La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley de Celebración de Tratados Internacionales

Los tratados internacionales constituyen el principal instrumento de relaciones y la fuente primera del Derecho Internacional. Los sujetos del tratado, el ámbito de aplicación, interpretación y el procedimiento de su celebración, entre otros, están regulados por la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados de 23 de mayo de 1969 (1).

18 de septiembre de 2013, promulgación de la Ley 401 de Celebración de Tratados Internacionales.

18 de septiembre de 2013, promulgación de la Ley 401 de Celebración de Tratados Internacionales. Foto: vicepresidencia.gob.bo

Mijhail Pavel Pardo Lafuente

00:00 / 17 de diciembre de 2013

Sin embargo, existen diversas discusiones en el ámbito académico-jurídico sobre el término celebración. Por lo general, su concepción se refiere (stricto sensu) como el “acto o conjunto de actos (procedimientos) por cuyo intermedio un sujeto de Derecho Internacional manifiesta finalmente su consentimiento en obligarse por un Tratado frente a su contraparte” (2).

De acuerdo con Pablo Ezedín Alarcón, se entiende por procedimiento de celebración de tratados a los actos consecutivos que tienen como finalidad la elaboración y la adopción de un acuerdo internacional. Este procedimiento debe concluir necesariamente en la aplicación o entrada en vigor del tratado, tanto en el Derecho Interno como en el Derecho Internacional correspondientemente (3).

En general, cada Estado consta de distintas disposiciones jurídicas internas referidas al proceso de celebración de un tratado y aunque en el ámbito dogmático existen discrepancias respecto a las etapas que conforman el proceso de celebración de los tratados, puede aseverarse que existen cuatro etapas generales (4), de formación, de manifestación del consentimiento, de entrada en vigor y de registro y publicación.

Fines y procedimiento

De conformidad con lo anterior, la Ley de Celebración de Tratados, aprobada en la Comisión de Política Internacional de la Asamblea Legislativa Plurinacional el 18 de septiembre de 2013 (segunda en América Latina luego de México), tiene como fines, al tenor de su apartado segundo, identificar las atribuciones en la celebración de tratados; regular los alcances de los efectos de la celebración de tratados por parte del Estado Plurinacional de Bolivia y establecer lineamientos de coordinación interinstitucional entre las entidades públicas responsables de la celebración.

Respecto al procedimiento, puede constatarse antecedentes del artículo en cuestión en los informes de la Comisión 20 (Fronteras Nacionales, Relaciones Internacionales e Integración) de la Asamblea Constituyente instaurada en 2007. No obstante, en estos informes no se reservaba a una ley el procedimiento de celebración de tratados, contrario sensu, se desarrolla las etapas que conforman el proceso de celebración convenientemente.

Reserva de ley

La Constitución Política del Estado Plurinacional (cpep) en su artículo 258 establece que los procedimientos de celebración de los tratados internacionales estarán reservados a una ley.

Aunque en la Constitución no existe referencia alguna al término reserva de ley, la doctrina jurídica señala que ésta hace referencia al conjunto de materias que la Constitución encomienda, de manera expresa y exclusiva (5) al ámbito de potestades del Órgano Legislativo, para que éste amplíe, en el marco de la Constitución, la normativa de una temática específica.

Así, establecer una reserva de ley y no otro tipo de normativa (verbigracia un Decreto Supremo) implica una exclusión de la intervención de los otros Órganos del Estado en la elaboración de una normativa referente al ámbito en cuestión. De acuerdo a lo establecido por el artículo 411 de la cpep, puede afirmarse que el artículo 258 de la citada estructura político-normativa es semirrígido, lo que implica que puede ser reformado a través de una reforma total o de una parcial de la Constitución.

En el caso de una reforma total a través de una Asamblea Constituyente originaria plenipotenciaria, activada por voluntad popular mediante referendo. En el caso de una reforma parcial mediante ley de reforma constitucional aprobada por dos tercios o por iniciativa popular.

La vigencia de toda reforma necesitará referendo constitucional aprobatorio. Es posible que la exclusiva intervención de la Asamblea Legislativa Plurinacional a la ampliación de distintas áreas que no fueron plenamente reguladas por la Constitución, conlleve parámetros de legitimidad, puesto que es precisamente la Asamblea Legislativa el órgano estatal que aglutina las fuerzas políticas más representativas.

Aspectos constitucionales

Considerando que la ley establece un conjunto de reglas que no pueden contradecir la Constitución y que deben seguir las directrices establecidas por esta norma suprema; la Ley sobre el Procedimiento de Celebración de Tratados Internacionales establece aspectos constitucionales referidos a dicho procedimiento:

-El Presidente del Estado, según el artículo 172, tiene la atribución de suscribirlos tratados internacionales (6).

-De acuerdo al artículo 259, los ciudadanos o la Asamblea Legislativa Plurinacional, pueden solicitar la suscripción de un tratado.

-La ratificación es una etapa del proceso de celebración de un tratado que debe, según el artículo 13 y 158, realizarse a través de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

-El control previo de constitucionalidad en la ratificación de tratados internacionales es, según lo dispuesto en el artículo 202, atribución del Tribunal Constitucional Plurinacional.

-De acuerdo al artículo 257, necesitan de aprobación mediante referendo vinculante, previo a la ratificación, los tratados internacionales que impliquen cuestiones limítrofes, integración monetaria, integración económica estructural y cesión de competencias institucionales a organismos internacionales o supranacionales.

-Por otra parte, en consonancia al artículo 259, cualquier tratado internacional requerirá de aprobación mediante referendo popular cuando así lo solicite el cinco por ciento de los ciudadanos o el treinta por ciento de los representantes de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

-Los tratados internacionales en materia de derechos humanos no necesitarán de la ratificación para su entrada en vigencia (artículo 256).

-Por último y siguiendo lo establecido en el artículo 10, esta Ley adopta medios a través de los cuales se detenga la adopción de tratados que contradigan el carácter pacifista del Estado boliviano.

Por otro lado, en lo que concierne a la temática marítima, en su artículo 26 señala que “se establece el derecho irrenunciable e imprescriptible del Estado Plurinacional de Bolivia sobre el territorio que le dé acceso con soberanía sobre el Océano Pacífico, sin que ello implique renuncia a reivindicar su Derecho Marítimo permanentemente reclamado ante Organismos Internacionales e instancias bilaterales y multilaterales, en el marco de lo establecido en la Constitución Política del Estado”.

Es así que, en concordancia con la cpep, el documento rescata la política marítima que lleva adelante el Gobierno, pero, además, amplía los espacios para negociar una salida al mar.

Notas

1. Cabe señalar que aunque esta normativa internacional fue firmada por Bolivia, no fue ratificada. Sin embargo, considerando que Bolivia sólo manifestó su desacuerdo a pequeñas partes de la Convención y considerando principalmente que la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados forma parte del Orden Público Internacional; la referencia a esta norma jurídica internacional es válida.

2. Corrochano, Luis y Novak, Fabián, Derecho Internacional Público. Tomo I, Introducción y Fuentes. Lima, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú, año 2003, pág.

3. Alarcón, Pablo. Derecho Internacional Público. Bases, fuentes, sujetos del derecho internacional público y el derecho de los tratados. La Paz, Editorial Gente Común, 2011, pág. 113

4. Ibídem referencia segunda.

5. “El principio de Reserva de Ley”, Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas, 2012, pág. 45.

6. Esto no significa que un representante designado por el ejecutivo embestido de los plenos poderes, no pueda suscribir un tratado. Sin embargo, esto no está considerado y desarrollado por la Constitución.

Es estudiante afiliado al IDEI.

Tomado de: Revista del Instituto de Estudios Internacionales IDEI Bolivia, año 3, Nº 74, diciembre de 2013.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia