La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley de tenencia de perros

En todo caso, la normativa en materia de animales no sólo debe prevenir sobre la tenencia de “animales peligrosos”, sino también la prohibición de mantener perros en la calle, sin tratamiento veterinario y sin atención de sus propietarios. Los animales utilizados como guardianes no sólo son eso…

Editorial

00:00 / 27 de mayo de 2014

Como parte de los mecanismos e instrumenos legales que se se busca sean aporte a la seguridad ciudadana en el país, en la Asamblea Legislativa Plurinacional (alp) se discute el proyecto de ley de tenencia de “perros peligrosos”, documento propuesto por el diputado Javier Zabaleta, que ya se encuentra aprobado en la Cámara Baja y fue llevado al Senado para su tratamiento final.

En sus partes fundamentales, la propuesta considera como canes peligrosos a las razas American Staffordshire Terrier, American Staffordshire Bull Terrier, Pit Bull Terrier, Bull Terrier, Bullmastiff, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileir, Mastín Napolitano, Rottweiler y Tosa Inu. Además, de ser sancionada sin muchos cambios, la norma establecerá que las familias o propietarios de estos tipos de canidos registren a sus animales en la Policía y soliciten una licencia de crianza al Gobierno Municipal de donde viven.

Estos documentos deberán ser recabados al cumplir requisitos como mayoría de edad, certificado de antecedentes penales, seguro obligatorio que cubra atención médica ante daños y poder indemnizar un fallecimiento. De acuerdo con la explicación de Zabaleta, quien también es vicepresidente de de la Cámara de Diputados, el proyecto prevé la adquisición de un seguro contra mordeduras, que equivaldrá a 32 salarios mínimos (6.600 dólares) para cubrir gastos de salud y a 40 salarios mínimos (8.300 dólares) en caso de causar muerte.

Si bien este normativa es analizada en torno a una sola categoría de mascotas, las consideradas “peligrosas”, el tema tuvo la virtud de poner en el tapete estadístcias acerca de la población canina en Bolivia, que se ve muy saturada por la presencia de unos 2,2 millones de perros que se distribuyen, de manera estimada, en gran cantidad en el eje central, pues en el departamento de La Paz existen alrededor de 496.750 canes, de los que 200 mil viven en la ciudad de El Alto; según el cálculo, Santa Cruz tiene 643.704 perros y Cochabamba 513.602. De estos un gran porcentaje vive en las calles, el 40 por ciento, según el Ministerio de Salud.

Asimismo, un detalle para tomar en cuenta es que la población canina del país anualmente aumenta en 20 por ciento, lo que ha provocado el crecimiento hasta ese total desde los 85.800 canes estimados en 1995. Esto se establece en forma global, sin discriminar las razas ni el estado de vida que experimentan. En este sentido, es posible entender que la proliferación de estos animales tiene mucho que ver con la irresponsabilidad de la población humana, aspecto ya advertido por activistas de los derechos de los animales, de tal forma que cualquier animal vagabundo puede convertirse en amenaza para la población humana.

En todo caso, la normativa en materia de animales no sólo debe prevenir sobre la tenencia de “animales peligrosos”, sino también la prohibición de mantener perros en la calle, sin tratamiento veterinario y sin atención de sus propietarios. Los animales utilizados como guardianes no sólo son eso, pues se trata de seres que tienen sentimientos y comportamientos acercados a los de los seres humanos, que, además, requieren vivir en sociedad y en medio de consideración. Por eso, este tipo de leyes merecen un toque educativo para la formación  en el trato a estas mascotas.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia