La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley controversial

…los ciudadanos y ciudadanas transexuales y transgénero tenían el problema principal de que al presentar documentación esta no era coincidente con su fisonomía, lo que llevaba –en el mejor de los casos– a sospechas de falsa identidad y –en el peor– a burlas y actos de discriminación y censura.

Editorial

00:00 / 25 de mayo de 2016

No es la primera vez que la identidad personal se convierte en un tema polémico en el país, aunque con la reciente Ley de Identidad de Género se ha hecho más complicado desde el punto de vista de varios sectores conservadores y, al parecer, de práctica discriminatoria. Uno de los momentos referidos a esta situación fue cuando se debatió para que las fotografías de los documentos de identidad no exijan convencionalismos como la corbata, terno, pelo corto y la prohibición del uso de barba en el caso de los hombres, lo que eventualmente arribó a la conclusión de que los registros como la cédula de identidad o el pasaporte deben mostrar a las personas tal como son.

Otro importante momento del derecho a registrar la identidad de acuerdo a lo que la persona es, fue el cambio de nombre que realizó el expresidente Tuto Quiroga, quien argumentó que su nombre “Jorge” debiera ser cambiado en sus papeles de identificación por “Tuto”, debido a que era más conocido de este modo. Acción lograda con todo derecho.

Asimismo, se debe argumentar que las personas que han decidió por ciertas características en su fisonomía y son conocidas por esa condición tienen el derecho de ser identificadas de esa misma manera, es el ejemplo de los ciudadanos y ciudadanas transexuales y transgénero, quienes tenían el problema principal de que al presentar documentación esta no era coincidente con su fisonomía, lo que llevaba –en el mejor de los casos– a sospechas de falsa identidad y –en el peor– a burlas y actos de discriminación y censura.

Pero el significado de la promulgación de la ley y el contenido de esta, que debe ser aplicado desde la publicación de la norma en la Gaceta Oficial de Bolivia, no se reducen solo a la correspondencia entre apariencia y convenciones sociales como el nombre femenino o masculino y el estado civil, sino a que en el artículo 14.II de la Constitución Política de 2009 “el Estado prohíbe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura (…) u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos de toda persona”.

Al mismo tiempo, la ley fundamental y otras normas vigentes garantizan la identidad de las personas, lo que, en concepción amplia, se refiere a que las personas tienen el derecho de adoptar una fisonomía de acuerdo a su pertenencia a grupos y culturas y, obviamente, a sus características de género u opción sexual, mientras todo ello no riña con las leyes y no sea motivo para la consumación de delitos.

Con la Ley de Identidad de Género, según señaló durante la promulgación el presidente interino, Álvaro García Linera, la democracia se enriquece, además, el mandatario llamó a que el colectivo lésbico, gay, bisexual y trans (lgbt) luche por el reconocimiento de sus derechos, pues “acaba la historia de una proscripción social”, lo que también deberá hacerse extensivo a otros colectivos vulnerables a la violación de sus derechos, como las mujeres en la prerrogativa para vivir sin violencia y, en su caso, sin acoso político y de los indígenas y su derecho a la tierra y territorio y a la consulta de buena fe para intervenir en sus dominios.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia