La Gaceta Jurídica

Investigación retrasada

…debido a la falta de juicio en las instancias pertinentes para emprender las investigaciones es justificable que el Defensor haya anunciado que estos hechos serán denunciados a los organismos internacionales encargados de apoyar a la protección de las instituciones de derechos humanos.

La Razón (Edición Impresa)

17:04 / 27 de abril de 2016

A principios de esta semana, por segunda vez en el año la casa del defensor del Pueblo, Rolando Villena, fue escenario de un incendio en los árboles del perímetro, lo cual fue denunciado por este servidor público como un hecho “político delictivo”. La primera vez que ocurrió un fuego similar fue el 9 de marzo, ocasión en la que tampoco se registró daños personales o materiales más allá de lo sensible de las plantas quemadas, sin embargo, no se conoció resultados de investigaciones o esclarecimiento sobre el origen o responsabilidad de las llamas que, en ambos casos, empezaron alrededor de la media noche.

Debido al segundo hecho del 25 de abril, a través de un comunicado difundido por la Defensoría, Villena manifestó “ser enfático en señalar que esta siniestra y artera acción, que afecta principalmente la tranquilidad y la seguridad de mi familia, no va a acobardarme, como nunca lo han hecho las presiones, insultos, mentiras, amenazas veladas y acusaciones sin fundamento que he recibido en los últimos años por el solo hecho de defender los derechos de las personas vulnerables frente al abuso, la prepotencia y la insolencia de quienes detentan el poder circunstancialmente”.

Lo preocupante es que esta acción-situación haya ocurrido nuevamente en los predios donde reside el Defensor, cabeza de la institución más importante del país en materia de derechos humanos, lo que mueve a pensar que no se trata de una coincidencia, por lo que el esclarecimiento es esencial en este tipo de casos para contar con un precedente. El hecho es que el Gobierno, que debió atender el asunto a través del Ministerio de Gobierno y de la Policía, se desentendió, lo cual podría generar críticas y sospechas de toda magnitud debido a su posición áspera con la gestión en Defensoría.

La falta de investigaciones y aclaraciones también puede motivar a que algunos intereses ajenos a la institución de los derechos humanos y de la administración de Estado generen circunstancias que confundan y busquen provocar posiciones de censura y sospechas injustificadas de parte de la población. Si bien el periodo de funciones de Rolando Villena concluye en pocas semanas, no le hará bien al gobierno mantener una postura ofensiva contra la institución, lo que, si bien estamos seguros no se traduce en las maniobras de los incendios, azuza la “viveza” y las malas intenciones.

Por otra parte, debido a esta falta de juicio en las instancias pertinentes para emprender las investigaciones –por lo menos hasta el cierre de este comentario– es justificable que el Defensor del Pueblo, aún en funciones con todas las responsabilidades y garantías que tiene para esta labor, haya anunciado que estos hechos serán denunciados a los organismos internacionales encargados de apoyar a la protección de las instituciones de derechos humanos que funcionan en los países del mundo. Esto deberá llamar a la reflexión y consecuente acción para que las entidades nacionales se ocupen seriamente de las pesquisas de manera inmediata debido a la importancia que tiene una persona en el cargo que desempeña Rolando Villena. De lo contrario, podrían surgir malos entendidos y ampliarse la censura, porque la población espera el respeto a las instituciones que conforman el Estado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia