La Gaceta Jurídica

Máquinas de juego

…el decreto podría contemplar puntos específicos que garanticen que esos materiales no sean reutilizados de manera irregular por otras personas que tengan acceso a ellos, es decir que deben quedar inutilizados de manera permanente o desmantelados de forma que no se pueda volverlos a armar.

La Gaceta Jurídica

00:00 / 01 de febrero de 2013

Según datos recientemente publicados, en depósitos de la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (aj) se encuentran bajo custodia 7.075 máquinas electrónicas de juegos de azar que fueron incautadas en operativos en centros de diversión que funcionaban de manera ilegal.

En palabras del director de esta institución, Mario Cazón, las máquinas estaban instaladas sin licencia de funcionamiento, además de que se encuentran programadas para que sólo su propietario tenga beneficios económicos, es decir que también representaban el delito de estafa y no sólo de vulneración de permisos.

La información no señala desde cuándo se tiene esas máquinas en esas dependencias, pero indica que “en lo que va del año la aj intervino 43 salas clandestinas y se decomisó alrededor de 385 máquinas que operaban sin licencia de funcionamiento en distintas regiones del país”. Lo que hace suponer que esas más de 7.000 no son de más de dos años de operaciones de control, pues, sólo en enero de 2013 se habría incautado casi cuatro centenares y de casi medio centenar de salones ilegales.

En todo caso, estas últimas cifras son elocuentes, las casas de juego ilícitas son muchas en el país y persisten en la instalación de estos artefactos, mientras que sólo dos empresas extranjeras estarían en este momento en la tramitación de permisos legítimos para emplazar dispositivos de ese tipo en el eje troncal de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Lo interesante del tema, más allá del control efectivo que se ejerce con el decomiso de los dispositivos de juego, es que la aj presentará en próximas semanas un proyecto de Decreto Supremo para que estos artefactos sean destruidos, lo que, de ser aprobado y emitido por el Órgano Ejecutivo, significará que los varios miles de máquinas acabarán como chatarra. En todo caso, el decreto podría contemplar puntos específicos que garanticen que esos materiales no sean reutilizados de manera irregular por otras personas que tengan acceso a ellos, es decir que deben quedar inutilizados de manera permanente o desmantelados de forma que no se pueda volverlos a armar.

Por otra parte, tal vez sea pertinente que algunas piezas electrónicas sirvan para el estudio en instituciones especializadas en esa materia. Por otra parte, sus partes planas podrían servir para la construcción de muebles y otros elementos en hogares y centros de adaptación o capacitación, ocupando la mano de obra de los propios internos o dependientes. Tal vez este instrumento legal, como es el decreto, deba analizar las partes componentes como vidrios, pantallas, cables, circuitos, pernos y tornillos, etc. y darles una utilidad en diferentes destinos, de tal modo que la chatarra generada no sea sólo basura o que no esté al alcance de manos oportunistas.

Mientras tanto, la aj deberá persistir en el trabajo que realiza, pues este tipo de “distracciones”, más allá de la ilegalidad que representan cuando funcionan sin permisos, tienen la particularidad de crear adicción en las personas que los frecuentan, lo que lleva a afectar el comportamiento dentro la familia y la sociedad con secuelas que son sobradamente comprobadas por experiencias en otros países, las cuales han sido recogidas en estudios psicológicos y sociológicos de carácter aleccionador.

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia