auxilio, fundada en los valores sociales de seguridad, paz, justicia y preservación del ordenamiento jurídico (…)”. La misma norma, en el artículo 6 establece que la misión fundamental es “conservar el orden público, la defensa de la sociedad y la garantía del cumplimiento de las leyes (…)”.

El artículo 55 de las obligaciones fundamentales dice que la Policía debe servir “a la Patria, la sociedad y la Institución con lealtad, abnegación, disciplina y ética profesional”. En cuanto al Régimen Educativo, el artículo 94 especifica que “la Academia Nacional de Policías es el único organismo de profesionalización policial, bajo cuya dependencia funcionarán los cursos de formación de oficiales, y los cursos básicos para el nivel de policías”.

Estos puntos y otros de las normativas son los que merecen mayor atención en la formación de los estudiantes para policías, haciendo hincapié en la ética y la vocación de servicio.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia