La Gaceta Jurídica

Labor institucional específica

Objetivos y cuestionamientos

La relación del MP con los poderes deberá ser de coordinación y no de intervención.

La relación del MP con los poderes deberá ser de coordinación y no de intervención.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 23 de octubre de 2012

Después de un diagnóstico general acerca de los problemas del mp, es necesario identificar las tareas básicas que deberán ser enfrentadas por el nuevo Fiscal General del Estado como cabeza de la mencionada institución, para lo cual señalamos cuatro tareas primigenias.

La primera y fundamental debe consistir en el posicionamiento institucional del Ministerio Público ante los órganos de poder y ante la sociedad en su conjunto, cumpliendo responsablemente con las funciones otorgadas por la Ley Nº 260 del Ministerio Público, logrando de esta manera ubicar al mp en una posición de gran visibilidad; en consecuencia, obligando a hacerse cargo de construir una relación con el resto del aparato estatal, con el sistema político y con quienes intermedian en todas estas relaciones, en especial con los medios de comunicación.

Pero también implica una relación muy fluida con la sociedad en general, que cumple un rol central y fundamental en trasmitir información relevante para la resolución de los casos y, de esta manera, reorientar los recursos internos para el logro de los objetivos señalados en la Ley Nº 260 y una apertura institucional importante a la sociedad, entre muchas otras cuestiones.

La segunda tarea consiste en el manejo adecuado del flujo de casos, es decir, la función básica de un sistema de persecución penal debe estar en condiciones de satisfacer, en la capacidad de manejar razonablemente los casos que conocen los fiscales o, bien, hacerse cargo del flujo de casos que recibe; así, la variable principal que condiciona el correcto funcionamiento de un MP es el manejo y el control de este flujo de casos.

Por ello, en la medida que el sistema no desarrolle una política de control del mismo que le permita dominar la carga de trabajo, resulta difícil que pueda operar dentro de los parámetros mínimos de racionalidad y calidad, sin embargo, hasta el momento el mp no ha sido capaz de manejar adecuadamente el flujo de casos, existiendo saturación de temas sometidos a su conocimiento para su respectiva investigación.

La tercera tarea, consiste en el incremento de la capacidad de respuesta a los problemas sociales, porque el mp, en el nuevo escenario, debe adquirir, además de las responsabilidades relativas al manejo de cada caso, una responsabilidad más amplia, vinculada al manejo del conjunto de casos y al efecto de estos resultados globales sobre el conjunto de la sociedad, por ello, esta contribución global que el mp realiza al bienestar general de la sociedad puede ser caracterizada como su capacidad de respuesta.

Es decir, como el conjunto y la calidad de las soluciones que es capaz de otorgar frente a los conflictos que la sociedad le ha planteado, en otras palabras, la capacidad de respuesta no es otra cosa que las intervenciones que el mp realiza a partir de la suma de demandas de intervención que recibe de la sociedad y que, apreciadas de modo agregado, permiten tener una visión general acerca de cuál es su efectivo aporte al sistema social.

La cuarta tarea emergente de la tercera consisteen la contribución en materia de seguridad ciudadana, como se anotó líneas precedentes; el mp hoy es objeto de una expectativa ciudadana muy importante en relación con el tema de seguridad, el aumento del temor y, en muchos casos, el aumento del delito ha generado que este tema haya pasado a ser uno de los principales motivos de preocupación en nuestro país y también en la mayoría de las naciones latinoamericanas.

Esta creciente demanda se constituye en una de las principales formas de relacionamiento que tiene el mp con la sociedad, de hecho, a partir de estas demandas se cuestiona seriamente el trabajo del Ministerio Público, ya que se muestra en general bastante insensibilidad frente a las mismas, es así como esta institución comúnmente se ha manifestado reacia al compromiso de asumir cualquier responsabilidad en materia de seguridad ciudadana, argumentando que dicha responsabilidad no forma parte de sus funciones ni obligaciones.

Por ello, se considera necesaria una evolución sustancial del mp en distintas direcciones, estableciendo como fundamental el establecimiento de una verdadera autonomía, con estabilidad, remuneración acorde a sus responsabilidades, autoridad y respon- sabilidad en el ejercicio de sus funciones y que con la elección del nuevo Fiscal General del Estado sea capaz de orientar estratégicamente a esta institución hacia la consecución de los fines enmarcados en la cpe, representando a la sociedad ante los órganos jurisdiccionales así como velando por el respeto de los derechos y las garantías constitucionales.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2 3 4 5 6 7 8
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia