La Gaceta Jurídica

  • La Gaceta Jurídica

Mirada en retrospectiva al Derecho Ambiental Internacional

La protección internacional del medio ambiente. Principales instrumentos jurídicos

Foto: diario.latercera.com

Foto: diario.latercera.com

La Gaceta Jurídica / Joao Domingos Víctor*, Yomisel Galindo Rodríguez, Alcides Antúnez Sánchez

00:00 / 01 de enero de 2013

En los primeros momentos de conformar este artículo por los autores se ha tenido como base los criterios generales en torno a las conceptualizaciones y clasificaciones de los elementos de apoyo a tema, resultando indispensable para la concreción de los objetivos trazados la revisión de algunas normas foráneas respecto a la regulación jurídica del medio ambiente, la actividad pesquera en general y la pesca ilícita en particular.

A la hora de analizar la manifestación de la protección del medio ambiente es preciso tener en cuenta la situación actual, las condiciones imperantes y, en alguna medida, la situación económica. Así, haremos referencia a la los instrumentos jurídicos medioambientales internacionales en general y respecto a la actividad pesquera en particular.

Como se ha manifestado se encuentran como antecedentes las Reglas de Helsinki sobre el uso de las aguas de los ríos internacionales en 1966 y las primeras declaraciones de principios relativos a la conservación del agua y prevención de la contaminación del aire establecida en el Consejo de Europa en 1968. Por otra parte, se encuentra el Tratado Jay del 19 de noviembre de 1794 entre Estados Unidos de América y la Gran Bretaña, que regulaba aspectos sobre alta mar, se suele mencionar a éste como el primer tratado internacional en materia del medio ambiente. La Conferencia de las Naciones Unidas de Estocolmo de fecha 3 de diciembre de 1968, tuvo una importancia extraordinaria en el desarrollo del Derecho Ambiental Internacional. Los principales instrumentos derivados de la Conferencia fueron los siguientes:

-Declaración de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano (Declaración de Estocolmo), constituyendo la Carta Magna del Derecho Ambiental Internacional (dai).

-Programa de las Naciones sobre el Medio Ambiente (pnuma). Teniendo como misión especial proveer orientación ejecutiva y actuar como instrumento catalizador para el desarrollo de los programas de cooperación internacional en materia ambiental.

A partir de la Conferencia de Estocolmo se produjo un desarrollo espectacular del dai, que se materializa en:-Instrumentos de naturaleza declarativa (jurídicamente no vinculantes).a)     Carta de derechos y deberes económicos de los Estados, diciembre de 1974 (1).b)     Principios de conducta en el ámbito de medio ambiente en materia de conservación y utilización armoniosa de los recursos naturales compartidos por dos o más Estados.c)     La Carta Mundial de la Naturaleza, adoptada por Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 28 de octubre de 1982 (2).

-Instrumentos jurídicamente vinculantes: tratados, convenios, internacionales, globales, regionales, bilaterales, etc., cuya regulación ha cubierto los distintos sectores del medio ambiente necesitados de protección (capa de ozono, contaminación de los mares y océanos, conservación de la naturaleza, control de los desechos, aguas dulces, y otros). Como consecuencia inmediata del éxito que alcanzó la Conferencia de Estocolmo, en diciembre de 1972 se emitió el pnuma. A partir de su creación, éste participó de manera muy activa y frecuente como órgano de la

Asamblea General de la onu en asuntos relativos a la regulación medioambiental internacional.Entre una u otra conferencia se realizaron tratados, acuerdos y convenios internacionales como:a) Tratado de Ginebra sobre la Contaminación del Aire Transfronterizo del 13 de noviembre de 1979, con tres protocolos: de 1985, de 1988 y de 1991.b) Tratado de Viena sobre la Protección de la Capa de Ozono de 22 de marzo de 1985, con su Protocolo de Montreal de 16 de septiembre de 1987.c)     Convención del Derecho del Mar de 10 de diciembre de 1982.d)  Acuerdos de la Organización Internacional de Energía Atómica, sobre Información y Asistencia en caso de Accidentes Nucleares de 26 de septiembre de 1986.e)     Convención de Basilea sobre el Control de Transporte Transfronterizo de Materias Peligrosas. Entre 3 al 14 de junio de 1992 se desarrolló en Brasil la conferencia de Río de Janeiro, conocida como Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo. Los resultados de la Conferencia se reflejaron en los siguientes documentos:

-”Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo”. Reafirmó la Declaración de Estocolmo y tratándose de basarse en ella proclamó 27 principios. Como resultado de la Conferencia de Naciones Unidas de Río de Janeiro sobre medio ambiente y Desarrollo, que tuvo verificativo entre el 3 y el 14 de junio de 1992, fueron concluidos cinco documentos:a)     Declaración de Río de Janeiro.b)     Principios Generales de la Conservación de los Bosques.c)     Agenda 21.d)     Convención sobre Cambio Climático.e)     Convenio sobre la Diversidad Biológica.

Los tres primeros documentos no contienen disposiciones obligatorias, sólo obligaciones político-morales; en cambio, los dos últimos son realmente auténticos tratados internacionales. Tanto en la Declaración de Río como en la Agenda 21, se regula a detalle las características y alcances de un principio que desde hace algún tiempo viene cobrando una significación importante en el derecho ambiental, nos referimos al principio de “desarrollo sustentable”.

Por su parte, la Declaración de Río prevé algunos principios que se desarrollan en el último tiempo en el Derecho Ambiental (da). Estos se referían a la participación directa de la ciudadanía en la discusión de la problemática ambiental; el examen del impacto ambiental de los contratos privados y públicos y la previsión.

Por otra parte, se hizo el primer Tratado Ballenero Internacional, firmado en Ginebra el 24 de septiembre de 1931, entró en vigor el 16 de enero de 1935. El cual prohibía la caza indiscriminada de ballenas. El Tratado para la Reglamentación de la Pesca de Salmónidos en la Cuenca del Rin, firmado en Berlín en el año 1885.

No han sido poco los esfuerzos de un grupo de países por proteger el medio ambiente desde el ámbito nacional e internacional. Sin embargo, no se ha podido frenar cuestiones tan elementales como la pesca ilícita e indiscriminada que afecta desde varias dimensiones a la población, pues los resultados atentan contra todas las especies que dependen de su existencia, incluyendo a los humanos.La actividad pesquera. Sus impactos medioambientalesUna vez analizados los aspectos relacionados con el medio ambiente y en especial el DA y el DAI, concierne particularizar lo relacionado con la actividad pesquera, su conceptualización, clasificación en general y la pesca ilícita en particular, constituyendo esta última el objeto central de la investigación. Los problemas medioambientales constituyen hoy una prioridad para todos, sin embargo, no todos estamos en la mejor disposición de ayudar.

Con independencia de los problemas declarados como problemas medioambientales, existen otros que afectan directamente los ecosistemas, dañan irremediablemente a la naturaleza y son nada más y nada menos que el resultado del actuar negligente, ambicioso y desmesurado del hombre; teniendo como único fin enriquecerse a costa de la vida del planeta y la suya propia. Entre las acciones más frecuentes llevadas a cabo por el individuo sobre la naturaleza se encuentra la pesca. Esta actividad es considerada sin lugar a dudas entre las más antiguas.

Tan importante era en su momento que constituyó una de las fuentes primarias de alimentación. Sin embargo, la exactitud del primer momento en que fue realizada será siempre un enigma. Se cuenta que el primer acto apareció en Japón en los primeros siglos de la era actual; siendo protagonista la emperatriz Zingo quien elaboró un anzuelo con una aguja, utilizó granos de arroz como cebo y con un hilo de uno de sus trajes confeccionó la cuerda con la que lo amarró a una larga vara y capturó una trucha en uno de los ríos cercanos.

Por otro lado, existen documentos chinos antiguos con relatos sobre la pesca como una actividad recreativa (3). En sus inicios la pesca tenía características similares a la caza, se circunscribía a recolectar pequeños peces, conchas, cangrejos y cualquier otra especie proveniente del mar, que sirviera de alimento. Más tarde se incorporaron instrumentos utilizados para cazar: arco, flecha, lanza, cuchillo de piedra, redes y vías de transporte, como canoas, que posibilitaban la pesca en las aguas poco, mediana y profundas de ríos y mares; quedando para las mujeres y los niños el acto de la recolección.

El arte de la hechicería desempeñó gran papel por las inscripciones rústicas. Los ritos religiosos, sacrificios y la consagración a los dioses fueron piezas claves en la conservación de determinadas especies, así como su protección.

Ejemplo de ello son los grabados en piedra del Halibut, en Stavanger, Noruega. “Se puede afirmar aún hoy, ya sea a nivel industrial o de forma artesanal, que la pesca es una de las principales actividades económicas del mundo” (4). El Diccionario Larousse la define como la acción de pescar, oficio del pescador, lo que se ha pescado (5). Asimismo, es considerada la acción de coger o sacar de su medio natural animales acuáticos (6). Con los años, han resultado variadas las formas y condiciones de la actividad y más aún los motivos por los cuales se realiza. Es necesario tener en cuenta alguna de las clasificaciones más relevantes según la doctrina. De acuerdo con lo dicho, la pesca puede ser clasificada en (7):

Según el medio acuático en el cual se opera en:-    Fluvial. Se efectúa en ríos y cursos de agua naturales o artificiales;-    Lacustre. En lagos, lagunas, esteros y embalses naturales o artificiales;-    Marítima. En el mar.

Según su finalidad:-    De investigación. Pesca extractiva sin fines comerciales, de carácter exploratorio, prospectivo o experimental;-    Comercial. Pesca extractiva con fines comerciales;-    Deportiva. Actividad pesquera individual o personal sin fines de lucro y con finalidad deportiva o recreativa;-    De subsistencia. Pesca sin fines de lucro y destinada a proveer de alimento a quien la realiza y a su familia.

Según escala o magnitud de las actividades:-    Pesca artesanal. Es comercial en pequeña escala, emplea embarcaciones cuyo Tonelaje de Registro Bruto (trb) no excede las 10 toneladas. Utiliza técnicas tradicionales, sin desarrollo tecnológico. Suele estar destinada al autoconsumo, aunque una pequeña parte puede destinarse a la comercialización;-    Pesca industrial. De captura y operaciones conexas realizadas por buques pesqueros mayores de 10 trb. Su objetivo es obtener gran número de capturas con grandes embarcaciones y requiere infraestructura portuaria apropiada para desembarcar y distribuir el pescado.Otros tipos de pesca:-    Submarina. Es similar a la caza, ya que el pescador debe perseguir a la presa hasta atraparla. Las otras técnicas de pesca, en cambio, suelen funcionar mediante el engaño; -    Deportiva. Se lleva a cabo por ocio o competición. Es habitual que, este caso, los ejemplares capturados se devuelvan al agua sin que el pez sufra daño alguno;-    De captura. Cosecha la población silvestre. Los métodos principales utilizados en este tipo de pesca son:a) capturar activamente peces o crustáceos en una red (barredera, jábega) o trampa;b) atrapar en red (vertical, rastrera y trasmallo); o,c) pescar con anzuelo y cordel (caña de pescar, cordel largo).

Los pescadores de captura operan en aguas marinas, dulces y salobres e incluyen empresas comerciales muy grandes y pescadores artesanales en pequeña escaña.-La pesca de cultivo (de agua marina, salobre y dulce, y maricultura, etc.): contempla el manejo de los recursos de tal modo que se aumente la producción de pescado más allá de lo que normalmente se pueda obtener de la población silvestre. La piscicultura emplea concentraciones de peces o crustáceos, más amplias, criándolos en piscinas; conteniéndolos en las áreas que son productivas, naturalmente, utilizando jaulas, corrales o redes; proporcionado las estructuras para que puedan sujetarse los animales no móviles e introduciéndolos al hábitat natural;-    Pesca de arrastre es la que se realiza arrastrando las redes en el fondo de los mares;-    Pesca costera o litoral, se efectúa con embarcaciones de tamaño medio a una distancia máxima de 60 millas del litoral;-    Pesca de altura, se efectúa en aguas lejanas al litoral.Impactos ambientales producidos como consecuencia de la pesca de captura, a la rastra y de cultivoAparentemente, no se concibe efectos negativos por el mero hecho de realizar una actividad tan antigua como la existencia humana. No obstante, actuar indolente crea situaciones no deseadas para quien la realiza. Se ha considerado que la pesca experimentó un incremento a partir de la segunda guerra mundial, siendo el pescado uno de los productos más demandados para el consumo humano y la alimentación animal. Tal situación obligó al manejo de nuevos recursos para llevar a cabo la actividad y la necesidad de la utilización de nuevas tecnologías que hicieran posible aumentar la pesca.

Se estima que la demanda se acerca a los límites de la producción, motivos por los cuales la existencia de muchos recursos pesqueros está sufriendo deterioro. La pesca excesiva trae como consecuencia el agotamiento de poblaciones y la pérdida de especies; las otras actividades humanas influyen en la productividad de la pesca en los sistemas de agua dulce, salobre y salada.

Una de las variantes empleadas en la actividad pesquera que produce serios daños al medio ambiente es la conocida como pesca de captura. “El manejo y control de la calidad de las aguas es uno de los problemas asociados a la contaminación ambiental, el cual requiere la utilización de métodos y técnicas de avanzada que sean capaces de dar una repuesta rápida y eficaz sobre el estado de esos recursos, su posible uso, su evolución al cabo del tiempo y que permitan tomar medidas para preservar su calidad y evitar su deterioro” (8).

Uno de los principales efectos ecológicos negativos directos producidos por la pesca de captura es la explotación excesiva. La pesca indiscriminada no sólo degrada la población de los peces objetivos, cambiando su tamaño y estructura, sino que también afecta un sinnúmero de especies, de las cuales depende su existencia en relación con la cadena de alimentos. Además, el uso de equipos y prácticas de pesca que no atrapan exclusivamente la especie deseada, que destruye el hábitat, perjudica y mata las especies.

Por su parte, la pesca a la rastra constituye una variante de especial preocupación. En esta tipología se utiliza un método que, si bien es efectivo para realizar una pesca rápida y abundante, también resulta perjudicial para la salud del medio ambiente. Arrastrar las redes en el fondo del mar es un crimen contra la naturaleza, si tenemos en cuenta el daño que produce no sólo a aquellas especies capturadas no deseadas, sino al medio acuático como tal, destruyendo los ecosistemas.

Por otro lado, los daños trascendentales que las anclas y los buzos causan a los arrecifes de coral pueden atrapar y matar peces innecesariamente (esto se conoce como “pesca fantasma”). Esta casi universalmente prohibido emplear explosivos y venenos, pero algunos pescadores todavía los utilizan sin la debida conciencia ambiental. Estas prácticas destruyen los hábitats de los animales acuáticos.

Como resultado de este tipo de pesca se intensifica el riesgo de la contaminación de petróleo y combustible, a causa de los derrames casuales. Por último, y no menos perjudicial, está la pesca de cultivo, que cría peces en piscinas, produce daños ambientales por lo que merece especial atención. Cuando se manipula los ecosistemas naturales, se produce serios impactos ambientales, inclusive mayores que los que puede producir la pesca de captura.

Si bien el hecho de arrastrar sobre el suelo marino redes u otros instrumentos provoca severos daños al ecosistema destruyendo todo lo que se encuentra a su paso sin importar si es o no la especie deseada, la pesca de cultivo con características diferentes no es menos dañina. Puede ocasionar la destrucción de los ecosistemas y afectar seriamente las áreas costeras como pantanos, mangles y otras vulnerables a los cambios derivados de la actividad humana.

Para este tipo de pesca son utilizadas grandes extensiones de tierra, y son manejadas sobre todo aquellas consideradas de menos importancia para la producción y que, por lo tanto, no son de interés para la economía local. Estas variaciones realizadas por los humanos para asegurar especies determinadas necesitan cambios en el medio natural. Como consecuencia, se desvía ríos de mayor o menor tamaño para que las piscinas puedan mantenerse estables y condicionadas para hacer efectiva la vida de la especie. Esto implica una afectación de las fuentes usuales de agua saludable para el consumo humano o animal.

No sólo el agua desviada para las piscinas es considerada perjudicial para los ecosistemas cercanos, puede significar para la población animal y vegetal pérdida del preciado líquido, sino que las aguas desechadas por las piscinas provocan contaminación de los medios acuáticos, dependiendo del grado de contaminación que posean las aguas excluidas de los reservorios. Para este tipo de pesca se necesita ciertos métodos e instrumentos para hacerla efectiva, al menos en lo que a producción se refiere, pues de esto depende el éxito buscado para aumentar la situación alimentaria y económica. Es por ello que la utilización de productos químicos y fertilizantes, además de la inclusión de alimentos y posibilidad de renovación del agua, determinará la calidad de ésta y el grado de contaminación que puede producirse.

Por último se encuentra la introducción de otras especies al hábitat. Esta acción es de las más criticadas a este tipo de actividad. Para nadie es un secreto lo que constituye para un ecosistema la aparición de una especie animal o vegetal y más aún lo que representa para esa especie adaptarse a condiciones distintas a las que realmente pertenece. En algunos lugares se ha tenido resultados positivos, sin embargo, en la gran mayoría los resultados han sido mucho menos exitosos que los esperados y su efecto ha sido para lamentarse.

Es inminente el riesgo de provocar competencia con las especies nativas o conducta predatoria contra ellas. La introducción de especies exóticas no significa aumento de la productividad de la pesca, por el contrario, causa pérdida neta de producción, reduciendo las poblaciones de las especies nativas. Además, las especies exóticas introducen enfermedades y parásitos al ambiente acuático local. Sin duda, la piscicultura tiene el mayor potencial para aumentar la producción, pero existen muchos problemas ambientales a tener en cuenta para proteger las especies, algo aún en el tintero de los actores responsables.

Estos impactos atentan contra las operaciones de pesca tradicional y comercial, así como la actividad recreativa y el turismo. La contaminación procedente de las áreas industriales, urbanas y agrícolas, el uso de la tierra en las cuencas hidrográficas y el manejo de las aguas, son factores que están ejerciendo impactos negativos en la pesca. La pesca de captura, de rastra y cultivo son las formas que más se utilizan (9). Como ha podido apreciarse la actividad pesquera aún y cuando es autorizada por los gobiernos que, en algunos casos son los promotores de llevarla a cabo, produce daños al medio ambiente cuando no es realizada y controlada debidamente.Continuará

Notas1. FERNÁNDEZ-RUBIO LEGRA, Dr. C. Ángel, Instrumentos Jurídicos Internacionales, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, Cuba, 1991, Tomo II, pp. 605-620.2. FERNÁNDEZ-RUBIO LEGRA, Dr. C Ángel, ob. cit., pp. 38-44.3. http://www.amarre.com/html/deportes/historia/pesca/index. php. 4. http://www.maestropescador.com/Arte_pesca/Historia_pesca.html5. Diccionario Pequeño Larousse Ilustrado. Ministerio de Educación Edición Revolucionaria. Ediciones de los años 1968, 1995.6. http://wwwjurisblogeducativo.blogspot.com/2008/09/principios-generales-delderecho.html. 7. http://www.rianet.com.ar/index.php/generalidades/1962-clasificacion-de-la-pesca-y-la-caza-acuatica. 8. Díaz, Delegado, J. Carlos, Ecología y Sociedad, Estudios editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1999.9. http://www.acader.unc.edu.ar.

Ediciones anteriores

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30

Suplementos

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisamaña (Zona Sur) - La Paz, Bolivia