La Gaceta Jurídica

Inspección vehicular

…cuando las anteriores han pasado no fue difícil encontrar, en especial en el servicio público de toda variedad, que los motorizados no cumplen con todo lo exigido, esto lleva a suponer negligencia o corrupción en el procedimiento iniciado esta semana.

La Gaceta Jurídica / Editorial

00:00 / 12 de noviembre de 2013

Esta semana comenzó en el país la “inspección vehicular 2013”, con atención en 133 puntos instalados en todo el país, los cuales estarán encargados de verificar que los motorizados que circulan en el territorio nacional se encuentran en condiciones técnicas apropiadas y cumpliendo otros requisitos que son fundamentales para la seguridad y prevención de hechos de tránsito y delitos que puedan involucrar a automotores.

Lo que se prevé inicialmente, según explican los informes de la Policía Boliviana para esta labor, es que el plazo se extenderá hasta el 11 de enero, lo cual significa que los conductores particulares y de servicio público y las empresas que tienen motorizados de cualquier índole tienen un tiempo amplio para cumplir con la determinación legal; además, las autoridades policiales han indicado que este periodo tiene esa larga duración para evitar ampliaciones a último momento y que se congestionen las filas de espera en cada punto.

Otro de los objetivos es que el control llegue a más de 890.000 vehículos, que seguramente se trata de una estimación, porque es muy posible que en el país no existan registros exactos de la cantidad real de motorizados. Como ejemplo de esta afirmación, se debe citar a los municipios en los que circulan carros solamente con permisos locales, que se espera también sirvan para el control de que hayan sido inspeccionados correctamente.

Al término de que sea examinado el vehículo, los propietarios recibirán el “certificado de inspección” y la roseta que debe ser colocada en lugar visible en el parabrisas. Ambos contarán con un código de barras que permitirá a la Policía acceder a través de lectores láser a la información de los motorizados y de sus dueños en caso de delitos.

Sin embargo, en este tipo de procedimientos suelen ocurrir “traspasos” irregulares de rosetas, por lo que los mecanismos de verificación como el código de barras deberían incluir sistemas de registro computarizado que constate la presencia del motorizado en un puesto de control, lo que también verificaría que la posesión del certificado y roseta son legales.

Por otra parte, las inspecciones deben constatar de manera exhaustiva que los motorizados cumplan con los requisitos mínimos, como son el buen estado mecánico, eléctrico y de dirección y que éstos estén ajustados y en mantenimiento para el funcionamiento adecuado de los sistemas del motorizado, además de contar con accesorios y herramientas de auxilio. También se debe verificar otros elementos que coadyuvan a la conducción segura, como son la correcta visibilidad a través del parabrisas, las ventanas y retrovisores. Por otra parte, la existencia de botiquín de primeros auxilios y extintores es otro factor que reduce las consecuencias en casos de eventualidades.

Si bien estos son factores son concomitantes e inevitables para una inspección vehicular, es necesario recordar que cuando las anteriores han pasado no fue difícil encontrar, en especial en el servicio público de toda variedad, que los motorizados no cumplen con todo lo exigido, esto lleva a suponer negligencia o corrupción en el procedimiento iniciado esta semana. Es de esperar que este año existe mejoras y se cuente con sistemas más modernos para su puesta en práctica con mayor control y eficiencia.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia