La Gaceta Jurídica

Matrices jurídicas y crisis judicial

La crisis del sistema judicial y la evidencia de que un ciclo y matriz jurídica se desmoronan constituye un axioma mayor en estos días. Como toda crisis es gestora de algo nuevo, por lo cual es menester analizar e interpretar este fenómeno desde una perspectiva ontológica y plural.

“Se debe cambiar la mentalidad colonial, unidisciplinaria, monista de juristas…” Foto: elmetronauta.blogspot.com

“Se debe cambiar la mentalidad colonial, unidisciplinaria, monista de juristas…” Foto: elmetronauta.blogspot.com

Boris Bernal Mansilla

00:00 / 25 de febrero de 2014

Ahora bien, así como entendemos que el socialismo y el capitalismo pertenecen a una visión y sistema antropocéntrico, el cual se  basa en la satisfacción sólo del ser humano como centro del todo.

En el campo jurídico los sistemas occidentales románico y anglosajón pertenecen a una matriz antropocéntrica donde el ser humano entra en lucha con sus congéneres y el medio que le rodea. “En un juicio se gana o se pierde”.

En ese contexto, el positivismo jurídico se constituye como expresión máxima del pensamiento occidental antropocéntrico; impregnando su visión en el ontos legal boliviano, reduciendo y limitando el estudio y práctica del Derecho a un solo campo.

Es así que hasta el día de hoy las ideas conservadoras se han perpetuado en su último reducto, el judicial. En palabras de Álvaro García Linera, “uno de los obstáculos internos es, sin duda, el sistema judicial, aún en poder de las antiguas fuerzas conservadoras, el poder judicial es la síntesis suprema de la corrupción como norma institucionalizada y del dogmatismo neoliberal, como lógica discursiva, lo que todavía permite la persistencia y reproducción de núcleos conservadores en el Estado” (1).

En síntesis, podemos decir que la justicia (2) y el sistema judicial de la matriz jurídica antropocéntrica están en crisis, agotadas y, por ende, ya no funcionan. Ahora, si la matriz está en crisis, ¿será una salida y remedio utilizar el mismo mal como plantean algunos legisladores y juristas?

Estas voces convergen en el diagnóstico y la aplicación urgente de una reingeniería del “Sistema de Administración” de este poder del Estado que constantemente se encuentra envuelto en hechos de corrupción, pugnas internas y retardación de justicia, planteando como salida la elaboración de leyes escritas más rígidas.

El presidente Evo Morales, al referirse a la crisis estructural que atraviesa  el sistema judicial, mencionó: “No sé si hay que hablar de una cumbre del pueblo, pueblo-Estado, para debatir seriamente el tema de la justicia boliviana; la justicia no se levanta, en vano vamos a aumentar plata para que la justicia pueda operar bien; si no cambian de mentalidad nuestros abogados y abogadas, creo que no pasará nada”  (3).

En la línea del primer mandatario, entonces el cambio viene por otro rumbo y por otra matriz jurídica, la cosmocéntrica.

La matriz jurídica cosmocéntrica está basada en que el ser humano es parte de un todo. Este paradigma tiene como centro a la vida misma. Todo ser tiene un valor intrínseco, no utilitario. La solidaridad y la cooperación son valores de este paradigma.

Esto es fundamental, porque si sentimos que pertenecemos a la vida se genera otra ética, “otro sistema judicial”. Entonces, se habla del respeto mutuo entre la naturaleza y el hombre y la complementariedad entre la colectividad humana, animales, plantas y otros que existen en la tierra.

Para que esa nueva matriz jurídica pueda desplegarse se debe cambiar la mentalidad colonial, unidisciplinaria, monista de juristas, legisladores y abogados. Para esto proponemos implementar:

1) La incorporación del estudio y análisis interdisciplinario en las mallas curriculares de las universidades y facultades de derecho, así como el estudio filológico y de las lenguas nativas. 2) La estructuración de sistemas  de diálogo y complementariedad entre iguales de los diversos sistemas jurídicos coexistentes dentro el territorio del Estado Plurinacional de Bolivia, en el marco de la interculturalidad y un pluralismo jurídico real.3) Por último, como postula Raúl Prada Alcoreza, “la formación en la concepción y gestión de la madre tierra. Ya que, en las transformaciones estructurales e institucionales, se requiere de la formación en la concepción y gestión de la madre tierra. Los derechos de la madre tierra, los derechos de los seres de la madre tierra, que forman parte de una nueva generación de derechos. Y, sobre todo, cumpliendo el artículo 8 de la Constitución Política del Estado que, como principios y valores, establece el Vivir Bien como horizonte civilizatorio, vivir bien que se entiende como armonía con la madre tierra, la comunidad, la sociedad y uno mismo” (4).

Notas

1. García Linera, Álvaro, “La Potencia Plebeya”, Ed. Clacso, 2010. 2. Justicia es la concepción que cada época, civilización  cultura tiene acerca del sentido de sus normas jurídicas. Nos referimos en este escrito de la justicia de la matriz antropocéntrica.3. Periódico La Razón Digital /ABI, La Paz, 12 de febrero de 2014.Titular: “Morales plantea cumbre ‘Pueblo-Estado’ para mejorar la justicia en Bolivia”. 4. Prada Alcoreza, Raúl, “Epistemología, Pluralismo y Descolonización”, 25 de abril de 2013, www.rebelion.org

Etiquetas

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia