La Gaceta Jurídica

Magistrados y fiscales

Es de esperar que esta campaña de la Fiscalía General del Estado tenga éxito y pueda acrisolar sus oficinas en todo el país para que éstas sean atendidas con personal idóneo  y eficiente, pero sobre todo íntegro para llevar adelante los casos que se presentan y deben ser atendidos con celeridad.

00:00 / 28 de febrero de 2014

Debido al panorama en el que persiste un enfrentamiento por la presidencia del Tribunal Constitucional Plurinacional (tcp), calificado de diversas formas por oficialistas y opositores, la crisis del Órgano Judicial todavía da mucho para hablar, lo cual ha involucrado de manera sensible a las otras instancias como son el Tribunal Supremo de Justicia (tsj), el Consejo de la Magistratura y el Tribunal Agroambiental, pese a que estos últimos no revisten mayores problemas luego del cambio de titular en el tsj y de las investigaciones que se realizan por presuntos hechos irregulares en la Magistratura.

En todo caso, el conflicto del tcp podría ser solucionado con la práctica individual de ceder y recortar aspiraciones personales que ponen en vilo a la institución, es decir, que las acciones particulares sean asumidas de la manera que son planteadas, mientras que los actos de conjunto tengan toda la legalidad demostrable a través de nuestro ordenamiento jurídico.

Tal vez al subsanar este entuerto en el tcp y confirmar la tranquilidad que se vislumbra ya en las otras instancias de este poder del Estado se pueda iniciar de una vez por todas la reforma y transformaciones en la administración de justicia, lo cual es exigido por las representaciones políticas y esperado por la población, en especial la litigante, que ve sus esperanzas frustradas al recurrir a los entes de justicia y no lograr respuestas adecuadas.

El trabajo denodado y que demuestre una verdadera vocación de servicio, que no implique motivos para sospechar de injerencia y que no manifieste ambiciones en contra de un accionar de equipo, podrá hacer reflotar la confianza en la forma en la que han sido elegidos los magistrados, pese a que, de todas formas, ese método debe ser perfeccionado para el futuro, aplicando modalidades que sean más confiables y efectivas para la independencia de este institución estatal.

Mientras esto sucede en el Órgano Judicial, por otra parte se debe considerar las acciones del Ministerio Público, que, en su cruzada para “la depuración iniciada en todo el país y la lucha contra la corrupción comprometida en la reestructuración” de esta entidad, ha destituido a varios funcionarios del la jurisdicción de Oruro, quienes son acusados de presuntas acciones de corrupción con cobros indebidos, tráfico de influencias y otros.

Según una nota informativa emitida por la entidad detallando el caso de los seis fiscales depuestos, entre ellos el departamental de Oruro, y otros cuatro funcionarios de diversos niveles, el fiscal general Ramiro Guerrero aseguró que la depuración institucional continuará para alejar a todos los malos servidores del Ministerio Público que pretenden utilizar el cargo para fines personales sin atender la aspiración de justicia de la población.

Es de esperar que esta campaña de la Fiscalía General del Estado tenga éxito y pueda acrisolar sus oficinas en todo el país para que éstas sean atendidas con personal idóneo y eficiente, pero sobre todo íntegro para llevar adelante los casos que se presentan y deben ser atendidos con celeridad. Asimismo, no está demás pensar que de manera interna el Órgano Judicial puede todavía remediar problemas y recuperar el tiempo perdido en ciertos hechos, así su funcionamiento será como una guía para las próximas gestiones de magistrados elegidos por voto.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia