La Gaceta Jurídica

Intervención en la Fiscalía

…este tipo de intervenciones seguramente se replicarán en el resto del país. Y si esto tiene éxito, quizás las reparticiones departamentales de la Fiscalía del Estado serán las primeras instituciones rescatadas de la degradación que carcome a muchas de ellas.

Editorial

00:00 / 31 de marzo de 2015

El tema de la corrupción en el Ministerio Público no es extraño ni muchos menos reciente, pues, como en otras reparticiones relacionadas con la administración de justicia y de cualquier entidad estatal, local o nacional, se trata de un flagelo con características endémicas que ha encarnado en estas instituciones desde quién sabe cuándo.

Tampoco es extraño que los gobiernos, por lo menos desde el retorno de la democracia en 1982, se hayan planteado, de uno u otro modo, el propósito de luchar contra esta descomposición que ha formado redes casi mafiosas en las entidades. Esta situación es más evidente en reparticiones que manejan recursos, como ocurrió en el Fondo Campesino, y en las que tienen que ver con la atención a personas en relación a diferentes factores.

En el caso del Ministerio Público o Fiscalía, es por demás indiscutible que los funcionarios “encuentran la oportunidad” de coaccionar a litigantes, acusados y denunciantes para que sus casos avancen. Si bien estos hechos eran siempre conocidos, es reciente el accionar que se ha desplegado para evitar excesos y actos delictivos relacionados, en especial, con cobros indebidos de parte de los fiscales.

En este sentido, el fiscal general del Estado, Ramiro Guerrero y su equipo jurídico han desplegado la semana pasada una intervención a las unidades de la Fiscalía en La Paz, donde encontraron precisamente situaciones de retardación de justicia, corrupción y abusos, pues hasta el viernes unas 350 personas habían hecho conocer su denuncia ante esta autoridad mientras se cumplía con esta actividad.

Por otra parte, en la red de televisión atb, también la pasada semana el exfiscal Johnny Garnica denunció la existencia de una red de corrupción en la Fiscalía Departamental de La Paz, que se encontraría operada por fiscales antiguos que fueron promovidos a mejores cargos, que se adjudican casos grandes y que aparecen en oficinas importantes de la misma institución, como las unidades de Aduana, Anticorrupción, Antinarcóticos o Tránsito.

Inicialmente, sobre esta situación, el jefe del Ministerio Público señaló como veredicto que es un “tema de actitud y no hay compromiso, pese a que los fiscales tienen una gran carga procesal, sin embargo, debe haber el compromiso y voluntad para atender a la sociedad”, lo cual se convierte en una reflexión acerca de la actitud indecorosa en la que incurren algunos (o ¿muchos?) fiscales atenidos a una especie de poder sobre otras personas.

Es de esperar que lo que se ha encontrado de irregular en la intervención al Ministerio Público de La Paz sea atendido sin obstáculos por el proceso de reestructuración que inició Ramiro Guerrero y que se ponga en práctica el “modelo corporativo” anunciado, con el que cualquier fiscal podrá atender cualquier caso sin que haya “dueños” apropiados de causas.

Cuando el tema se encuentre avanzando con investigaciones y sanciones apropiadas en La Paz, además de las ya aplicadas en semanas anteriores, este tipo de intervenciones seguramente se replicarán en el resto del país. Y si esto tiene éxito, quizás las reparticiones departamentales de la Fiscalía del Estado serán las primeras instituciones rescatadas de la degradación que carcome a muchas de ellas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia