La Gaceta Jurídica

Liberalismo o socialismo (comunitario) en el nuevo Código Procesal Civil

El Señor Justicia

Carlos Conde Calle

00:00 / 24 de abril de 2015

Hace un par de décadas se discute en la academia sobre lo “propio” y lo “ajeno”; otros dirán la lucha intercivilizatoria entre Occidente y los pueblos indígenas o entre modernidad y postmodernidad.

El hecho incuestionable es que en el terreno jurídico se estaría construyendo un DERECHO “propio”, ajeno totalmente a la cultura occidental, al menos es lo que sostenía Héctor Arce, en su momento presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados.

Afirmaba que, “como nunca, en Bolivia habíamos tenido la oportunidad de CONSTRUIR UNA LEGISLACIÓN PROPIA SURGIDA DE NUESTRAS PROPIAS NECESIDADES...” (sic).

Sin embargo, ¿el doctor Arce fue engañado? El actual Código Procesal Civil tiene como fuente de inspiración (cuando no copia) el Anteproyecto del Código Procesal Civil producido en 1997 por René Blattman, ministro de Justicia de Gonzalo Sánchez de Lozada.

En lo puramente EPISTÉMICO, la pregunta es si ¿es posible crear un Derecho “propio”? No se puede, nos guste o no somos tributarios de la cultura occidental (y el Derecho Civil es un constructo de Occidente). Los proyectistas le mintieron al gobierno, porque éstos nunca revelaron la fuente, ¿o Arce tenía ya el Código Procesal Civil y necesitaba un par de consultores nacionales para que figurasen como los proyectistas? En cuyo caso tendrían que devolver todas las condecoraciones y ¡¡hasta los aplausos!!

De manera especial, los estudiantes de Derecho quieren más citas sobre la “copia” del Nuevo Código del anteproyecto de Blattmann. A manera de ejemplo podemos citar algunos dispositivos similares (o iguales) entre el Código Procesal vigente y el Anteproyecto de Código Procesal Civil de 1997. Veamos.

El artículo 2 del nuevo Código Procesal Civil dice: (IMPULSO PROCESAL) Las autoridades judiciales, en forma independiente de la actividad de las partes, tendrían a su cargo la responsabilidad de adoptar las medidas orientadas a la finalización del proceso y evitar su paralización, procurando que los trámites se desarrollen con celeridad dentro de los plazos procesales”.

EL anteproyecto de Goni sostiene en el “(IMPULSO PROCESAL). Los jueces y tribunales, en forma independiente de la actividad de las partes, tendrían a su cargo la responsabilidad de adoptar las medidas orientadas a la finalización del proceso y evitar su paralización, procurando que su trámite se desarrolle con la mayor celeridad”.

Posteriormente, en “Código Proce- sal Civil Evo”, en el artículo 20, sostiene: “PROCEDIMIENTO DE LA INHIBITORIA. Si planteada la inhibitoria la autoridad judicial se dirigirá a la jueza o juez o tribunal tenido o tenida por incompetente, acompañando fotocopia legalizada del memorial en que se hubiera planteado la inhibitoria, como de la resolución correspondiente y demás recaudos sobre los que hubiese fundado su competencia; asimismo, solicitará a la autoridad judicial su inhibitoria, la remisión del expediente o, en su defecto, el envió de éste al tribunal superior llamado por ley para dirimir el conflicto”.

El Anteproyecto Código Procesal Civil de Goni dice: “PROCEDIMIENTO DE INHIBITORIA. Si planteada la inhibitoria, Juez o Tribunal se declare competente, se dirigirá al juez tribunal tenido por competente, acompañando testimonio o fotocopia legalizada tanto del  memorial en que se hubiere planteado la inhibitoria como de la resolución correspondiente y demás recaudos si los hubiere. Fundada su competencia; asimismo, solicitará al otro juez o tribunal su inhibitoria, la remisión del expediente o, en su defecto, el envió de éste al tribunal llamado por ley para dirimir el conflicto”.

Amable lector, podría decirnos ¿quién copia a quién? Pero, sigamos. El nuevo Código Procesal Civil, que es parte del nuevo sistema llamado “leyes Evo”, en los artículos 27 y 28 sostiene que son partes esenciales en el proceso la o el demandante y terceros en los casos previstos por Ley.

Artículo 28 (SUJETOS PROCESALES).- Concurren también al proceso los servidores y los servidores auxiliares de la administración de justicia señalada en la Ley del Órgano Judicial, abogados y abogados, peritos, traductores, intérpretes, depositarios, administradores, interventores, martilleros,  comisionados y, en general, aquellas o aquellos que no tienen interés en el objeto del proceso, pero que actúan en éste de una u otra forma”.

El anteproyecto de Goni sostiene: artículo 36 (PARTES) I. Son partes principales en el proceso el demandante y demandado y los terceros en los casos previstos en este Código. II.- Concurren accesoriamente al proceso los fiscales cuando representan al Estado en calidad de demandante; demandando o terceros interesados; los funcionarios auxiliares de la administración de justicia, señalados en la ley de Organización Judicial; los abogados gestores, peritos, traductores intérpretes, depositarios, administradores, interventores, martilleros comisionados y, en general, aquellos que no tienen interés en el objeto del proceso de otra forma”.

¿Seguimos?, claro. El artículo 31 del nuevo Código afirma: “Sucesión procesal de las partes. La sucesión procesal se presenta cuando una persona ocupa el lugar de una de las partes en el proceso, remplazándola como sujeto activo o pasivo del derecho discutido. II. Existe sucesión procesal cuando: 1. Fallece una persona que sea parte del proceso. 2. Se disuelve o extingue una persona colectiva. 3. Se adquiere por acto entre vivos un derecho o bienes litigiosos. III. Si durante la sustanciación del proceso falleciere la persona natural que interviene como parte o fuere declarada la desaparición o el fallecimiento presunto, el proceso continuará con los sucesores...”.

El Código Procesal Civil de Goni dice: “Artículo 39 (SUCESIÓN PROCESAL)”. I. En virtud de la sucesión procesal, el sujeto ocupa el lugar de las partes en el proceso, remplazándola como sujeto activo o pasivo del derecho discutido II. La sucesión procesal se presenta cuando: I. Fallece una persona que sea parte en el proceso. 2. Se disuelve o extingue una persona jurídica. 3. Se adquiere por acto entre vivos un derecho o cosa litigiosa. III. Si durante el pleito falleciere la persona natural que interviene como parte o fuera declarada la ausencia o el fallecimiento presunto, salvo el caso de derecho personalísimo, el proceso continuará con los sucesores, el cónyuge o el curador, en su caso”.

Espero que no se canse, pero hay más. El Código Evo en el artículo 33 sostiene: “(TRANSFERENCIA DEL DE- RECHO O DEL BIEN LITIGIOSO). I. En caso de transferencia por acto entre vivos del derecho o del bien litigioso en todo o en parte, el adquirente podrá suceder en forma total o parcial a la o el enajenante en el proceso. II. De existir oposición, se dictará resolución de previo y especial pronunciamiento. Si ella fuere admitida, la o el enajenante conservará su condición de parte en el proceso, pero como litisconsorte activo o pasivo de la o el adquirente; en caso contrario, la o el sucesor procesal ocupará el lugar de su enajenante.”.

El anteproyecto de Goni dice: “TRANSFERENCIA DEL DERECHO O COSA LITIGIOSA. En caso de transferencia por acto entre vivos del derecho o la cosa litigiosa en todo caso o en parte, el causahabiente podrá sustituir en forma total o parcial al enajenante en el proceso. De existir oposición, se dictará resolución de previo y especial pronunciamiento. Si ella fuera admitida, el enajenante conservará su condición de parte en el proceso como litisconsorte activo del adquirente; en caso contrario, el sucesor procesal ocupará el lugar de su causante”.

Esperamos haber satisfecho la petición de los estudiantes, pero los aludidos, José César Villarroel y Andrés Valdivia, no responden. Se nos ocurre dicen: “somos liberales y hemos tomado al pelo a los socialistas presentando un proyecto de corte liberal”. Ellos deben responder sobre su proyecto “original”.

Es experto en Derecho Privado.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia