La Gaceta Jurídica

Investigación agraria en Ecuador, una mirada entre los años 20 y 80

La historia agraria de Ecuador es el contexto para las investigaciones. Los estudios en ese país comenzaron en los años 20 del siglo pasado, en un tejido marcado por la crisis de la Revolución Liberal de 1895

La Razón (Edición Impresa) / Amelia Peña Aguilar*

00:00 / 16 de enero de 2015

El abogado Alexander Zapata, una personalidad en el medio del Derecho Agrario en Ecu- ador, es miembro del sipae (Sistema de Investigación de la Proble- mática Agraria de Ecuador), investigador y docente de Historia del Derecho en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central de ese país. A principios de 2105 visitó Bolivia y dejó como regalo una charla enriquecedora que resumimos en este artículo.

El contexto

La historia agraria de Ecuador es el contexto para las investigaciones. Los estudios en ese país comenzaron en los años 20 del siglo pasado, en un tejido marcado por la crisis de la Revolución Liberal de 1895, liderada por Alfaro, personaje del que hoy el presidente Correa afirma ser su heredero.

Alfaro murió asesinado en 1912, pero el liberalismo se sostuvo más con corte oligárquico. Los grandes cambios de la época liberal se dieron entre 1896 y 1910, luego ocurrió la guerra civil donde seguidores de Alfaro se levantaron entre 1914 y 1919.

El segundo elemento a tomar en cuenta es que Ecuador vivía el auge de la economía cacaotera en su segundo ciclo, a partir de 1875; el primero fue en la Colonia, en la segunda mitad del siglo XVIII. No se entiende la revolución liberal sin entender la importancia del cacao en la economía.

La aristocracia guayaquileña apostó a la revolución liberal por la necesidad de mano de obra, pues, por el poder económico se vivía en una especie de economía feudal, las leyes anclaban a la mano de obra en las antiguas haciendas para las plantaciones cacaoteras.

La primera crisis del cacao tuvo que ver con el arranque de la primera guerra mundial, además, otros países productores se colocaron en mejor posición en los mercados europeos, por lo que la economía ecuatoriana entró en declive a partir de 1919 y en los años 20 hubo una profunda crisis por la caída de los precios del cacao y por las plagas que afectaron a estas plantaciones.

Los pioneros

Ese contexto motivó a los investigadores ecuatorianos, así aparecieron los pioneros en la exploración de la historia, economía y derecho agrario en Ecuador.

Agustín Cueva (padre) creó la Escuela de Sociología en la Univer- sidad Central en 1914, trabajó en la unam de México, conoció y trabajó con el boliviano René Zabaleta. Lo importante de su labor es la preocupación por las temáticas agrarias y rurales y que marcó el arranque de la investigación agraria. Luego vienen investigaciones de Nicolás Martínez, quien escribió en 1916 “La condición actual de la raza indígena en la provincia de Tungurahua”, y de Pío Jaramillo Alva- rado, con su libro “El Indio Ecuatoria- no” en 1925; posteriormente, en 1927, Luis Napoleón Dillon publicó “La Cri- sis económica financiera del Ecuador”.

Impulso de la investigación agraria

En los años 30 y 40 la investigación agraria fue impulsada por Luciano Andrade Marín, quien, en 1932, escribió “El Ecuador minero, manufacturero, cacaotero”, y por José de la Cuadra en 1937 con “El Montuvio Ecua- toriano”. Leopoldo Benítez Vinueza escribió “El cacao en el Ecuador”, en 1945. Aníbal Buitrón y Bárbara Salisburry publicaron “El campesinado de la Provincia de Pichincha”, en 1947. Ricardo Paredes escribió varios estudios entre los años 20, 30 y 40 bajo la influencia de José Carlos Mariátegui.

Entre estos autores destacan De La Cuadra, literato de peso que dio importancia al campesino de la costa Montuvio, y Ricardo Paredes, fundador del Partido Comunista de Ecuador, quien hizo estudios agrarios en su territorio bajo la influencia de Mariátegui.

Desarrollo de base empírica consistente

Los años 50 fueron marcados por el Primer Censo Agropecuario, por el Centro Interamericano de Desarrollo Agrícola (cida) antecedente del hoy organismo de la oea. Luego hubo un estudio de Beaty Salts de la universidad de Chicago, “El uso del tiempo: hábitos de trabajo y modalidades de trabajo”, en 1955.

A la vez, el Instituto ecuatoriano de Antropología y Geografía publicó muchos estudios, por ejemplo, los de los esposos Piedad y Alfredo Costales. El Instituto Indigenista Interamericano influyó bastante en el impulso de más estudios y en 1957 se realizó el Primer Congreso de Sociología en la ciudad de Cuenca que marcó la tendencia y pautas hasta los años 90.Primera mitad de los años 70: la investigación-denuncia.

Es una época marcada por la influencia de la revolución y la reforma agraria en Cuba, la tenencia de la tierra y los estudios de la Cepal, el Instituto de Estudios sobre la Reforma Agraria y Colonización (ierac) hizo que la literatura de Ecuador también sea afectada por este tema.

La primera ley de reforma agraria en ese país fue en 1908, en la época de Alfaro. Tal vez lo mataron por el tema de la expropiación de las tierras de las órdenes religiosas que pasaron a manos del Estado. En 1964 se dio una segunda reforma agraria y se creó el ierac, influenciado por la Alianza para el Progreso implementada en toda América Latina. Fue bastante limitada, pero repartió tierras a los campesinos.

Otro elemento es el intento de eliminar las relaciones de tipo feudal donde no había compensación económica por el trabajo agrario. El año 73 se tuvo la tercera ley de reforma agraria, en un gobierno militar nacionalista y la ley dentro del marco de la Cepal, elemento indispensable para sostener un Modelo de Sustitución de Importaciones.

Se buscó garantizar condiciones para que la población campesina sea productiva y consumista, cuando mu- chos no conocían siquiera una moneda. La producción agrícola tenía que ser grande para ser industrializada, pero en el caso de Ecuador el modelo no fue consecuente, sus alcances no fueron los esperados.

En el ámbito de la investigación, en 1971 Piedad y Alfredo Costales escriben “Historia Social del Ecuador: Reforma Agraria”. Pedro Saad escribió en 1975 “La Realidad Agropecuaria del Ecuador” y, el mismo año, Jaime Galarza “El yugo feudal”.

La antropología cultural tomó fuerte impulso y surgieron obras como “Relaciones interétnicas en Riobamba”, de Hugo Burgos, en 1970; Gladis Villavicencio escribió en 1973 “Relacio- nes Interétnicas en Otavalo” y hubo los aportes del Instituto Otavaleño de Antropología y de “Mundeo Shuar”.

En síntesis, en los años 60 y 70 prevalecieron los estudios enfocados hacia la antropología cultural, los Tecnocráticos (cida, Cepal, Junapla, ierac) orientados a la planificación y los de denuncia que acompañaron a las demandas sociales.

Época dorada 1976-1986

Ocurrió gracias al trabajo empírico, el marco teórico consistente, el desarrollo metodológico, los conceptos explicativos, teorías críticas y nueva información estadística del Segundo Censo Agropecuario de 1974.

Algunos textos son “La hacienda precapitalista y la clase terrateniente en América Latina y su inserción en el modo de producción capitalista: el caso ecuatoriano”, de Andrés Guerrero en 1976, y “Reforma Agraria y Movimiento Campe- sino Indígena de la Sierra”, de Fernando Velasco en 1979 y una saga de estudios.

El “Conejo Velasco” fue investigador de consistencia académica, militante por las causas sociales y dirigente político de izquierda, con el desarrollo de la corriente marxista, tuvo mucho que ver en los giros del movimiento campesino de los años 70. Murió en un accidente cuando conducía de madrugada hacia una reunión en la costa.

Las universidades también aportaron en la formación de investigadores y en el desarrollo y difusión de los estudios agrarios. La Escuela de Sociología de la Universidad Central con la Revista de Ciencias Sociales, la Universidad de Cuenca con encuentros de historia y realidad económica social con el idis, la maestría de Sociología Rural de la Clasco y la Maestría de Ciencias Sociales de la Flacso hasta 1984. Con este trabajo, la temática de “el desarrollo capitalista en el agro” ayuda a entender el desarrollo actual.

Fuente

Conferencia de Alexander Zapata del SIPAE, 6 de enero de 2015.

*    Es economista, egresada de Derecho y diplomada en Pedagogía para la educación superior y en Diplomacia Cultural de los Pueblos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia