La Gaceta Jurídica

Jóvenes reclusos trasladados

…la clasificación de reclusos es una tarea inmediata para que los peligrosos no se encuentren junto con quienes sufren penas por hechos menores o que no revisten amenaza con su comportamiento, de este modo se obtendrá mejores resultados.

Editorial

00:00 / 05 de agosto de 2014

Entre los varios problemas que todavía afectan al sistema penitenciario del país se identifica con gran facilidad las condiciones inadecuadas para los privados y las privadas de libertad que son jóvenes, pues existe una mezcla de todas las edades en los centros de reclusión. Estos factores son parte del hacinamiento, la falta de sentencias en porcentaje mayoritario y las condiciones de salud deficientes que, entre otras dificultades más, deben afrontar las poblaciones carcelarias en el Estado Plurinacional.

Por estos factores y la ausencia real de prácticas de reinserción a la sociedad de los y las reclusas aún se considera que la estadía en las cárceles sirve más para empeorar el comportamiento delictivo que para provocar la reflexión y dejar de manera definitiva el camino delincuencial. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que gran parte de la población carcelaria se encuentra en esa situación a la espera de que culminen sus procesos o se emitan los fallos con una sentencia que, incluso, podría ser de inocencia.

De acuerdo a informes recientes, sólo en la ciudad de La Paz 300 personas menores de 25 años están privadas de libertad, mientras que en todo el país existen alrededor de 6.600 jóvenes en situación penitenciaria por diversas acusaciones. En este contexto, mediante un operativo realizado el lunes, 16 jóvenes entre hombres y mujeres de la cárcel de San Pedro y del Centro de Orientación Femenina (cof) de Obrajes fueron trasladados al Centro de Rehabilitación Calahuma, cerca a la población altiplánica de Viacha.

Ese espacio, además de ambientes más adecuados, cuenta con programas de actividades en las que participarán los reclusos como parte de las metodologías de rehabilitación, entre ellas se encuentran los talleres de carpintería, agricultura y panadería que, junto a otras, forman un paquete desarrollado para quienes ahora se encuentran privados de libertad y pueden perfeccionar capacidades antes de volver a la vida en sociedad.

Los y las jóvenes trasladados en este primer grupo tienen de 16 a 25 años de edad y con la llamada “terapia ocupacional” de la que serán parte, además de generar habilidades, tendrán mayores comodidades que los apartan del hacinamiento y de las “malas compañías”. Por otra parte, es de imaginarse que este conjunto de personas privadas de libertad será como el punto a partida para que otros jóvenes sean llevados de manera periódica hasta completar el contingente de menores de 25 años a este centro y a otros en el territorio nacional que les otorguen mejores condiciones de vida mientras cumplen su sanción.

Aparte de este ejercicio desarrollado por la dirección de Régimen Penitenciario, esta repartición deberá apresurar programas de mejoramiento carcelario en todo el espectro de edades, regiones y tipos de delincuencia para, por un lado, se reduzca paulatinamente los problemas en este ámbito y, por otro, se logre los objetivos que tiene el procedimiento sancionatorio de privación de libertad, que son la reinserción social y el cambio de actitudes de las personas que se encuentran en esta situación. Del mismo modo, la clasificación de reclusos es una tarea inmediata para que los peligrosos no se encuentren junto con quienes sufren penas por hechos menores o que no revisten amenaza con su comportamiento, de este modo se obtendrá mejores resultados.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia