La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica
  • Ley

Ley de transporte en La Paz

…se plantea la introducción del Sistema Público de Transporte Masivo, que será una buena y sana competencia para impulsar un mejor servicio. Mientras esta norma avanza con la reglamentación pertinente, los choferes deberán planificar sus estrategias para mejorar su actividad y no perjudicar a los usuarios. Seguro que esto les traerá beneficios como sector.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 20 de abril de 2012

Desde el miércoles se encuentra en vigencia la Ley Municipal de Transporte y Tránsito Urbano del Municipio de La Paz, aunque, con su promulgación, han quedado en ascuas dos bandos que la rechazan pese a los beneficios que puede representar para la población. De uno de éstos, obviamente, se esperaba la reacción debido a su intransigencia para aceptar los cambios y pautas educativas para beneficio propio y de la comunidad. Se trata de los transportistas sindicalizados y libres, cuya actividad es la más caótica y desconsiderada, pese a que pudo ser utilizada como buen medio de enseñanza para los peatones.

Del otro grupo es lamentable la negativa, puesto que corresponde al Batallón de Tránsito, organismo de la Policía Nacional que no tuvo la capacidad de aplicar con eficacia el Código de Tránsito, norma que ahora es reivindicada por esta misma entidad en contra la nueva ley municipal. En toda su historia, el Organismo Operativo de Tránsito estuvo estigmatizado por los hechos de corrupción en el control vehicular, lo que contribuyó en gran medida a la situación actual del tráfico de motorizados en la sede de gobierno y, por añadidura, en el resto del país. En la idiosincrasia que nos caracteriza, gracias a estas actitudes de descomposición en las autoridades, es común que se actúe con menosprecio e irresponsabilidad al conducir un vehículo, incluso uno de servicio público, pues son fáciles los arreglos callejeros con dinero.

Acerca de los conductores del servicio público sindicalizado, cuya hegemonía fue contenida parcialmente con la creación de las asociaciones de Transporte Libre (las atl), es criticable que no apoyen una norma que puede fortalecer al servicio profesional, tomando en cuenta los requerimientos y las necesidades de la población, además de captar con mínimo razonamiento los cambios, crecimiento y dinamismo de las ciudades. En cuanto a los miembros del trasporte libre, el reordenamiento que podría venir a consecuencia de esta norma municipal debe diferenciarlos, como fue el plan original, para que presten servicios alternativos a lo que ofrecen los sindicalizados. En resumen, ambas modalidades de organización de choferes ahora deben recapacitar y tomar conciencia de que la población no está a su favor, por lo menos así lo han señalado las juntas de vecinos y otras formaciones comunales.

En relación al otro sector, personeros de Tránsito han anunciado la impugnación de la ley municipal, en un acto que parecería más una acción gremial que no toma en cuenta que su deber, ahora, es coadyuvar a la aplicación de este articulado entendiendo sus atribuciones y alcances en un avance para enmendar sus errores. De esta forma, en el futuro cercano, con la coordinación municipal y policial se podría alcanzar esa meta de un buen servicio público de transporte y evitar los maltratos, cobros indebidos, negligencias y prepotencia, además de prevenir accidentes y mantener en buen estado los vehículos.

En partes salientes de la Ley Municipal de Trasporte y Tránsito Urbano, se plantea la introducción del Sistema Público de Transporte Masivo, que será una buena y sana competencia para impulsar un mejor servicio. Mientras esta norma avanza con la reglamentación pertinente, los choferes deberán planificar sus estrategias para mejorar su actividad y no perjudicar a los usuarios. Seguro que esto les traerá beneficios como sector.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia