La Gaceta Jurídica

Indulto en las cárceles

…el indulto será otorgado en varios casos con el cumplimiento de algunos requisitos, para todos ellos se debe contar con una sentencia condenatoria ejecutoriada hasta 60 días después de promulgado el decreto. La medida de perdón alcanzará a presos por narcotráfico...

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 14 de agosto de 2012

El hacinamiento y las condiciones deplorables en las que viven centenares de presos en el país son los principales problemas estructurales del régimen penitenciario nacional, a lo que se suma otros conflictos ligados al comportamiento de los reclusos que derivan en hechos de corrupción, alcoholismo, drogadicción y asesinato dentro de los centros penitenciarios. Para solucionar este panorama no se han producido grandes avances ni tampoco parecen haber sido muy eficaces las pocas políticas aplicadas hace ya varios años, debido fundamentalmente a la retardación de justicia.

Precisamente ese ha sido el principal reclamo del director nacional de Régimen Penitenciario, Ramiro Llanos, quien volvió a convocar a los jueces, fiscales y otros operadores de justicia para que se hagan efectivas las condenas para acusados de la comisión de diversos delitos; este reclamo de la principal autoridad carcelaria del país se convierte en una especie de complemento necesario para el proyecto de indulto a reos y reas que cumplan ciertos requisitos para acceder a él.

El proyecto de indulto que estudia el gabinete jurídico del Órgano Ejecutivo sería aplicado inicialmente mediante un Decreto Supremo y luego la norma tendría que ser aprobada en la Asamblea Legislativa para ser elevada a rango de ley. La medida, que se llamará Ley de Concesión de Indulto por Razones Humanitarias, podría beneficiar al 40 por ciento de la población carcelaria de Bolivia, que en la actualidad alcanza a unas 13.500 personas que residen en 27 centros penitenciarios, de los cuales, según informes de prensa, sólo cinco están en condiciones de recibir más internos, pues el resto ha sobrepasado su capacidad en elevados porcentajes.   

Según el plan, que será aplicado de forma condicional y por única vez, el indulto será otorgado en varios casos con el cumplimiento de algunos requisitos, para todos ellos se debe contar con una sentencia condenatoria ejecutoriada hasta 60 días después de promulgado el decreto. La medida de perdón alcanzará a presos por narcotráfico con penas mínimas y “primerizos” en la comisión de un delito. También tendrán conmutación de su pena personas menores de 21 años, mujeres que viven recluidas con sus niños, mayores de 60, personas con discapacidad grave o muy grave y reclusos que tengan enfermedades terminales, en estos dos últimos casos los motivos deben estar certificados por las instancias pertinentes; además, en el tema de enfermedades terminales no se requiere que la persona haya cumplido la tercera parte de la privación de libertad, como se exigirá para las otras categorías de absolución.

El anuncio de creación del decreto ha motivado ya opiniones de satisfacción en instancias como el Defensor del Pueblo, pero quedan pendientes facetas que tendrían que preverse por mínimas condiciones de seguridad para la población. Al respeto, es de subrayar que el indulto no sería concedido a reincidentes ni a quienes tienen acusaciones y condenas de más de 8 años por delitos de trata y tráfico de personas, delitos contra la libertad sexual, delitos de corrupción y robo agravado.

Alivianar la carga en las cárceles y volver a confiar socialmente en las personas al liberarlas será un avance fundamental en el proceso de rehabilitación de convictos, pero los casos de narcotráfico tienen un ingrediente adicional en caso del indulto, pues quienes ingresan en ese mundo difícilmente salen de él.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia