La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley de protección a los animales

…los ejecutantes le dan diferentes sentidos a esta práctica, esto demuestra que lo ancestral ha ido cambiando, pues estos sentidos diversos están más cercanos a las dinámicas y creencias actuales que a lo antiguo perdido en el tiempo.

Editorial

00:00 / 22 de mayo de 2015

La pasada semana, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó una norma que es requerida hace tiempo y que a partir de su puesta en vigencia deberá ser aplicada con todo el rigor que exige, sin embargo, su contenido ha puesto en reflexión algunas limitaciones que se hacen evidentes a tiempo de considerar sus posibilidades de aplicación.

La ley en cuestión es la que está destinada a la protección de las especies animales; por lo que se entiende, de las que se encuentran en las categorías de domésticas y las destinadas al consumo humano y al trabajo, pues el tema de las variedades silvestres será objeto de otra medida. En esta dimensión, se debe destacar que el documento incluye sanciones e incorpora al Código Penal figuras para evitar el maltrato y daños a los animales.

Para la aceptación de esa norma y su observancia en todo nivel se debe considerar que las otras especies animales son también sujetos de derechos, es decir que más allá de la significación económica que representan, su vida y su integridad física deben ser respetadas por el sentido humano que nos rige y por el razonamiento que nos caracteriza entre los otros seres vivos. Del mismo modo, si estos entes están destinados para el consumo humano, su muerte debe ocurrir con métodos que no causen sufrimiento ni alarguen padecimientos.

Si bien estas ideas sobre el respeto a la vida y la integridad de los animales pueden ser consideradas en torno a la normativa que aún debe ser revisada en la Cámara de Senadores, se tendrá que meditar también sobre una parte del documento en la que quedan exentos de pena o sanciones los sacrificios de animales en el marco de los usos y costumbres de los pueblos indígena originario campesinos. Como punto de partida para este asunto es fundamental reconocer que la cultura es dinámica, esto significa que no es estática, por lo que las formas de muerte de animales bajo el concepto de sacrificios dentro de las manifestaciones culturales podrán cambiar sin afectar la identidad o las costumbres.

Si bien estas expresiones están enraizadas en los convencimientos espirituales y en las modalidades de relación con la Madre Tierra, es claro que los conceptos primarios de este respeto y comunicación con el ser supremo de la cultura andina se encuentran en la motivación del respeto a la vida. Lo contradictorio aparece cuando la dadora de vida pueda demandar la muerte o cuando los ejecutantes le dan diferentes sentidos a esta práctica, esto demuestra que lo ancestral ha ido cambiando, pues estos sentidos diversos están más cercanos a las dinámicas y creencias actuales que a lo antiguo perdido en el tiempo.

En relación a ello, no se puede negar que las transformaciones de las expresiones son cada vez más evidentes y que existen reemplazos a cada momento, pues mantener la esencia y la identidad también tiene que ver con las variaciones que cada vez imprimimos a las acciones.

Esto podrá ser demostrado con una mirada profunda a nuestra relación con los ritos y la persistencia de éstos de acuerdo a nuevos imaginarios y al pensamiento constante que nos mantiene con nuestras creencias que indiscutiblemente tienen gran valor y son nuestra herencia recibida y la que dejaremos.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia