La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley Facta de EEUU elimina el sereto bancario

Los bancos y entidades financieras de todo el mundo deberán hacer un gran esfuerzo para cumplir la polémica ley extraterritorial estadounidense llamada Foreign Account Tax Compliance Act (Fatca), la cual elimina el secreto bancario e implica posibilidades de extensión a otros países.

Las consecuencias de la norma serán incontables en todos los países.

Las consecuencias de la norma serán incontables en todos los países. Foto: Cen nuevodesordenmundial.blogspot.com

La Gaceta Jurídica / Luis Manuel Arce Isaac

00:02 / 24 de diciembre de 2011

El abogado Alan S. Lederman, especialista de la firma Gunster de Florida, afirmó que, en virtud del Facta, los bancos que operan en Panamá y otros países y tengan un agente o banco corresponsal en Estados Unidos, están obligados a informar automáticamente sobre clientes que posean nacionalidad, ciudadanía o residencia estadounidense.

A la pregunta de si la legislación aprobada en 2010 como parte de la de Incentivos de Contratación para Restaurar el Empleo (Hire Act) elimina el secreto bancario, Lederman respondió de manera afirmativa. Sí, eso es verdad, indicó el experto en declaraciones exclusivas a Prensa Latina durante el xv Congreso Hemisférico para la prevención del lavado de dinero celebrado en Panamá, pero al propio tiempo aclaró que hay una disposición según la cual los bancos pueden cumplir con la ley local a condición de que confirmen que pueden mantener las cuentas de norteamericanos y su cumplimiento de contacto.

Explicó que la legislación aún no está vigente. Los bancos centroamericanos tienen que llegar a un acuerdo para el 30 de junio de 2013, pues, de lo contrario, el servicio de renta central aplica el Facta antes de 2014 con la retención sobre intereses y dividendos. Pero la bomba atómica, es decir, la retención del 30 por ciento del precio de compraventa de activos sobre el principal tiene vigencia a partir del 2015 para los bancos que no hayan cerrado un acuerdo antes, advirtió.

Preguntado sobre algún aspecto positivo de la ley para los bancos, expresó que técnicamente no hay nada favorable porque estos incurren en gastos por los servicios durante semanas y no recibirán ninguna compensación. En cuanto a los contribuyentes la única cosa destacable como asunto social es la promoción del pago de impuestos. Hay personas que de otra forma, es decir, si no pagan, son malhechores, señaló.

Se ha dicho que el Facta es extraterritorial, pero Lederman vacila un poco ante esa definición. Realmente, señala, se puede aplicar dentro del territorio nacional y solamente cierta parte de empresas estadounidenses están contra los bancos extranjeros. Se podría decir que técnicamente no es territorial pero, en cambio, sí entraña una confiscación de activos de los bancos extranjeros.

Una de las grandes polémicas de la ley es que se aplica a toda persona con ciudadanía estadounidense aunque nunca haya vivido en ese país, porque se parte del principio de que todo estadounidense tiene que pagar impuesto sobre su renta. Sin embargo, técnicamente hay un programa de amnistía que permite a un extranjero que se haya descubierto es estadounidense pagar una pequeña multa en seis años y arreglar su problema, explicó el abogado.

Gran esfuerzo para cumplir

Julio Aguirre, un ejecutivo bancario panameño, ve, entre los retos del Fatca para los bancos en países con los cuales Estados Unidos mantiene relaciones, el gran esfuerzo que demanda cumplir con esa ley.

Encargado de Cumplimiento del Banco Latinoamericano de Comercio Exterior y presidente del Comité de Oficiales de Cumplimiento de la Asociación Bancaria, Aguirre fue uno de los presentadores en la Primera Conferencia Internacional de la Sociedad de Profesionales de Fideicomiso y Bienes, celebrada en Panamá.

En entrevista admitió que “el tema de Fatca ha traído una enorme preocupación a todos fuera de Estados Unidos, porque obliga a hacer un enorme esfuerzo a los bancos para identificar a un ciudadano estadounidense y así prevenir la evasión fiscal de un país, en particular, que no es el tuyo”.

¿Cuál es el mecanismo?

El Fatca obliga a firmar un entendimiento (acuerdo) con el Servicio de Impuestos Internos (irs siglas en inglés) de Estados Unidos, cuyo propósito es que anualmente llenemos un formulario, o algo parecido, con los datos de nuestros clientes ciudadanos de ese país, quienes tengan algún tipo de relación de cuentas con el banco. Pero para completar efectivamente ese formulario, hay que hacer un esfuerzo de trabajo mayúsculo pues involucra a todas las relaciones que el banco pueda tener (persona natural y jurídica)

Es decir, involucra a toda la cartera de clientes.

Exactamente. Te puedes imaginar un banco con una cantidad enorme de clientes. Tienes que buscar en la base de datos aquellos que son ciudadanos estadounidenses, dentro de varias categorías de identificación definidos por la propia ley. Lo complicado es revisar si dentro de las empresas que son parte de la clientela hay accionistas estadounidenses y, además, identificarlos. Esto nunca se ha hecho y el hacerlo no será nada fácil.

¿Y cuánto pagarán ellos porque les hagan ese trabajo?

Ni un centavo. Eso lo pagan los bancos. Es decir, los bancos tenemos que asumir los gastos para cumplir con la ley Fatca. ¿Qué pasa si hay un error de identificación? Pues los bancos y quienes debemos firmar el reporte anual, podríamos vernos sometidos a algún tipo de sanción o repercusión personal.

Debe haber algún tipo de amparo.

Es que no sabemos qué vamos a firmar ni cuál será el nivel de compromiso tanto para la institución bancaria como para la persona encargada de ese informe anual. No se ha concluido cuál será el nivel de detalle del reporte. Probablemente no lo hagamos con efectividad, pues identificar a alguien con ciudadanía estadounidense es sumamente complicado porque hay personas que pueden tener varias ciudadanías. Pero si una de ellas es estadounidense, hay que meterlo en el reporte aunque ni siquiera conozca Estados Unidos.

Seguramente se darán esos casos.

Claro que sí. Primero preguntar al cliente si es ciudadano estadounidense dentro de las categorías que establece la identificación en ese país. Una vez que tenga esa información, validar que efectivamente los clientes respondieron adecuadamente para, entonces, completar la base de datos y proporcionarla en los reportes anuales. Ese gran esfuerzo que debemos hacer es una de las cosas que estamos evaluando y definir cuál sería nuestra responsabilidad.

¿Y si no lo hacen?

Pues seríamos sometidos a un impuesto de 30 por ciento por el dinero que vamos a estar recibiendo de cualquier inversión en Estados Unidos, ya sea por intereses dividendos, comisiones o rentabilidad por alguna inversión. O sea, Estados Unidos dice “lo tienes que hacer porque si no lo haces yo instruyo el cobro de un 30 por ciento por cualquier pago que vayas a recibir de Estados Unidos hacia tus cuentas”.

En 2010 empezó este problema con la aprobación de la ley, la cual se empezará a aplicar en 2014. Se han dado foros y seminarios pero no hay una actitud de ver esto más oficialmente con el gobierno de Estados Unidos y modificarla si fuese el caso.

Algunas asociaciones han hecho esfuerzos para pedirle a Estados Unidos, mediante las instancias correspondientes, aclaraciones sobre lo que tenemos que hacer y que se percaten de las implicaciones. Pero como bien dices, los gobiernos no han hecho un esfuerzo conjunto, o no sé si individual, para eliminar esa ley. No lo he visto y se debiera hacer porque hay un país que te está obligando a cumplir una ley, cuando nosotros no debiéramos estar forzados a seguirla. Y claro, el gobierno de Estados Unidos dice que es una ley de su país y se la está aplicando a sus bancos o a las cuentas que tenemos en su país. O sea, mientras no tengas cuentas en mi país, no te vas a ver afectado.

Es un poco contraproducente porque ellos están diciendo que no tiene carácter extraterritorial porque se refiere al sistema bancario de Estados Unidos y al cliente estadounidense, aunque se está aplicando fuera de las fronteras de ese país. ¿Cuál es tu criterio? ¿Es o no extraterritorial?Por sus implicaciones, nosotros nos vemos afectados. Sólo por firmar el acuerdo ya me estás sometiendo, porque estás pasando tu frontera desde el mismo momento en que me estás obligando en Panamá (o donde fuere) a que firme un acuerdo de Estados Unidos. Digo “sometiendo” porque, si no lo firmo, entonces afectas los ingresos que percibo por mis inversiones en Estados Unidos al retenerme 30 por ciento de lo que me giren desde allá.

Se dice con frecuencia que el secreto bancario ya voló, pero si no es así ahora, se hará trizas con Fatca.

Definitivamente sí, porque en cada país, incluido Panamá, hay que buscar que nuestros reguladores consideren lo que es el incumplimiento de la norma frente a la solicitud de información que me está pidiendo Estados Unidos, la cual debo cumplir. En ese sentido no habrá secreto, por supuesto.

Aparte de lo que me acabas de explicar, ¿cuáles son los retos más complicados en la aplicación de esta ley?

La identificación eficiente de un ciudadano estadounidense, como te expliqué.

Hay personas que piensan que éste es un primer paso que se da con los ciudadanos estadounidenses para luego generalizarlo a los demás países, ¿es así?

Se ha pensado que así como Estados Unidos lo está implementando, una vez que eso ya esté establecido puede ser que otras naciones actúen de la misma forma. Ponle que eso suceda en los del G-20. Ahí sí explota totalmente el secreto bancario. Se perdería en todos los países.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia